Lanzan Popol Vuh en español-japonés; traducción de Eikichi Hayashiya

El libro sagrado de los mayas contará con esta versión bilingüe, proyecto que tardó diez años en gestarse y que incluye las ilustraciones de Diego Rivera

COMPARTIR 
04/09/2014 05:48 EFE
El libro incluye las acuarelas que Diego Rivera hizo inspirado en el texto maya.

TOKIO, 4 de septiembre.— El Popol Vuh, libro sagrado de los mayas, contará a partir de este otoño con una versión bilingüe castellano-japonesa, un proyecto que tardó diez años en gestarse y que llega acompañado de las ilustraciones de Diego Rivera.

Esta edición especial, que se presentó ayer en la embajada de México en Japón, cuenta con la traducción de Eikichi Hayashiya, exembajador de Japón en España, que lleva inmerso en el proyecto desde los años 50.

Al acto, organizado junto a la embajada de Guatemala y con el apoyo de la Guatemala Maya Kyoukai (Asociación de amigos de la cultura maya de Guatemala), asistieron el príncipe Akishino, hermano del heredero, y su esposa, la princesa Kiko, quienes viajarán a ambos países a finales de septiembre.

Será la editorial mexicana Fondo de Cultura Económica la encargada de publicar esta volumen del libro sagrado de la etnia maya quiché, que incluye las acuarelas que Diego Rivera hizo inspirado en el texto. Esta nueva publicación es un “homenaje” a Hayashiya, quien tomó contacto con el texto a través de la traducción de Adrián Resinos, “una de las mejores que se han hecho del quiché al castellano”, explicó el agregado cultural de la embajada de México en Japón, Alejandro Basáñez.

Hayashiya es el artífice de las tres traducciones del Popol Vuh que han pisado territorio nipón: una publicada en 1961 con introducción de Yukio Mishima; otra, en la que se incluían la obra de Rivera, comercializada en 1971; y una edición de bolsillo que todavía hoy puede adquirirse, pero impresa en blanco y negro.

El aporte de esta revisión, gestada durante tanto tiempo por la “complejidad” de “compaginar” la parte japonesa con la castellana y la necesidad de conseguir los permisos para su publicación, es el bilingüismo, que “puede” servir como “instrumento de estudio” al comparar los dos idiomas, opina Basáñez.

La inclusión de las ilustraciones de Rivera, reproducidas especialmente para la obra a partir de las acuarelas que expone el Museo Casa Diego Rivera de Guanajuato, es otra de las novedades de la edición.

“La publicación de un libro de esta naturaleza en Japón muestra la importancia que tiene el rescate de las lenguas nativas en otros países. El encanto de una cultura, de un país, es lo más profundo de sus raíces, su tradición”, dice el diplomático mexicano.

Para Basáñez, el Popol Vuh tiene “puntos en común” con el Kojiki, el libro histórico más antiguo que se conserva sobre la historia de Japón, y cierta “similitud” con el sintoísmo, una de las religiones nativas de Japón “donde los dioses son los animales, los árboles, las montañas o las cosas, no un dios unitario”.

La primera parte del Popol Vuh refleja una versión mitológica de la creación del mundo, seguida por el relato de las aventuras de los dioses gemelos Hunahpú y Xbalanqué, cuyo triunfo sobre las fuerzas primordiales y los dioses de la muerte dieron lugar a la creación del hombre a partir del maíz.

En la segunda parte del texto habla sobre los orígenes de los linajes gobernantes del reino quiché, su migración hacia el altiplano de Guatemala, su conquista del territorio, el establecimiento de su ciudad principal y la historia de sus reyes hasta la conquista española.

Comentarios

Lo que pasa en la red