Vladimir Putin defiende su conservadurismo

El Presidente ruso asegura que protege la concepción tradicional de la familia

COMPARTIR 
13/12/2013 01:20 AFP y AP
El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev (izq.),  con el presidente, Vladimir Putin (der.), quien dice que se opone a la tolerancia estéril. Foto: AP
El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev (izq.), con el presidente, Vladimir Putin (der.), quien dice que se opone a la tolerancia estéril. Foto: AP

MOSCÚ, 13 de diciembre.— El presidente ruso, Vladimir Putin, defendió ayer su visión de una Rusia con responsabilidad histórica, en un mundo inestable, bastión contra la hegemonía estadunidense y garante de los valores ante la decadencia del mundo occidental.

Rusia defiende “los valores tradicionales”, en especial la concepción tradicional de la familia, y se opone a la “tolerancia estéril” practicada en numerosos países, declaró el Presidente ruso en un discurso en el Kremlin.

Rusia rechaza “la supuesta tolerancia estéril que no hace diferencia entre sexos”, afirmó.

Cada vez más gente en el mundo apoya nuestra postura, que es la defensa de los valores tradicionales, que constituyen desde hace milenios los fundamentos morales y espirituales de la civilización de cada pueblo”, agregó.

Asimismo, el  jefe de Estado ruso denunció “la revaluación de las normas morales” en muchos países, en los que se le exige a la sociedad, “por muy extraño que parezca”, “poner al mismo nivel el bien y el mal”.

Rusia defiende “un punto de vista conservador” con el objetivo de “impedir una vuelta atrás” hacia “el caos de las tinieblas”, declaró Putin citando al filósofo ortodoxo Nicolas Berdiaev, expulsado de Rusia tras la revolución de 1917.

Rusia ha sido muy criticada en Occidente por promulgar el pasado mes de junio una ley que prohíbe la “propaganda” homosexual a menores, un texto considerado como discriminatorio por los defensores de los derechos humanos.

Rusia reaccionó antes con vigor a la legalización del matrimonio homosexual en varios países, entre ellos Francia.

El mundo es cada vez más contradictorio y agitado. En esas condiciones, se refuerza la responsabilidad histórica de Rusia”, declaró Putin en su mensaje a la nación en un gran salón del Kremlin.

Se trata de la responsabilidad de un “garante clave de la estabilidad global y regional, y de un Estado que defiende con constancia sus valores”, agregó, reivindicando el papel de su país en la crisis siria.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios