El Papa oficia misa de Domingo de Ramos y confirma viaje a Corea del Sur

Francisco oficia la homilía del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro y anuncia su visita a la ciudad surcoreana de Daejeon el 15 de agosto

COMPARTIR 
13/04/2014 10:04 AP y Notimex / Fotos: AP y Reuters

CIUDAD DEL VATICANO, 13 de abril.- Con una Plaza de San Pedro repleta por el Domingo de Ramos, el papa Francisco ignoró la homilía que tenía preparada e improvisó por completo, en un alejamiento notable de la práctica, y confirmó su viaje a Corea del Sur en agosto.

Después, bajó del papamóvil para posar en ‘selfies’ con jóvenes de la multitud.

En su homilía, Francisco pidió a las personas, incluido él mismo, mirar en el corazón para ver cómo están viviendo sus vidas.

¿Mi vida se ha quedado dormida?", Francisco preguntó después de escuchar un relato evangélico de cómo los discípulos de Jesús se quedaron dormidos poco antes de ser traicionado por Judas antes de su crucifixión.

¿Soy como Poncio Pilato, quien al ver que la situación es difícil, se lava las manos?", cuestionó.

El pontífice parecía cansado, pausando frecuentemente para recuperar el aliento, mientras habló unos 15 minutos por la misa del Domingo de Ramos, con la que inicia la Semana Santa católica.

Al final de la homilía aprovechó la ocasión para anunciar su próximo viaje apostólico a Asia y comunicó que el 15 de agosto se reunirá con jóvenes de toda la región en la ciudad de Daejeon, Corea del Sur.

Francisco confirmó que estará presente en el más importante encuentro de jóvenes asiáticos.

El anuncio siguió a un breve rito de pasaje de la cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud que fue entregada por jóvenes brasileños a un grupo de muchachos polacos.

Así quedó sellado el paso de estafeta entre los organizadores de la más reciente edición de la JMJ, que tuvo lugar en Río de Janeiro en julio de 2013, y quienes acogerán la próxima, prevista en Cracovia en julio de 2016.

La entrega de la cruz a los jóvenes fue cumplido 30 años atrás por el beato Juan Pablo II: él pidió a ellos llevarla en todo el mundo como signo del amor de Cristo por la humanidad”, indicó el Papa.

El 27 de abril tendremos la alegría de celebrar la canonización de este Papa, junto con Juan XXIII. Juan Pablo II, que ha sido el iniciador de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) y será su gran patrono. En la comunión de los santos continuará a ser para los jóvenes del mundo un padre y un amigo”, apuntó.

Después de la ceremonia de más de dos horas, Francisco pareció recuperar el aliento. Charló amigablemente con los cardenales y posó para ‘selfies’ con jóvenes de Río de Janeiro que llevaron una gran cruz a la plaza.

Apenas subía al papamóvil descapotable cuando vio a unos jóvenes polacos, quienes también querían tomarse una foto con el Papa, y él bajó para complacerlos.

Unas 100 mil personas, entre romanos, turistas y peregrinos, tenían ramas de olivo en sus manos, hojas de palma u hojas trenzadas en forma de cruces que fueron bendecidas por Francisco al inicio de la ceremonia.

Francisco utilizó un báculo de madera tallada que le obsequiaron presos italianos. El pontífice quiere poner a los marginados en el centro de la atención de la iglesia.

El Papa llevaba vestiduras rojas, simbolizando la sangre derramada por Jesús crucificado.

La Semana Santa culmina el próximo domingo con la misa de Pascua, también en la Plaza de San Pedro.

Para el 27 de abril será la canonización de dos papas, Juan Pablo II y Juan XXIII.

jrr

Relacionadas

Comentarios