Aprobación de Obama es la más baja desde que tomó la presidencia

La popularidad del mandatario se encuentra en el punto más bajo, en medio de la crisis con Rusia por Ucrania

COMPARTIR 
30/04/2014 05:25 EFE y AFP / Foto: Reuters
El porcentaje de personas que ven de forma positiva su gestión frente a la crisis en Ucrania es sólo del 34 por ciento.

WASHINGTON, 30 de abril.– La popularidad del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se sitúa en el punto más bajo de su gobierno, con 41% de aprobación, 5 puntos menos que el mes pasado, según una encuesta divulgada ayer.

El sondeo del diario The Washington Post y la cadena ABC, con vistas a las elecciones legislativas del próximo noviembre, muestra que una mayoría de estadunidenses, 53%, es partidaria de que los republicanos controlen el Congreso para contrarrestar el poder que ejerce Obama desde la Casa Blanca.

Así, la encuesta pone la voz de alarma para el Partido Demócrata, que tiene ahora la mayoría en el Senado, y que podría verse perjudicado por la baja popularidad de Obama.

El 41% de aceptación del Presidente iguala su récord negativo, que alcanzó a finales de 2013, cuando el lanzamiento de la reforma sanitaria se vio empañado por varios problemas técnicos, pero entonces 55% de los encuestados rechazaba su gestión y ahora la proporción de estadunidenses que está en contra es menor, 52%.

Pese a que la inscripción en los seguros médicos de la nueva ley sanitaria supera ya los 8 millones de personas, una cifra por encima de las expectativas iniciales de la Casa Blanca, el sondeo revela que la reforma sanitaria sigue lastrando al Presidente estadunidense.

Según la encuesta, los estadunidenses rechazan mayoritariamente cómo ha llevado Obama la implementación de la nueva ley sanitaria, con 57% de desaprobación, frente a 37% de apoyo.

Asimismo, 54% está en contra de su gestión económica, comparado con 42% que la aprueba, y 46% no comparte la forma en que está manejando el mandatario la situación en Ucrania, mientras que 34 % la respalda.

El 66% de los estadunidenses piensa que su país va por el camino equivocado, según el sondeo.

De cara a las elecciones legislativas de noviembre, este descontento se traduce en que 66% asegura que contemplará opciones diferentes a las que votó en los anteriores comicios, frente a 22 % que se inclina por reelegir a sus representantes en el Congreso.

El 65% de los encuestados considera que la mayoría de congresistas republicanos no merecen la reelección, ante 25% que opina lo contrario.

Sobre la bancada demócrata, 60% cree que los congresistas no merecen seguir en el Capitolio, mientras que 30% está satisfecho con su trabajo.

La encuesta se realizó entre el 24 y el 27 de abril entre mil adultos elegidos al azar con llamadas a teléfonos fijos y móviles con un margen de error de más/menos 3.5%.

Alarma electoral

Según The Washington Post, las elecciones pasadas mostraron que cuando la aprobación de un presidente es tan baja, es muy probable que su partido sufra las consecuencias en las urnas.

De esta manera, mientras que es probable que los republicanos mantengan el control de la Cámara, surge la duda de si lograrán tomar también el Senado.

La participación será clave para los resultados. Según el Post, el electorado de base del Partido Republicano –blancos y de más edad– es más proclive a participar en las elecciones de medio mandato, habitualmente menos convocantes que las presidenciales, que los jóvenes y minorías que han apoyado a Obama.

Termina la gira

El presidente Obama regresó a Washington después de una larga gira por Asia para afianzar lazos diplomáticos con los gobiernos de Japón, Corea del Sur, Malasia y Filipinas.

Obama dio garantías de apoyo a sus aliados asiáticos en tanto que advirtió a China contra cualquier intento de dominar la región, especialmente el mar de China.

“Pensamos que el derecho internacional debe ser respetado, que la libertad de navegación debe ser preservada y que no debe limitarse el comercio. Pensamos que las diferencias deben ser resueltas de manera pacífica y no por la intimidación o la fuerza”, dijo Obama en Manila, última etapa de su gira.

Obama trata de impulsar una política de “equilibrio” de la diplomacia estadunidense hacia Asia, pero los focos de inestabilidad en Ucrania y Oriente Medio vienen dificultando ese propósito. De hecho el viernes Obama tiene agendado un encuentro con la canciller alemana Angela Merkel sobre Ucrania, reunión que tendrá lugar en la Casa Blanca.

Relacionadas

Comentarios