Personalidades mundiales en El Vaticano, entre ellas Angélica Rivera

La primera dama de México asiste a la misa de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, que contó con la presencia 93 delegaciones de todo el mundo

COMPARTIR 
27/04/2014 09:10 EFE / Fotos: AP, Reuters y Especial

CIUDAD DEL VATICANO, 27 de abril.- La misa de canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II contó hoy con la presencia de un total de 93 delegaciones de todo el mundo, de ellas 17 procedentes de Estados latinoamericanos, entre las que se encontraba la primera dama de México, Angélica Rivera de Peña.

Entre las autoridades presentes ante la basílica de San Pedro estuvo el presidente de la república de Ecuador, Rafael Correa.

Precisamente de su país fueron las miles de rosas de colores variados que se emplearon para decorar los aledaños del altar de una ceremonia de canonización multitudinaria.

Argentina y Chile estuvieron representadas por los presidentes de sus Cámaras, Julian Domínguez y Aldo Cornejo, respectivamente.

Este último, además, acudió a Roma acompañado por un grupo de senadores.

Varios países optaron por estar representados por sus ministros de Asuntos Exteriores en este acontecimiento, que ha suscitado la llegada de miles de fieles y peregrinos a la capital del Tíber.

Panamá envió a su canciller Francisco Álvarez de Soto, Venezuela a Elías Jaua, Cuba a Bruno Rodríguez Parrilla y Colombia a María Ángela Holguín.

Otro de los cancilleres que acudieron al acto fue el de El Salvador, Jaime Flamenco, acompañando al presidente electo Salvador Sánchez Cerén y su esposa.

Sanchez Cerén mantuvo asimismo una audiencia con el pontífice ayer sábado en la que hablaron sobre la canonización del arzobispo de San Salvador, Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980.

Honduras estuvo representada por su presidente, Juan Orlando Hernández, que ayer mantuvo una audiencia privada con el Papa, a quien pidió ayuda para acabar con el narcotráfico.

De Guatemala llegó la vicepresidenta Roxana Baldetti, mientras que de la República Dominicana lo hizo su primera dama, Cándida Montilla de Medina.

Asimismo estuvieron presentes el presidente de la república de Paraguay, Horacio Cartés Jara, junto a su hija y su hermana, y el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, acompañado por su esposa.

Nicaragua y Uruguay, por su parte, estuvieron representados por sus embajadores ante la Santa Sede, el nicaragüense José Cuadra Chamorro y el uruguayo Daniel Ramada.

Presidente non grato

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, asistió hoy a la canonización, mientras sigue vigente sobre él la prohibición de entrar en territorio de la Unión Europea (UE).

Mugabe, que ostenta el poder en el país africano desde hace más de tres décadas, ha sido a menudo señalado como el instigador de reiteradas violaciones a los derechos humanos.

Tal es así que sus medidas llevaron a la Unión Europea a prohibir que pisara territorio comunitario en 2002.

No obstante, el mandatario más longevo del continente africano, de 90 años, consigue con frecuencia llegar al Estado vaticano gracias a los Pactos de Letrán, que obligan al Estado italiano a permitir el paso a quienes acudan a la Santa Sede, al amparo del artículo 19.

Mugabe llegó a Roma ayer por la mañana al aeropuerto de Fiumicino y fue el único mandatario en aparcar su avión en la zona de carga, alejada de fotógrafos y del cuerpo central de las terminales.

Mugabe, católico, también acudió a la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II en 2011, presencia que suscitó cierta controversia.

Instituciones y organismos internacionales, presentes

La Organización de Estados Americanos estuvo representada en este acto por su secretario general, el chileno Miguel Insulza, acompañado de su consorte.

A su vez, la Unión Europea estuvo representada por autoridades de sus tres instituciones políticas: el presidente del Consejo Europeo, Hernan van Rompuy; el vicepresidente del Parlamento, Miguel Ángel Martínez, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

Entre las autoridades presentes en el acto estuvo el brasileño José Graziano da Silva, director general de la Organización para la Alimentación y para la Agricultura (FAO), un organismo autónomo de Naciones Unidas con sede en Roma.

También presenció la solemne ceremonia de santificación la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin.

jrr

Relacionadas

Comentarios