“Estamos en contra de la guerra”: Ruslán M. Spírin

El embajador de Ucrania en México, asegura que la invasión de Rusia a la península de Crimea fue preparada desde hace 23 años, tras el colapso de la Unión Soviética

COMPARTIR 
21/03/2014 06:40 María Fernanda Navarro
Foto: Karina Tejada
Foto: Karina Tejada

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo.- El embajador de Ucrania en México recuerda que su país ha sufrido diversas invasiones y la lucha por su independencia, por lo que su pueblo conoce el significado de la guerra y por ello no desean involucrarse nuevamente en un conflicto armado.

En entrevista con Excélsior, Ruslán M. Spírin explica que de no ser por la negativa de Ucrania a responder a las provocaciones del presidente ruso Vladimir Putin, “ya tendríamos una guerra”.

¿Cuál es el estatus actual del gobierno de Ucrania?

–Tenemos un gobierno legítimo electo por nuestro Parlamento; fue votado por la mayoría constitucional en el Parlamento ucraniano con más de 300 votos necesarios. Tenemos un Presidente interino y todos los miembros del gabinete, así que funciona perfectamente y toda la comunidad internacional reconoció no solamente la integridad territorial de Ucrania, sino su soberanía y al mismo tiempo nuestro gobierno y al Presidente interino.

Estamos preparándonos para las elecciones presidenciales el día 25 de mayo y tendremos un Presidente permanente.

Respecto a la situación actual de Crimea, el Parlamento ucraniano asegura que va a luchar para sacar a las fuerzas ocupantes de la península. ¿Cómo pretende lograr esto?

–Hay que hacer una retrospectiva del asunto. Primero, hay que recordar que hace casi 23 años Ucrania se independizó de la Unión Soviética, estamos hablando del colapso de la Unión Soviética. Así, Rusia perdió a sus vecinos, amigos, como 15 repúblicas, y desde entonces comenzó a planear cómo recuperar esos territorios, eso dicen analistas y parece que tienen razón.

El día 5 de diciembre de 1994, Ucrania, siendo la tercera potencia nuclear mundial, firma el memorándum de Budapest para deshacerse de todas las armas nucleares que tenía, mostrando a todo el mundo que somos una nación pacífica, porque Ucrania en toda su historia ha estado luchando por su independencia desde hace miles de años y la última vez, durante la Segunda Guerra Mundial, sufrió tanto con la ocupación nazi.

Nosotros sabemos qué significa la guerra y toda la población ucraniana está en contra de la guerra. Cada abuelo y abuela dice a sus nietos que sea lo que sea en el mundo, siempre que no sea la guerra.

Nosotros sabemos qué significa tener esas armas y Ucrania se convirtió en un luchador muy fuerte de la no proliferación nuclear en 1994, firmando ese acuerdo y nos deshicimos de todas esas armas nucleares; no hay desde entonces armas en Ucrania.

Según este memorándum de Budapest, firmado con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia), el país que debería defender contra cualquier amenaza nuestra integridad territorial, nuestra soberanía, pues invadió con sus tropas a la península de Crimea. Y así fue planeado desde hace 23 años.

El paso a paso es: Ucrania pierde sus armas nucleares, su defensa, luego la desestabilización de la situación interna, de la política interior de Ucrania; parece que también fue planeado, algunos análisis dicen que durante esos enfrentamientos en la plaza central de Kiev, quien primero lanzó esa chispa fueron rusos también, eso dicen analistas.

Las tropas, primeramente llamadas fuerzas de autodefensa rusa –no sabíamos de quién deberían defenderse allá–, resultó que llegaron al Parlamento y pusieron a todos los diputados en la sala y bajo amenaza votaron por un presidente del Parlamento de Crimea que es pro ruso y debe mucho dinero a los rusos y a los bancos; es una persona especialmente indicada para actuar como lo dicen los dirigentes de Rusia.

Al día siguiente, él pide al gobierno ruso que viniera con sus tropas militares y establece la fecha del llamado referéndum para que el pueblo de la península decida si realmente quiere seguir siendo parte de Ucrania o quiere ya separarse e integrarse en la Federación de Rusia.

La pregunta es la siguiente: ¿por qué esas tropas están allá? Ellos usan pretextos falsos para defender a los rusos. Los ciudadanos rusos viven en Rusia, es ahí donde deben defenderlos, ahí deben estar estas tropas rusas. ¿Qué están haciendo en Ucrania? En Ucrania viven ciudadanos ucranianos y ellos mismos se pueden defender. Esos rusos que viven en Ucrania, no son obligados a vivir allá, fueron a vivir allí porque tienen condiciones mejores en Ucrania.

Esas fuerzas de autodefensa ocupan los puertos, cierran las carreteras y hasta comienzan a atacar las bases militares, pero el ejército ucraniano recibió una orden concreta de no responder a esas provocaciones, si no fuera así ya tendríamos guerra, pero nosotros estamos siempre contra comenzar la guerra y no vamos a usar ningún tipo de arma, sino estar ahí y no salir de esos centros militares, no reaccionar.

Al mismo tiempo, desde Rusia vienen a Crimea miles de “turistas de Putin”, porque nosotros tenemos un régimen sin visa con Rusia, que luego participan en las calles de Ucrania como manifestantes a favor de Rusia, fingiendo que son ucranianos que viven allá, toman banderas y las ponen en edificios gubernamentales, así tenemos una imagen de que alguien en Ucrania quiere separarse y está a favor de Rusia. ¿Cómo reaccionar a eso? Es una falsificación del proceso.

Regresemos al referéndum. No existe base legislativa que permita realizar un referéndum en una región; sí hay base legislativa, sí hay leyes que permiten hacer el referéndum nacional. Todo el pueblo de Ucrania debe decidir lo mismo como región.

Aún así, el gobierno actual de Crimea, puesto por los rusos, decide tener el referéndum que ya es ilegítimo y que nadie puede reconocer, y durante este referéndum que viene de Rusia esos turistas votan como ucranianos.

Entonces tienen un Parlamento ilegítimo, tenemos un referéndum que no puede ser considerado como tal porque no hay ley. Hay resultados falsos, y todo el mundo lo entiende perfectamente y todos los pretextos falsos suenan muy flacos.

Toda la comunidad internacional hoy en día aprueba a Ucrania, entienden que deben tener una soberanía, apoyan la integridad territorial y nunca, igual que Ucrania, van a reconocer los resultados de este referéndum.

Las tropas militares rusas están teniendo esos ejercicios militares en la frontera con Ucrania cada vez con más frecuencia, pues con eso no sólo tenemos un conflicto entre dos países, sino que ya es un problema internacional porque Rusia está destruyendo todo el sistema de Derecho Internacional, entonces la comunidad internacional está ante una amenaza muy seria porque realmente, cuando no se cumplen los tratados internacionales, eso significa un colapso del sistema de derecho.

Estados Unidos, la ONU, la OTAN, la Unión Europea y otros organismos internacionales están a favor de Ucrania. Todos están  intentando resolver este asunto de manera pacífica, pero también con algunos argumentos o sanciones económicas. Todo el mundo está acusando a Rusia y está apoyando a Ucrania, inclusive con ayuda financiera de Estados Unidos y la UE, pero parece que a Rusia no le importa tanto, parece que Rusia regresa a los tiempos de la Unión Soviética, a la Cortina de Hierro.

Estados Unidos y Alemania han sido muy firmes respecto al apoyo que le han ofrecido a Ucrania. ¿Podemos decir que ellos son los aliados más fuertes del gobierno actual?

–Podemos decirlo de otra manera, que Rusia por ahora está alejada de toda la comunidad internacional y Ucrania está mucho más cercana a todos y todos la están apoyando, igual que la Unión Europea, Estados Unidos y Alemania. Lo más importante que debemos mencionar es que no debemos provocar y reaccionar a las provocaciones para evitar una guerra. Ucrania es una nación pacífica. No sólo decimos no a la guerra, nosotros votamos por la paz.

¿Qué va a ocurrir con los lazos diplomáticos económicos y políticos que son tan estrechos entre Rusia y Ucrania?

–Por ahora estamos intentando hacer todo lo posible para no cortarlos, últimamente con Eslovaquia estamos negociando recibir gas, ellos reciben y luego mandan a Ucrania; Estados Unidos está intentado ayudar en una manera específica, tal vez vendiendo a la Unión Europea su gas, y otros países están apoyando.

Entre Rusia y Ucrania, desde hace miles de años hemos tenido relaciones no sólo económicas, sino culturales y familiares; hay que recordar que la cuna de Rusia es la ciudad de Kiev, que hace más de mil 500 años era la Rusia de Kiev; ahora tenemos una Rusia enorme, pero cada persona sabe perfectamente que Kiev se considera la madre de las ciudades rusas. Entonces tenemos todas esas relaciones y especialmente en las regiones de la frontera la mitad de las familias viven de los dos lados.

Muchas fábricas y plantas, la mitad de ellos produciendo algunos aviones, unas máquinas pesadas, motores y todo, algunas partes se fabrican en Ucrania y otras en Rusia. Sí pretendemos seguir teniendo esas relaciones y desarrollarlas, específicamente en este momento, cuando Ucrania tiene que recuperarse económicamente.

Debemos decir de una vez a todo mundo que lo que pasa en Crimea es algo triste, pero el país sigue trabajando, sigue avanzando con el gobierno legítimo, con el gobierno que sigue funcionando con toda base industrial, sigue desarrollándose; específicamente en este momento todo el mundo está intentando ingresar a Ucrania con sus inversiones porque este es el momento, porque Ucrania es muy famosa por su tecnología. Tuvimos desde hace tiempo tecnología en el sector de agri-cultura, química petrolera, alta
tecnología en el sector aeroespacial.

Tenemos mucho que hacer y proponer y éste es el momento, todos los empresarios están enfocándose en Ucrania porque tiene tanto potencial siendo el país más grande por su territorio en Europa con una población de 46 millones de habitantes, con un mercado enorme que está a punto de ingresar a la Unión Europea; éste es el momento porque para recuperar su economía y los empresarios ucranianos están dispuestos a poner las mejores condiciones a los empresarios de todo el mundo.

También hemos pedido a la ONU proclamar a la región de la península de Crimea como zona desmilitarizada, eso será una buena resolución de cómo podemos salir de esta crisis, esa es la propuesta principal.

¿Cómo se ha comportado el gobierno de México con la embajada de Ucrania respecto a la crisis en su país?

–Estamos agradecidos con México. Desde hace 23 años, México fue el primer país de toda América Latina que reconoció la independencia de nuestro país, desde entonces todo nuestro pueblo está agradecido y establecimos relaciones diplomáticas y políticas de altísimo nivel.

Ahora sentimos también ese apoyo del gobierno mexicano. México también fue uno de los tres países de América Latina en estos días que declaró su apoyo a Ucrania sobre su integridad territorial, su soberanía y denunció todas las acciones de los invasores, junto con Panamá y Costa Rica. Agradecemos eso y su posición sobre el referéndum, que México no reconoce, y seguimos al mismo nivel de las relaciones.

 

Relacionadas

Comentarios