El estado de Tennessee reinstaura la silla eléctrica para ejecuciones

El estado aplicará la medida si es difícil conseguir las sustancias necesarias para preparar el coctel de una inyección letal

COMPARTIR 
22/05/2014 21:55 AP
Tennessee aplicará la silla electrica si es estado no puede conseguir las sustancias para la inyección letal. FOTO: Tim Menzies
Tennessee aplicará la silla electrica si es estado no puede conseguir las sustancias para la inyección letal. FOTO: Tim Menzies

NASHVILLE, Tennessee, 22 de mayo.- El gobernador de Tennessee, Bill Haslam, firmó una ley que permite al estado ejecutar reos en la silla eléctrica si las autoridades no pueden conseguir las sustancias necesarias para la inyección letal.

Un portavoz de Haslam confirmó a este jueves por la noche que el gobernador republicano firmó la medida, pero no dio más información.

Richard Dieter, el director ejecutivo del Centro de Información de la Pena de Muerte dijo que Tennessee es el primer estado en aprobar una ley que reintroduce la silla eléctrica sin darles a los prisioneros otra opción.

Hay otros estados que permiten a los prisioneros escoger, pero es un muy diferente asunto que un estado imponga un método como la electrocución”, dijo. “Ningún otro estado ha ido tan lejos”.

Los estados han comenzado a quedarse sin drogas utilizadas para ejecutar a prisioneros luego de un boicot europeo a las ventas a las prisiones.

El senador estatal republicano Ken Yager, uno de los principales promotores de la ley, dijo en una entrevista reciente que presentó la ley por una "preocupación real de que nos podamos encontrar en una posición en la que los químicos no estén disponibles para nosotros y que no podamos llevar a cabo las sentencias".

Una encuesta dada a conocer por la Universidad de Vanderbilt esta semana mostró que el 56% de los votantes del estado de Tennessee apoyan el uso de la silla eléctrica, mientras que el 37% están contra ella.

La ley que estaba vigente hasta este jueves daba a quienes cometieron crímenes antes de 1999 de que eligieran entre si querían morir mediante la silla eléctrica o por medio de la inyección letal. El último prisionero que fue electrocutado fue Daryl Holton, un veterano de la Guerra del Golfo que mató a sus tres hijos y a su hijastra con un rifle de alto poder en Shelbyville en 1997. Él mismo pidió morir mediante ese método en 2007.

Dieter dice que espera impugnaciones en los tribunales si el estado decide ejecutar a alguien en la silla eléctrica.

rja

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red