Escasez de productos básicos impera en Venezuela

Para comprar “lo que haya”, cientos de habitantes de San Cristóbal, en Táchira, llegan a las 2 de la mañana

COMPARTIR 
10/03/2014 01:30 AFP
Los mismos clientes del supermercado se marcan con tinta verde según su orden de llegada para evitar discusiones o “colados” en la fila. La escasez es uno de los motivos de las protestas contra el gobierno. Foto: AFP

SAN CRISTÓBAL, Táchira, 10 de marzo.– Patricia Gamboa llega al supermercado gubernamental de San Cristóbal a las 2 de la mañana, seis horas antes de que abra sus puertas, para ser la primera en la fila y comprar cualquier cosa que encuentre.

Al amanecer, unas 200 personas ya están formadas detrás de Gamboa afuera del supermercado Bicentenario, todas con un número en tinta verde en la muñeca para evitar discusiones de quién llegó primero.

La calle está bloqueada por una de las barricadas que los manifestantes erigieron atravesando árboles en varios puntos de la ciudad para protestar, entre otras cosas, contra la escasez de alimentos y productos básicos en Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Los anaqueles vacíos son uno de los reclamos que alimenta la ola de protestas en San Cristóbal y en otras localidades de Venezuela, acechando al presidente Nicolás Maduro desde hace un mes.

Venezuela es golpeado por una aguda escasez, pero en San Cristóbal, donde se desencadenaron las protestas el 4 de febrero, encontrar harina, mantequilla, aceite de cocina o leche es una verdadera odisea.

Gamboa, de 58 años y la clienta con el número uno escrito en la muñeca, no lleva una lista de supermercado para comprar alimentos para los seis miembros de su familia.

¿Qué va a comprar entonces? “Lo que haya”, responde haciéndose eco del sentir de todos los que están en la cola y que matan el tiempo leyendo, tomando café o sentados en la acera.

Los clientes pueden comprar en el Bicentenario sólo ciertos días, dependiendo de los últimos números de sus cédulas de identidad. Y una vez que están formados, además del número en la muñeca, el supermercado les da otros papeles numerados.

En otros puntos de la ciudad, en dos supermercados del sector privado, las colas se extienden más de 200 metros.

Los afortunados que encuentran lo que necesitan en los mercados gubernamentales lo pagan a precios controlados, los otros tienen que acudir a mercados privados donde todo es hasta siete veces más caro.

El precio normal de un kilo de leche en polvo es de 30 bolívares, pero en esos mercados puede ser hasta de 250 cuando el salario mínimo es de tres mil 270 –unos 519 dólares a la tasa oficial de 6.30 pero unos 45 en el mercado negro–.

Maduro apareció el viernes en televisión mostrando un cartón de un litro de leche que cuesta 7 bolívares, pero que se llega a vender en 200.

“Es un crimen”, clamó el mandatario, advirtiendo que tomará medidas. “Vender un litro de leche te da más que vender cocaína en la frontera”.

El mandatario también sostiene que vender gasolina es diez veces más rentable que las drogas, ya que en Venezuela llenar un tanque cuesta unos centavos de dólar.

Maduro se lanza contra Joe Biden

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó ayer las declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, al diario chileno El Mercurio en las que lo acusó de inventar conspiraciones para distraer a su pueblo.

“Hemos sacado un comunicado oficial de nuestro gobierno rechazando la agresión del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, contra Venezuela. (...) ¡No la aceptamos!”, exclamó Maduro en cadena de radio y televisión desde el palacio presidencial de Miraflores.

“¿Por qué Joe Biden arremete contra Venezuela al llegar a Chile? Porque sabe que se les apagó el golpe de Estado guarimbero y quiere darle ánimo a los golpistas. Porque sabe que fueron derrotados en la OEA y quieren vengarse”, agregó.

En otro tema, el canciller de Venezuela, Elías Jaua, dijo que 90% de la deuda de dos mil millones de dólares con los importadores de la zona franca panameña de Colón es “fraudulenta” y que serán iniciadas investigaciones.

Según Jaua, “se pretende cobrar como una deuda en dólares” mercancía que nunca salió de Panamá”.

Gobierno acusa a alcalde

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, acusó a la policía de Chacao, bajo el mando del alcalde opositor Ramón Muchacho, de provocar la muerte de una agente del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Los agentes actuaron “desproporcionadamente violando todos los protocolos” al disparar el jueves y matar a una agente del Sebin cuando trasladaba a un opositor, dijo.

 

Relacionadas

Comentarios