Alma Muriel escribió mucho en los tres últimos meses de vida

Sergio Romo, hijo de la actriz, destacó que aún analizan si arrojan las cenizas de su madre al mar o las depositan en un cripta de la Ciudad de México

COMPARTIR 
10/01/2014 12:15 Notimex
Aunque Alma Muriel vivió también en Cuernavaca, su sueño siempre fue vivir en el mar, no le gustaba el frío y en Quintana Roo el clima es espectacular.

El cuerpo ya fue cremado, como fue la voluntad de su madre, y ahora discuten si sus cenizas las arrojan al mar o las colocan en una cripta familiar en la capital del país, “es complicado tomar una decisión así, estamos en eso, pues mi madre adoraba el mar y acá vino a morir”

CANCÚN, Quintana Roo, 10 de enero.- En Playa del Carmen, Alma Muriel descubrió el lugar ideal para vivir, pero sólo pudo hacerlo durante tres meses, tiempo en el que fue muy feliz, expresó uno de sus hijos, Sergio Romo Muriel.

En ese sitio, agregó, encontró la inspiración y tenía muchas ganas de trabajar, de hacer teatro. “Alma Muriel vivía cerca del mar, a 10 minutos de su hermana Viki, estaba en un proceso creativo importante”.

Sergio Romo dijo que su madre, quien falleció a los 62 años de un infarto, decidió vivir cerca del mar, porque era un sueño que tenía desde hace mucho tiempo, pues no le gustaba el clima frío de la Ciudad de México y las condiciones de contaminación.

Aunque Alma Muriel vivió también en Cuernavaca, su sueño siempre fue vivir en el mar, no le gustaba el frío y en Quintana Roo el clima es espectacular”, destacó.

Mencionó que en la decisión de mudarse, influyó Virginia, hermana menor de la actriz, que desde hace dos años vive en Playa del Carmen.

Reiteró que en los tres últimos meses de vida, Alma Muriel escribió mucho, desarrolló su etapa espiritual y se encontraba bien de salud, por lo que incluso le hacía algunos ajustes a un monólogo en torno a Sor Juana Inés de la Cruz que esperaba llevar al teatro en la Ciudad de México y de gira por el país.

Asimismo, Sergio Romo refirió que si bien resultaba complicado que hiciera telenovelas, la actriz estaba consciente de que ante un llamado de los productores, cerraba su departamento en Playa del Carmen para desplazarse a las grabaciones.

Resaltó que tuvo acercamientos con autoridades municipales de Solidaridad, donde se encuentra Playa del Carmen, para trabajar en el desarrollo y fomento de la cultura y que precisamente estaba en ese proceso.

Ya no le dio tiempo, pero lo bueno es que se fue tranquila, feliz y cerca del mar”, señaló el hijo de la actriz en entrevista telefónica después de una ceremonia especial a la orilla del mar, y que por decisión de la familia sólo estuvieron los cuatro hermanos de Alma: Luisa, José Manuel, Rodolfo y Virginia, sus respectivas parejas, así como él y su hermana Liza Cortés.

“Fue una ceremonia muy bonita, íntima, familiar y pues cuando uno ve el cielo, el mar, entiende por qué Alma se quiso venir a vivir acá. Si uno pudiera escoger como ella lo hizo, también vendríamos a Quintana Roo”, expresó.

Comentó que el cuerpo ya fue cremado, como fue la voluntad de su madre, y ahora discuten si sus cenizas las arrojan al mar o las colocan en una cripta familiar en la capital del país, “es complicado tomar una decisión así, estamos en eso, pues mi madre adoraba el mar y acá vino a morir”.

De igual forma, Sergio Romo mencionó que la próxima semana viajarán a la Ciudad de México para que la gente se pueda despedir de la actriz y que por eso analizan la fecha, hora y lugar para oficiarle una misa.

Vale la pena despedirse y pues vamos a ver qué hacemos, por lo pronto unos días en Playa del Carmen en familia y después al Distrito Federal”, puntualizó.

A su vez, agradeció las muestras de apoyo de la gente y la solidaridad de las autoridades locales.

 

pdg

Comentarios

Lo que pasa en la red