Espionaje facial; ni las selfies se salvan de la NSA

La agencia toma las imágenes de redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto y videoconferencias, y las usa en programas de reconocimiento facial

COMPARTIR 
02/06/2014 06:08 EFE, DPA y AFP

NUEVA YORK, 2 de junio.– La Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos recopila cada día millones de fotos personales interceptadas en comunicaciones electrónicas que luego utiliza en sofisticados programas de reconocimiento facial, según documentos secretos publicados ayer por el diario The New York Times.

Los servicios secretos estadunidenses confían en esas tecnologías para analizar los “millones de fotografías” que obtienen cada día a través del espionaje de correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales, videoconferencias y otras comunicaciones.

Del total de imágenes recolectadas diariamente, unas 55 mil tienen calidad suficiente para utilizar las técnicas de reconocimiento facial, según documentos de 2011 filtrados por el extécnico de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Edward Snowden.

Tras años centrándose en comunicaciones escritas y orales, la NSA da ahora la misma importancia a fotografías de rostros, huellas digitales y otros tipos de imágenes en sus operaciones, asegura la información de The New York Times.

“No estamos sólo detrás de las comunicaciones tradicionales: se trata de buscar todo un arsenal que explote digitalmente las pistas que un objetivo deja tras de sí en sus actividades habituales en la red para recopilar datos biográficos y biométricos”, señala uno de los documentos secretos.

El uso de las tecnologías de reconocimiento facial por parte de la NSA se ha acelerado bajo la presidencia de Barack Obama, en especial tras el intento de atentado en un vuelo con destino a Detroit en la Navidad de 2009 y el frustrado ataque con un coche bomba registrado unos meses después en la neoyorquina Times Square, según la información.

Una portavoz de la agencia consultada por The New York Times aseguró que la NSA trata continuamente para mejorar sus actividades de inteligencia, pero subrayó que los servicios secretos no tienen acceso a las bases de datos en las que se recopilan las fotos de permisos de conducir y pasaportes de ciudadanos estadunidenses.

Sin embargo, declinó decir si eso ocurre con los archivos del Departamento de Estado que contienen fotografías de extranjeros que solicitan visados para entrar en el país.

Problemas con las barbas

El principal software de reconocimiento de rostros de la NSA se llama “Tundra Freeze”.

Además, la NSA también saca provecho de programas comerciales, como el de la firma PittPatt, que pertenece a Google.

En el caso del primer programa, puede reconocer a una persona en un documento incluso con el pelo rapado.

Sin embargo, las barbas siguen confundiendo al programa, se indica en otra parte del texto.

La NSA tiene capacidad para comparar fotos tomadas al aire libre con tomas satelitales para establecer exactamente dónde se hizo la instantánea.

En un documento se pone como ejemplo fotos de varios hombres que parecen estar de vacaciones, pero que según el mapa satelital en realidad están en un campo de entrenamiento para extremistas en Pakistán.

Los programas de reconocimiento de rostros son muy cuestionados por los defensores de la esfera privada, que temen que se produzcan masivas violaciones de los derechos a la privacidad si las personas pueden ser identificadas en cualquier parte.

Según The New York Times, ni las leyes de privacidad ni las leyes de vigilancia de Estados Unidos proporcionan protecciones específicas para imágenes faciales.

De hecho, las empresas tecnológicas actúan con cautela, y por ejemplo Google no incluirá este tipo de software en sus gafas Google Glass.

Sin embargo, ya es posible identificar a conocidos en los programas de edición fotográfica, y en Estados Unidos Facebook tiene una función que permite marcar automáticamente a los amigos en las fotos subidas a la red. En Europa esta función fue retirada por la protesta de las organizaciones de protección de datos.

Chuck Hagel espera reinicio del diálogo con los talibán

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, expresó ayer su esperanza de que la liberación del sargento estadunidense Bowe Bergdahl lleve a una “nueva apertura” para negociaciones directas con los talibán.

En una entrevista con la cadena NBC desde la base aérea de Bagram, en Afganistán, Hagel dijo que Estados Unidos se embarcó anteriormente en conversaciones con los talibán, hasta que se rompieron en 2012.

“Ellos rompieron las negociaciones, y desde entonces no tenemos ninguna relación formal”, dijo.

“Así que tal vez esto sea una nueva apertura que pueda conducir a un acuerdo”, agregó.

La visita de Hagel también tiene lugar después de que el presidente Barack Obama anunció que retirará a todos sus efectivos del país, salvo a diez mil, para finales de año.

Obama visitó hace una semana la misma base Bagram a la que llegó Hagel.

El secretario declaró que desea escuchar sobre las acciones emprendidas por los afganos y sobre las mejoras a la fuerza aérea afgana. También desea saber más sobre la capacidad del gobierno para sostener y equipar sus fuerzas.

Aunque los comandantes afirman que los afganos tienen capacidad para combatir, hay preocupaciones sobre la capacidad del gobierno para garantizar a los efectivos el suministro necesario de comida, combustible, armas y otro equipo.

“Estoy seguro que podrán valerse por ellos mismos”, declaró Hagel.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red