Zaid es un clásico vivo: Krauze

El pasado viernes, El Colegio Nacional celebró los 80 años del poeta y ensayista regiomontano al calor de la mesa 'Los lectores de Gabriel Zaid'

COMPARTIR 
26/01/2014 03:47 Virginia Bautista
Julio Hubard, Christopher Domínguez, Humberto Beck y Enrique Krauze, durante el homenaje a Zaid. Foto: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de enero.- El día que el poeta y ensayista regiomontano Gabriel Zaid cumplió 80 años, el pasado viernes, Enrique Krauze quiso evocar “una zona más antigua de su identidad”: la Palestina, la cultura árabe.

“Este hombre no solamente es regio, su identidad es mexicana, mexicanísima, regiomontana, católica, liberal, liberal y católica, demócrata, un tanto anarquista, un poeta heredero del Siglo de Oro, del mundo clásico, de los griegos. Pero, ¿cuál es ese otro mundo del que proviene Zaid?”, se cuestionó el historiador.

El director de la revista Letras Libres se hizo esta pregunta motivado por la ponencia que leyó el crítico literario Adolfo Castañón, en el homenaje que El Colegio Nacional le rindió a Zaid la noche del viernes, en la que concluía: “Este Gabriel tan nuestro, tan regio, parece a veces como un huésped de otro mundo que hubiese condescendido a visitar nuestra modesta región”.

Para Krauze, Palestina, la tierra de los ancestros del homenajeado, puede ser uno de esos otros mundos. “Yo he leído o he creído ver, y creo que no me equivoco, en algunos de sus libros sobre economía o al hablar de la comunidad rural mexicana o el campo en México, la huella de esa tierra de sus ancestros.

“Las generaciones de palestinos están presentes en su obra y en su visión de lo que pudo ser, y de lo que quizá aún pueda ser la vida de las comunidades rurales en México. Esas aldeas que por desgracia desaparecieron, las aldeas de Palestina, llenas de olivos y limoneros, donde la vida transcurre lenta, no llena de riqueza material, sino de armonía moral”, agregó el también moderador de la mesa Los lectores de Gabriel Zaid.

Krauze señaló que otro de los mundos ligados a éste de donde proviene la obra del poeta y él mismo es la cultura árabe.

“A ellos, no olvidemos, les debemos la recuperación de la filosofía griega; fueron ellos quienes tradujeron a Aristóteles. Pienso en los poetas árabes, en los científicos, los filósofos, los teólogos. Creo que ese mundo prodigioso es del que proviene”, agregó el historiador.

En el Aula Mayor de El Colegio Nacional se festejó al autor de Dinero para la cultura (2013), quien, reacio a los homenajes y reconocimientos, no asistió. Sin embargo, seis escritores y lectores de Zaid hablaron de igual número de sus libros y detallaron las enseñanzas encontrados en ellos: Castañón, Enrique Serna, Fernando García Ramírez, Christopher Domínguez, Humberto Beck y Julio Hubard.

Krauze resumió la opinión general: “Zaid no es sólo un mexicano eminente, sino es un clásico vivo. Con su trayectoria de más de 50 años como poeta, ensayista, crítico, ha ido adquiriendo una autoridad intelectual y un reconocimiento unánime”.

Añadió que “cada década, hemos asistido a un reconocimiento discreto y digno de Zaid. En 1984, El Colegio Nacional lo distinguió designándolo, gozándolo, como miembro de esta institución, y fue la única ocasión que acudió a este recinto a dar un discurso memorable en homenaje a Daniel Cosío Villegas, que se tituló Imprenta y vida pública. Y acudió, según recuerdo que dijo, porque ese reconocimiento era irresistible. Después, década tras década, han venido los reconocimientos, pero él, por supuesto, no ha acudido, salvo espiritualmente”.

Tras escuchar la importancia y la vigencia que conservan libros como Reloj de sol, El secreto de la fama, Cómo leer en bicicleta, Leer poesía, De los libros al poder y El progreso improductivo, Krauze señaló que hace unos días Basia Batorska, esposa de Zaid, le recordaba una tradicional canción polaca que se canta en los cumpleaños.

“No me atrevería a cantarla, pero sé que dice así: ‘Cien años, cien años, que cumplas cien años para nosotros’. Felicidades, Gabriel”, señaló ante la esposa de Zaid, que sí asistió al homenaje.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red