Nicolás Maduro pide tregua vía NYT

El mandatario venezolano ofreció diálogo y diplomacia, pero también busca que EU no sancione a su país

COMPARTIR 
03/04/2014 05:27 EFE, DPA y AFP

NUEVA YORK, 3 de abril.– El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo ayer un llamado “a la paz y el diálogo” a través de las páginas del diario The New York Times en las que acusa a la prensa internacional de distorsionar la realidad de su país.

Maduro pidió en su columna al “pueblo estadunidense” no sancionar a Venezuela.

Venezuela necesita paz y diálogo para avanzar. Damos la bienvenida a cualquiera que desee ayudarnos sinceramente para alcanzar estos objetivos”, afirmó Maduro en una columna de opinión titulada “Venezuela, un llamado a la paz”.

En este sentido, el Presidente venezolano aseguró que ahora es el tiempo “para el diálogo y la diplomacia”, y añadió que su gobierno ha tendido una mano a la oposición para negociar, siguiendo las recomendaciones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En cuanto a Estados Unidos, Maduro recuerda que ese país apoyó el golpe de Estado de 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez, y acusa a la actual Administración Obama de gastar “al menos cinco millones de dólares anuales” para apoyar a la oposición.

Maduro recordó también que su gobierno se ha puesto en contacto con el presidente estadunidense, Barack Obama, para expresarle su deseo de volver a intercambiar embajadores, “y esperamos que su administración responda”.

En la columna de opinión ofrece su versión sobre las protestas desde febrero pasado en su país para reclamar soluciones a problemas como la inseguridad y el desabastecimiento, a lo que su gobierno ha respondido con la detención de dirigentes opositores.

Maduro aprovecha también las páginas del rotativo neoyorquino para renovar sus críticas a la prensa extranjera, a la que acusa de “distorsionar” la realidad de su país “y los hechos que rodearon a los acontecimientos”.

En EU, los manifestantes han sido descritos como ‘pacíficos’ y se ha dicho que el gobierno venezolano los ha reprimido violentamente. Según esta versión, el gobierno estadunidense se posiciona del lado del pueblo de Venezuela”, escribió Maduro.

En realidad, está del lado de 1% que desea arrastrar al país al pasado, cuando 99% de la población estaba apartada de la vida política y sólo unos cuantos, incluidas las empresas estadunidenses, se beneficiaban del petróleo de Venezuela”, añadió.

Espero que el pueblo estadunidense, al conocer la verdad, decida que Venezuela y su gente no merecen ese castigo y que pidan a sus representantes que no impongan sanciones”, prosiguió el sucesor de Hugo Chávez.

Según Maduro, en los últimos dos meses se han registrado al menos 36 muertos durante las protestas en su país. “Los manifestantes son, creemos, directamente responsables de la mitad de ellos”, afirmó.

Seis miembros de la Guardia Nacional han sido disparados y asesinados; otros ciudadanos han perdido la vida mientras intentaban quitar obstáculos colocados por los manifestantes para bloquear el tráfico”, denunció Maduro.

El Presidente, que acusa a los opositores de atacar clínicas, quemar universidades y lanzar piedras y bombas molotov, valoró en “varios millones de dólares” los daños de unas protestas que, según dice, no apoyan “los barrios de clase pobre y trabajadora”.

Maduró reconoció que un “número pequeño” de fuerzas de seguridad han sido acusados de participar en actos violentos en los que murieron “varias personas”, a lo que su gobierno ha respondido con las detenciones.

 

Iglesia ve Dictadura

El chavismo pretende imponer un “gobierno totalitario” en Venezuela, denunció ayer Iglesia católica en momentos en que el presidente Nicolás Maduro se dice abierto a una mediación del Vaticano para dialogar con la oposición y poner fin a dos meses de protestas que han dejado 39 muertos.

Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, expresó su preocupación por la polarización política que vive el país, con protestas opositoras casi cotidianas, acompañadas por hechos de violencia que han dejado por ahora 39 muertos, 500 heridos y más de un centenar de detenidos.

Las protestas “tienen su origen en la pretensión del partido oficial y autoridades de la República de implantar el llamado plan de la patria, detrás del cual se esconde la imposición de un gobierno totalitario”, aseguró Padrón.

El denominado plan de la patria es un programa de gobierno concebido por el fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013) para “consolidar el socialismo del siglo XXI”. En 2013 fue elevado a nivel constitucional por el oficialismo en la Asamblea Nacional en medio de duras críticas de la oposición.

Lo que está ocurriendo en Venezuela es “sumamente grave tanto por su magnitud (...) como por su duración”, añadió Padrón.

El detonante de las protestas iniciadas por estudiantes en San Cristóbal fue la inseguridad y a la par de que se extendieron en el país, con la activa participación de partidos opositores.

 

Opositora reclama voluntad de diálogo

La opositora venezolana María Corina Machado dijo ayer en Brasilia que el primer paso para que se acepte una mediación en el conflicto que vive su país es que el gobierno de Nicolás Maduro “demuestre que tiene voluntad de diálogo”.

Machado explicó la situación venezolana durante una audiencia en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño y comentó la posibilidad de que el Vaticano participe como mediador, el cual ha sido barajado en los últimos días hasta por el presidente Maduro.

Si hay alguien en el mundo que pueda generar confianza es el Vaticano”, declaró Machado, aunque aclaró que “eso sólo una vez que se demuestre que hay voluntad” para eso por parte del gobierno.

Entre las condiciones que “no son negociables” de cara a un diálogo, Machado citó la “liberación de todos los presos políticos”, que “cese la represión contra las protestas pacíficas” y que se castigue a los responsables de torturas y asesinatos.

Machado, destituida recientemente de su cargo de diputada, pidió en el Senado de Brasil una mayor implicación y apoyo de los “demócratas” de América Latina ante las protestas.

Arrestan a sospechosos

El subdirector de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela (PNB), Eduardo Contreras, anunció ayer la detención de dos ciudadanos en el este de Caracas presuntamente vinculados a acciones violentas y el ministro de Interior, Miguel Rodríguez, informó de otro detenido en la ciudad de San Cristóbal.

En horas de la madrugada después de un arduo trabajo de inteligencia de la Policía Nacional logramos la captura de dos sujetos a bordo de un vehículo”, dijo Contreras al canal estatal Venezolano de Televisión (VTV).

Los detenidos son venezolanos con ascendencia libanesa, identificados como Akl Sfeir Richard y Akl Khoury Chamel, de 48 y 36 años, según la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

El vehículo tenía varios compartimientos y mecanismos mediante los cuales el conductor puede “desprender tachuelas, aceite y gas lacrimógeno”, dijo Contreras.

Además, la policía decomisó una pistola, 56 cartuchos sin percutir, chalecos antibalas, máscaras antigases, visores nocturnos, bengalas, granadas lacrimógenas y equipo satelital, detalló.

Tenemos información de varios vehículos con estas características”, indicó el funcionario, quien también informó que dos policías resultaron heridos anoche en hechos violentos registrados en una zona residencial del este de la capital.

Más tarde, el ministro de Interior, Miguel Rodríguez, informó a periodistas de la captura de un ciudadano en San Cristóbal, capital del estado Táchira (oeste) identificado como Gabriel Reyes que lideraba una barricada de la zona, que supuestamente es solicitado por la policía internacional Interpol por narcotráfico.

El 55 por ciento de los venezolanos considera que el gobierno Maduro se está convirtiendo en una dictadura y 53.5 % está a favor de pedir su renuncia y convocar a elecciones presidenciales, según un sondeo.

Si hoy se celebraran comicios, 52.1% de los entrevistados dijo que votaría contra el chavismo, mientras 33.4 % indicó que apoyaría el actual modelo político, reveló una encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos.

Comentarios

Lo que pasa en la red