Traje biónico llega a México

Un centro de rehabilitación lo trajo para ayudar a pacientes con discapacidad motriz

COMPARTIR 
04/12/2013 04:45 Claudia Ocaranza
El dispositivo ayuda a los pacientes a sostener desde la espalada a los pies. Foto: Quetzalli González / Imagen tomada de: http://eksobionics.com
El dispositivo ayuda a los pacientes a sostener desde la espalada a los pies. Foto: Quetzalli González / Imagen tomada de: http://eksobionics.com

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de diciembre.- Ana Laura Ramírez tuvo un accidente automovilístico hace tres años, del cual recuerda poco, pero las secuelas son permanentes. La lesión medular le causó discapacidad motriz y no pudo volver a ponerse en pie hasta hace tres meses, cuando comenzó a aprovechar una tecnología de apoyo creada con fines militares en Estados Unidos.

Se trata del Ekso Esqueleto, un aparato que da soporte para que pacientes con discapacidad motriz puedan caminar y desplazarse distancias cortas. Con una especie de arnés que rodea el torso y la cintura y con soportes rectos en cada pierna, el aparato carga el peso de la persona y reacciona a sus movimientos.

En la naturaleza, arañas y crustáceos están dotados con  exoesqueleto, que es la superficie que recubre todo su cuerpo.

Pesa 20 kilos y es adaptable a personas que midan de 1.60 a 1.90 metros; el equipo puede cargar hasta 100 kilos y funciona con motores ubicados en los costados a la altura de la cadera y las rodillas, además de sensores en las plantas de los pies”, dijo a Excélsior Marco Antonio Ireta, sicoterapeuta del Centro de Evaluación y Rehabilitación Biónica y Robótica que trae el Ekso Esqueleto por primera vez a México, donde, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al cierre de 2012 había 5.4 millones de discapacitados motrices. 

El usuario sólo debe balancearse para que un sensor envíe la señal a los motores y éstos se muevan para ayudarlo a dar el paso. 

Detrás de la tecnología, están las posibilidades que un equipo como éste puede brindar a personas que creían que nunca iban a volver a caminar. “Ya llevo tres meses continuos utilizándolo, me siento muy contenta, me ha ayudado muchísimo y espero que en dos meses tenga control completo del aparato”, dijo a Excélsior Ramírez, quien por ahora es la única paciente de Clínica Cerebro que utiliza el dispositivo.

Tecnología en camino

Debido a la complejidad, y a la escasez de estos equipos –sólo hay 24 en el mundo–, fabricados por la empresa estadunidense Ekso Bionics, el costo del dispositivo ronda los 200 mil dólares. “En la medida que esto vaya creciendo, nuestra expectativa es que más personas tengan acceso”

El esqueleto externo ayuda a fortalecer el tono muscular, mejora la circulación, procesos digestivos y linfáticos, pues pone a la persona en movimiento por un máximo de cinco horas continuas, el tiempo que dura la batería.

Personas con esclerosis múltiple, Parkinson y lesiones medulares, entre otros padecimientos, pueden aprovechar el avance tecnológico; sin embargo, para lesiones medulares permanentes solamente suple la función de caminar, no sana el padecimiento.

Ese es el caso de Ramírez, de 29 años, quien actualmente usa muletas y todavía necesita ayuda del terapeuta para moverse con el Ekso Esqueleto, que también tiene sus limitaciones: no puede subir pendientes de más de dos por ciento y sólo se puede usar en zonas sólidas, secas y planas, a pesar de que en los pies tiene almohadillas que ayudan a que la persona no resbale, sin embargo son más los beneficios.

Otras funciones

Para Ramírez el proceso no ha sido fácil, pero asistir dos veces por semana dos horas a la clínica para usar el aparato es la mejor opción que ha encontrado para recuperar
movilidad e independencia después de su accidente, incluso planea adquirir un aparato, con ayuda de financiamientos, para poder ir a trabajar con él.

En el caso en que los pacientes no puedan mover la parte superior, sostener el bastón o muletas, o inclinar su cuerpo para distribuir el peso y activar el Ekso Esqueleto, existe un control que puede ser manipulado por otra persona, para indicar los pasos y las distancias.

Ekso Esqueleto puede no ser para todos, por lo que la clínica realiza una evaluación general del paciente, y un estudio socioeconómico para determinar el costo de la terapia, que ronda entre los mil 500 y dos mil pesos por cada sesión.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios