Vaticano niega investigación a Tarcisio Bertone

Aclaran que no hay averiguación alguna sobre el cardenal respecto a un posible desvío de fondos

COMPARTIR 
21/05/2014 10:15 EFE
Tarcisio Bertone ha sido objeto de críticas por sus errores administrativos durante el pontificado de Benedicto XVI. Foto: Reuters

CIUDAD DEL VATICANO, 21 de mayo.— El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, desmintió ayer la información de que el cardenal Tarcisio Bertone está siendo investigado por malversación de fondos.

En relación con las noticias que circulan a estas horas, declaro que no está abierta ninguna investigación de carácter penal por parte de la magistratura vaticana hacia el cardenal Tarcisio Bertone”, aseguró el portavoz de la Santa Sede en un comunicado.

El jesuita salió así al paso de lo publicado por el diario alemán Bild, que indicó que el que fuera secretario de Estado de Benedicto XVI está siendo investigado por la Autoridad de Información Financiera (AIF) por desvío de capitales.

En concreto, el rotativo señaló que Bertone, supuestamente, desvió 15 millones de euros a la productora italiana Lux Vide, vinculada a su íntimo amigo y productor Ettore Bernabei.

El propio Bertone negó dicha información y puntualizó que el acuerdo entre el Instituto para las Obras de la Religión (IOR), conocido como Banco Vaticano, y la productora fue discutido y aprobado por organismos de la Santa Sede el pasado diciembre.

El acuerdo entre el IOR con la sociedad Lux Vide ha sido discutido y aprobado por la Comisión Cardenalicia de Vigilancia y por el Consejo de Superintendencia en la reunión el 4 de diciembre de 2013, como demuestra su correspondiente acta”, dijo Bertone a la agencia Adnkronos.

El exnúmero dos del Vaticano afirmó que no entiende “el porqué de estos ataques”, según recoge la prensa italiana.

Se publican muchas invenciones sobre mí por parte de la prensa. Soy mucho más citado que el resto de cardenales. No consigo comprender el por qué de estos ataques (...) Yo estoy en sintonía con el papa Francisco, me siento tranquilo”, matizó.

La última polémica en la que se vio envuelto el purpurado fue la relativa a la supuesta opulencia del lugar en el que vivirá que, según publicaron los medios el pasado abril, provocó el enfado del papa Francisco.

Comentarios

Lo que pasa en la red