ISIS ejecuta a soldados y crucifica a árabes en Siria

El grupo islamista mostró en Twitter el asesinato de 160 militares en el desierto; la ONU también denunció que mujeres de una tribu fueron vendidas en Irak

COMPARTIR 
29/08/2014 07:27 AFP, Notimex, DPA y EFE

DAMASCO, 29 de agosto.– Los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ejecutaron a 160 soldados en el norte de Siria y decapitaron y crucificaron a miembros de la tribu árabe Al-Sheitaat.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Gran Bretaña y con informantes en territorio sirio, informó que “el ISIS ha ejecutado entre ayer (miércoles) y la madrugada de hoy (jueves) a más de 160 soldados sirios en tres lugares distintos de la provincia de Raqa, en el norte
de Siria”.

Según esta fuente, los soldados fueron capturados durante la toma de la base, y del aeropuerto militar de Tabqa el domingo. También cuando huían de este aeropuerto el miércoles por la noche hacia la localidad de Esraya, en la provincia de Hama, en manos del régimen del presidente sirio, Bashar al-Assad, precisó.

El OSDH afirmó que mil 400 soldados defendían la base de Tabqa, conquistada el domingo por ISIS. Casi 200 soldados murieron durante los combates y unos 700 lograron llegar a sectores controlados por
el régimen sirio.

De los 500 restantes, algunos están escondidos y varias decenas fueron capturados el miércoles por la noche cuando intentaban huir a una zona controlada por el régimen.

El ISIS aseguró en la red social Twitter haber matado a 200 soldados derrotados y publicó un video en el que se ve a jóvenes en ropa interior caminando descalzos por una carretera y flanqueados por yihadistas armados. “Estado Islámico”, gritan unos, a lo que otros responden “es inmutable”. Luego se pueden ver cadáveres
amontonados.

Por otra parte, la ONU denunció ayer que milicianos de este grupo decapitan y crucifican a miembros de la tribu árabe Al-Sheitaat, también en Siria.

En una sesión en el Consejo de Seguridad, la subsecretaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la coordinación de asuntos humanitarios, Kyung-wha Kang, indicó que mujeres de esa tribu, asentada en la comunidad de Deir-Ez-Zor, fueron vendidas por el ISIS en los mercados de Irak.

“Fuentes de la comunidad reportan que hasta 700 miembros de la tribu árabe Al-Sheitaat, a quienes el ISIS acusa de apostasía, han sido muertos o secuestrados en las pasadas dos semanas, algunos decapitados o crucificados”,
sostuvo Kang.

La funcionaria de la ONU destacó que el avance del ISIS en Siria ha llevado los niveles de violencia contra los civiles que no tienen protección “a nuevos niveles”, y que el grupo comete “horripilantes atrocidades” contra aquellos que se oponen a su gobierno.

Consideró que el cálculo oficial de la ONU de 191 mil muertos desde que comenzó la violencia en ese país, en marzo de 2011, está probablemente muy por debajo de la cifra real de víctimas fatales.

El análisis ofrecido por Kang se dio un día después de que un informe de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria, presentado en Ginebra, asentó que el ISIS cometió crímenes de guerra y es una amenaza para la estabilidad de Oriente Medio y la seguridad internacional.

Además, según Naciones Unidas, miles de personas de Amerli, en el norte de Irak, en su mayoría chiitas turcomanos, se encuentran en peligro tanto por su fe, que los yihadistas consideran una herejía, como por el asedio desde hace dos meses de los insurgentes.

Incendian campo petrolero

En el norte de Irak, yihadistas incendiaron un campo petrolero que controlaban, antes de retirarse ante una ofensiva de los kurdos apoyada por aviones de Estados Unidos e Irak.

Según el sitio web de noticias Al Mada, combatientes peshmerga quieren tomar Zumar, ubicada a unos 70 kilómetros al noroeste de la ciudad de Mosul. La localidad está en manos de ISIS desde principios de agosto.

Zumar se encuentra cerca de dos campos petroleros también son controlados por los yihadistas. Los peshmergas reconquistaron hace unos 10 días el gran dique de Mosul, al este de Zumar.  El Pentágono confirmó los ataques cerca de la presa de Mosul.

 

Obama, sin estrategia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer que todavía no tiene una estrategia definida para combatir al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Siria, y señaló que su secretario de Estado, John Kerry, viajará a Oriente Medio para consolidar una coalición regional contra los yihadistas.

“Todavía no tenemos una estrategia (respecto al ISIS en Siria)”, informó Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, donde subrayó que las opciones militares que ha pedido al Pentágono “se centran principalmente en asegurarnos de que el ISIS no tome las riendas de Irak”.

Obama dijo que pidió al secretario de Defensa, Chuck Hagel, y al jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey, preparar opciones militares para combatir al ISIS, y se reuniría ayer con ellos y con el resto de su Consejo de Seguridad Nacional, aunque al cierre de esta edición no se había informado sobre alguna decisión.

“Tenemos que asegurarnos de que tenemos planes claros y los estamos desarrollando”, subrayó.

Al preguntarle por la posibilidad de que la operación estadunidense contra el ISIS ayude al líder sirio, Bashar al-Assad, a mantenerse en el poder, Obama subrayó que “la opinión internacional” es que ese presidente “ha perdido toda legitimidad”.

“Seguiremos apoyando a la oposición moderada dentro de Siria en parte porque tenemos que dar a la gente del país una opción que no sea el ISIS ni Al-Assad”, indicó.

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, dijo que “Al-Assad no puede ser socio de la lucha contra el terrorismo, es el aliado objetivo de los yihadistas”.

–EFE y AFP

 

Comentarios

Lo que pasa en la red