Iglesia católica descarta perdón a sacerdotes pederastas

Ex fiscal de delitos sexuales de la Santa Sede dijo que el Papa Francisco no tendrá indulgencia

COMPARTIR 
19/01/2014 08:09 Reuters y AP

CIUDAD DEL VATICANO, 19 de enero.— El papa Francisco no será indulgente con los sacerdotes pedófilos porque la verdad y la justicia son más importantes que la protección de la Iglesia, afirmó ayer el ex fiscal de delitos sexuales del Vaticano.

Monseñor Charles Scicluna, la principal autoridad de la Iglesia católica durante la investigación de delitos sexuales por parte de sacerdotes, también dijo que el número de clérigos expulsados por la Santa Sede probablemente cayó a unos 100 en 2013 desde unos 125 en 2012.

Scicluna indicó que Francisco, a pesar de su naturaleza piadosa, será muy duro con los sacerdotes pedófilos con el propósito de dejar atrás una crisis que el Papa definió el jueves como “la vergüenza de la Iglesia”.

“Me he reunido con Francisco y ha expresado una gran determinación para continuar en la línea de sus predecesores”, señaló Scicluna, quien trabajó en el Vaticano durante 17 años antes de ser nombrado obispo auxiliar en su natal Malta en 2012.

100 clérigos acusados de pederastia fueron expulsados por el Vaticano en 2013

“Su evangelio de compasión es muy importante, pero no es compasión barata. Tiene que respetar la verdad y las demandas de justicia”, dijo Scicluna en una entrevista telefónica con Reuters.

El Papa, que fue elegido el pasado marzo, estableció una comisión de expertos el mes pasado para abordar el tema de los abusos sexuales a niños en la Iglesia católica, en su primer paso importante para abordar la crisis.

El grupo considerará vías para vigilar mejor a los sacerdotes, proteger a los menores y ayudar a las víctimas, tras acusaciones de que el Vaticano no ha hecho lo suficiente para proteger a los más vulnerables.

Scicluna acudió a Ginebra como experto del Vaticano el pasado jueves, cuando expertos de Naciones Unidas en la protección de menores presionaron a los delegados de la Santa Sede para revelar el alcance de décadas de abusos sexuales.

A pesar del interrogatorio sin precedentes al que fue sometida la delegación vaticana, Scicluna dijo que la experiencia fue muy útil para la Iglesia católica.

“Tenemos una gran responsabilidad con nuestra gente (...) Creo que fue una bendición tener esta reunión antes de que se forme la comisión”, sostuvo.

La comisión está todavía en proceso de formación y de elección de sus miembros.

El viernes se reveló que el papa Benedicto XVI destituyó a casi 400 sacerdotes en dos años por abusar sexualmente de niños.

Las estadísticas corresponden a los años 2011 y 2012 y son mucho más que los 170 sacerdotes destituidos entre 2008 y 2009, cuando el Vaticano reveló por primera vez detalles sobre el número de sacerdotes despedidos.

Aunque no está claro por qué se dispararon los números en 2011, podría ser porque en 2010 hubo un aumento de casos reportados en los medios de comunicación.

El documento fue elaborado con base en datos recolectados por la Santa Sede para defenderse ante el comité de la ONU días antes en Ginebra.

Las cifras fueron recolectadas de los propios reportes anuales del Vaticano sobre las actividades de sus distintas oficinas, incluyendo la Congregación de la Doctrina de la Fe.

 

 

Relacionadas

Comentarios