Gobiernos utilizan el sexo para recabar información

Un documento filtrado por Edward Snowden revela que los Servicios Secretos británicos aún recomiendan a agentes que usen sus “encantos”

COMPARTIR 
10/02/2014 23:13 José Carreño Figueras
Fotoarte: Fernando Fraga

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero.- Son una trampa tan vieja como el espionaje y uno de los “clichés” de las novelas sobre agentes secretos.

Y sin embargo aún tienen éxito, tanto que según las revelaciones del disidente estadunidense Edward Snowden, el uso de sexo como señuelo forma parte de “los trucos sucios” de los Servicios Secretos
británicos.

Ahora, sin embargo, tiene un ángulo mas: las computadoras y servicios simulados de citas que tienen fondo y contenido.

De acuerdo con documentos sustraídos por Snowden de la Agencia de Seguridad  Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, una presentación “powerpoint” del “Grupo Conjunto de Investigación de Amenazas” (JTRIG, por sus siglas en inglés) de los Servicios británicos detalló las tácticas “para destruir, denegar, degradar o desorganizar” adversarios a través del descrédito.

La lista de trucos va de los virus de computadora a la interferencia telefónica o de computadoras, operaciones cibernéticas y campañas de propaganda.

Y también, por supuesto, las “trampas de miel”, en las cuales las o los espías tienen la misión de atraer adversarios y obtener información con sus encantos físicos. Son, como dice la vieja fórmula, “las trampas
de miel”.

Lo más frecuente es que un hombre –el “blanco”– sea hecho creer que tiene oportunidad de una aventura sexual con una mujer, sólo para encontrar que ella es un operativo de inteligencia.

La cadena de televisión estadunidense NBC recordó por ejemplo que fue esa la forma en que un técnico nuclear israelí fue atraído de Londres a Roma, donde fue secuestrado por agentes israelíes y llevado a Tel Aviv para ser juzgado por revelar que Israel tiene armas nucleares.

“La versión de ‘trampa de miel’ descrita por los ciberespías británicos en la presentación de 2012 suena como una versión de citas por internet, pero con encuentros físicos”, consignó la cadena de televisión estadunidense NBC.

Esa es la cara más atractiva, pero los servicios secretos británicos han utilizado una serie de otros recursos, que van desde programas para mantener control sobre la ubicación de diplomáticos extranjeros hasta ataques cibernéticos contra páginas web de algunos gobiernos o del grupo Anonymous.

Mas aún, hizo notar que una agencia de comunicaciones del gobierno británico, conocida como “Government Communications Headquarters” (GCHQ-Cuartel de Comunicaciones Gubernamentales) realiza ahora actividades de espionaje antes reservadas a los famosos M1-5 y MI-6.

Pero de acuerdo con la información, ese grupo “no tiene clara autoridad para enviar virus o conducir ciberataques. Hacking (piratería) es uno de los mas agresivos métodos de vigilancia”.

Uno de los programas es descrito bajo el nombre “Recepción para embajadores” y es todo menos diplomático: “cuando es enviado a adversarios, el virus se encriptará a sí mismo, borrará todos los correos electrónicos, pondrá todos los archivos en clave, hará temblar la pantalla y evitará el ingreso de los usuarios de la computadora”.

Otro, bajo la denominación “Conserje Real” sirvió para seguir los pasos de diplomáticos en Gran Bretaña.

La NBC puntualizó que los programas fueron presentados por los británicos a los servicios de inteligencia estadunidenses como parte de un esfuerzo para educar a sus contrapartes de Estados Unidos en  su estilo de vigilancia gubernamental.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios