Taylor Momsen contraataca, de la actuación a la música

Tras participar en Gossip Girl, la actriz y cantante con su banda The Pretty Reckless se mete a las listas de popularidad con Going To Hell

COMPARTIR 
30/05/2014 02:57 Fabiola Ávila
Modela, actúa, canta y baila. Es Taylor Momsen, quien con su banda de rock The Pretty Reckless estrena Going to Hell, su segundo álbum de estudio.

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de mayo.- Aunque pudo desprenderse de la imagen de niña buena que le daba su papel de Cindy Lou Who en la película El grinch, con su actuación como Jenny Humphrey en la serie Gossip Girl, Taylor Momsen sorprendió a más de uno.

Sin embargo, ésa no sería la última de sus sorpresas pues en 2009 fundó la banda The Pretty Reckless, para cumplir su sueño de cantar e involucrarse en el mundo de la música, al lado de  Ben Philips, Mark Damon y Jamie Perkins.

Asegura que sus inicios en el mundo del rock fueron complicados, ya que la gente dudaba de su capacidad vocal y de su forma de escribir.

“No fue un cambio drástico, fue un sueño hecho realidad. Actuar era un trabajo, y mientras estaba en la televisión surgió la idea de hacer música y siempre lo hice y llegó un punto en el que tuve que renunciar a la televisión para dedicarme a la música, ya no podía hacer las dos cosas. Así que decidí no mirar atrás”, explicó en entrevista vía telefónica.

Fue en 2009 que la también modelo comenzó formalmente en el mundo musical con el disco Light Up, con el cual tuvo  una respuesta favorable y este año, es que lanzó Going To Hell, su segundo álbum de estudio.

“He ido creciendo con la música. Al inicio hubo dudas. Pero la gente empezó a ir a nuestros conciertos, a comprar discos, todo fue creciendo. Escribo canciones desde hace mucho tiempo. Viajo mucho, estoy con mis amigas y escribir temas es como una terapia y una forma de expresión, no me gusta sentarme y ponerme a escribir, es un poco deprimente, prefiero hacerlo mientras estoy en medio de alguna actividad”, agregó.

De hecho, la recepción que Momsen ha tenido con este proyecto ha sido muy buena, a tal punto que en menos de una semana vendió 35 mil copias de Going To Hell y se colocó en el quinto lugar del ranking The Billboard 200.

“Es sorprendente, es muy gratificante que la gente nos esté escuchando y que además les esté gustando lo que hacemos. De verdad estoy muy sorprendida, porque nunca sabes qué esperar cuando lanzas un álbum, así que me siento muy agradecida”, añadió.

Han pasado casi cinco años desde que Momsen inició con esta aventura musical y asegura que han habido muchos cambios.

“El primer disco lo hice cuando tenía 14 o 15 años y ahorita estoy en mis 20 y soy más grande obviamente y he crecido y madurado y hemos crecido también como banda y era algo que queríamos plasmar en la producción del disco. Además nos quisimos enfocar más en teclados, guitarras, batería y voz, hacer algo que nos interese más como banda.

“Como artista tienes que evolucionar y cambiar constantemente, pero aquí con este estilo de música es donde nos encontramos ahora y lo que queremos mostrar a la gente”, añadió.

En ese sentido asegura que el haberse retirado del mundo del cine y la televisión fue benéfico para ella, ya que le dio más credibilidad como intérprete y compositora. “Al inicio la gente dudaba de mí, pero ya tiene casi seis años que no actúo y ahora la gente viene a vernos y ve por qué decidí alejarme de la actuación. La música es mi verdadera pasión. Todo está hecho con guitarra, quizá con un poco de rabia con las guitarras eléctricas, es la mejor forma de definir el estilo”, dijo.

El nombre del disco, asegura, no tiene ninguna connotación religiosa, ya que lo único que quería era conectar con sus fans. “Es tan simple como se escucha. Quería una frase sencilla, que impactara y ésta lo es. Todo mundo la puede entender y representa esta colección de canciones y refleja lo que estamos haciendo”, aseguró.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red