Enfrenta posible cadena perpetua por detenerse para salvar a patos

La defensora de los animales Emma Czornobaj, quien se detuvo en el carril de alta velocidad para salvar a unos patos causando la muerte de dos motociclistas, podría ser sentenciada a la pena máxima

COMPARTIR 
21/06/2014 15:42 Redacción
Emma Czornobaj podría enfrentar la cadena perpetua por detenerse en una autopista para salvar a unos patos y causar la muerte de un motociclista y su hija. FOTO: Especial
Emma Czornobaj podría enfrentar la cadena perpetua por detenerse en una autopista para salvar a unos patos y causar la muerte de un motociclista y su hija. FOTO: Especial

MONTREAL, 21 de junio.- Una mujer canadiense que detuvo su auto en una autopista para ayudar a un grupo de patos fue encontrada este viernes culpable de causar la muerte de un motociclista y su hija que se impactaron contra su auto.

Emma Czornobaj fue declarada culpable por un jurado de negligencia criminal que causó una muerte, un cargo que lleva una pena máxima de cadena perpetua; así como dos cargos de conducción peligrosa que causa una muerte, un cargo que tiene una pena máxima de 14 años en prisión.

La mujer de 25 años fue acusada de las muertes de Andre Roy, de 50 años, y de su hija Jessie de 16 años.

La mujer estalló en llanto este viernes cuando fue leído el veredicto en una corte llena en Montreal, Quebec. La jueza Eliane Perreault dijo que los 12 miembros del jurado habían llegado a dicho veredicto de forma unánime.

Czornobaj fue liberada a la espera de una audiencia previa a la sentencia el próximo 8 de agosto.

La motocicleta de Roy se estrelló contra el auto de Czornobaj, que se detuvo en el carril de alta velocidad en una autopista al sur de Montreal en el 2010.

Czornobaj, quien se autodenominó amante de los animales, dijo a la corte que no veía por ningún lado a la mamá pato, por lo que planeaba capturar a los patitos y llevarlos a su casa.

El abogado de la mujer dijo que su clienta estaba conmocionada por la decisión del jurado, que calificó como "criminal" la conducta de la mujer.

Pauline Volikakis, cuyo esposo e hija murieron, intentó no llorar cuando dejó la corte este viernes.

No quiero una desfortuna para nadie", dijo la viuda. "Es tiempo de dejar todo atrás. Esto no devolverá a mis seres amados".

La fiscal Annie-Claude Chasse, en tanto, envió un mensaje a los automovilistas.

Lo que esperamos es que este sea un claro mensaje enviado a la sociedad, que no se detengan en una autopista  a causa de animales. No vale la pena".

rja

Relacionadas

Comentarios