Celebra Conaculta 25 años con Plan Nacional hasta 2018

En el Museo Nacional de Antropología el presidente Enrique Peña Nieto anunció la entrada del programa Cultural para la Armonía en Michoacán

COMPARTIR 
18/01/2014 05:49 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de enero.- Esta vez, dice Rafael Tovar y de Teresa, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes funcionará realmente como “un consejo de consejos temáticos”. Después de una ceremonia en la que se celebró el 25 aniversario de la institución. El titular del organismo federal afirmó que este año comenzarán a funcionar grupos de consejeros, integrados por funcionarios, artistas y expertos de las diferentes disciplinas (música, letras, danza, teatro o patrimonio cultural) que tendrán bajo su responsabilidad la revisión de los programas de trabajo de la dependencia y la asignación de recursos en cada área.

En entrevista al término del acto presidencial, Tovar y de Teresa descartó la posibilidad de que el Conaculta alcance el nivel de una Secretaría de Estado y aseguró que “un Consejo en un país como el nuestro es verdaderamente adecuado, pero vamos a volverlo realmente un consejo; por un lado, tener grupos de pares en las distintas disciplinas en donde participen también las instituciones con expertos y puedan crearse por temas”, señaló.

El acto para conmemorar el aniversario de la institución, instaurada el 7 de diciembre de 1988 por Carlos Salinas de Gortari, se llevó a cabo en el Museo Nacional de Antropología y fue encabezado por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Ante buena parte de la comunidad cultural se dieron a conocer los cinco ejes estratégicos que integran el Programa especial de Cultura y Arte 2013-2018.

Durante su participación en el estrado, Tovar y de Teresa aseguró que es imposible ver al Conaculta “como hace 15 o 20 años o volver al pasado”, por lo que ofreció “reimaginar” el organismo “para transformarlo y fortalecerlo”. Pero no hubo sorpresas: el funcionario federal, quien por tercera ocasión dirige el organismo, reafirmó los cinco ejes —esbozados desde su llegada a la institución en diciembre de 2012— que marcarán su administración durante el resto del sexenio:

Hacer de la cultura un medio para la transformación, la cohesión y la inclusión social; proteger el patrimonio material e inmaterial y ofrecer una infraestructura digna para la acción cultural y el acceso de todos; propiciar el acceso universal a la cultura, sus bienes y servicios, para contribuir a la educación y a la formación integral de las personas; movilizar los recursos culturales, estimular la capacidad creativa y el potencial económico de la cultura para el desarrollo del país y ampliar la imagen de México en el mundo y alentar el turismo nacional e internacional a través de la cultura.

Un nuevo museo para el país y un minuto de silencio a la memoria de Juan Gelman

Al tomar la palabra, el presidente Enrique Peña Nieto pidió un minuto de silencio a la memoria del poeta de origen argentino Juan Gelman —recién fallecido en la Ciudad de México— y elogió a Miguel León-Portilla, Elena Poniatowska, Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki, académicos y artistas recientemente galardonados en el extranjero, como ejemplo de que “nuestra mejor carta de presentación como país se integra, precisamente, por creadores individuales y colectivos, así como por intelectuales, cuya obra se valora internacionalmente”.

Antes de escuchar la interpretación del Danzón n.2 y Alas a Malala, a cargo de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México, y bajo la batuta de Arturo Márquez y Eduardo García Barrios, el mandatario federal anunció la creación del Museo de la Biodiversidad y Cultura, así como la apertura en 2014 de dos nuevas zonas arqueológicas, una en X’Cambó, Yucatán, y la de patrimonio paleontológico de Rincón Colorado, en Coahuila, así como del Museo de Arte Rupestre, en Baja California Sur.

El presidente Peña Nieto aseguró además que “se avanza en la ejecución de proyectos innovadores”, como el Salón del Patrimonio de la Humanidad en Palacio Nacional o la Mediateca Nacional, que hospedará los acervos digitalizados del patrimonio cultural de México.

Como lo han hecho otros presidentes en sexenios pasados, el mandatario también prometió crear una política cultural “democrática”. “Como presidente de la República reafirmo mi responsabilidad de innovar una política cultural para una sociedad plural y democrática, revitalizando el diálogo, como lo ha expresado y lo ha solicitado hace un momento don Hugo (Gutiérrez Vega), en su intervención, y también revitalizando el trabajo y apoyando la creatividad de nuestros mexicanos”.

A nombre de la comunidad cultural, Gutiérrez Vega llamó al Presidente a no recortar los recursos para la cultura y a garantizar la libertad artística. “El arte que es de la naturaleza muy delicada requiere apoyo de las instancias políticas y sociales, pero no puede admitir el más mínimo asomo de control o de censura. Por tanto, los gobiernos deben renunciar a cualquier forma de control, pues al hacerlo, lo único que logran es desnaturalizarlo y empobrecer a la sociedad”, dijo.

El poeta aseguró que las ideas de Víctor Flores Olea, primer presidente del Conaculta, “siguen vivas” y lamentó los 12 años de gobierno panista, por lo que pidió a “recuperar la tradición posrevolucionaria, que fue entendida no como una lápida, sino como un capitel sobre el cual se construiría un futuro mejor (…) Durante 12 años, el odio conservador a la cultura y al Estado laico rompió con esta tradición posrevolucionaria, y se disfrazó con un gigantismo absurdo y contradictorio y contraproducente”, remató el poeta mexicano.

A la ceremonia de aniversario del Conaculta en el Museo Nacional de Antropología sólo asistió, como ex titular de esa dependencia, Sari Bermúdez —presidenta del organismo durante el gobierno de Vicente Fox—, y estuvieron ausentes el ya mencionado Flores Olea, además de Sergio Vela y Consuelo Sáizar, titulares del organismo durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa.   

 

Las cinco estrategias del Programa especial de Cultura y Arte 2013-2018

 

1.- Hacer de la cultura un medio para la transformación, la cohesión y la inclusión social

- Derivado de la primera línea de acción del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, se pretende que el arte y la cultura jueguen un papel primordial para incrementar la aportación de la cultura al desarrollo, la seguridad y la prevención social. El eje estará basado en el Programa Cultura para la Armonía que atenderá a las comunidades comprendidas en los polígonos geográficos definidos con los mayores índices de delincuencia.

 

2.- Proteger el patrimonio material e inmaterial, y ofrecer una infraestructura digna para la acción cultural y el acceso de todos

- Los esfuerzos estarán destinados a mantener la infraestructura cultural existente antes que generar nuevos proyectos. Se seguirá impulsando la creación y puesta en marcha de planes de manejo para zonas arqueológicas y museos del país; la construcción y modernización de la estructura operativa de las zonas ya existentes; el programa de adquisición de obra artística; la actualización de infraestructura con remodelación e incorporación de tecnología de punta en museos, teatros, foros y escuelas de bellas artes.

 

3.- Acceso universal a la cultura y uso de los medios digitales

De acuerdo con el Conaculta, en el último año los usuarios de internet en el país aumentaron de 41 a 46 millones. A través de este eje se asume el compromiso —como parte de la estrategia digital nacional— de adoptar internet y las plataformas digitales como canal estratégico para poner a disposición de la gente bienes y servicios culturales como libros, música, películas, videos, grabaciones, fotografías, cursos y conferencias, actos artísticos en vivo, recorridos virtuales y piezas de museos.

 

4.- Estímulos a la creación y al desarrollo cultural productivo, reconociendo a la cultura como sector económico

Se ampliarán las políticas y los programas encaminados al fomento y estímulo de empresas creativas y culturales. Con este fin se llevará a cabo un foro de reflexión y operación sobre mecanismos internacionales y apoyo a las industrias culturales. En el cine, se crearán circuitos alternativos de distribución y respecto a la industria editorial, se diseñarán nuevas estrategias para la promoción del libro mexicano en el extranjero; el impulso a la edición y distribución digitales del libro y la creación de centros de coordinación de fomento a la lectura en estados.

 

5.- Reposicionar la imagen de México en el mundo y alentar el turismo nacional e internacional a través de la cultura

- Se buscará contribuir al reposicionamiento de la imagen de México y el fortalecimiento de la presencia mexicana en los más importantes foros internacionales y de las expresiones del mundo en el país. A partir de este año se conformarán consejos consultivos para cada especialidad de la cultura, integrados por responsables de las instituciones culturales, integrantes de la comunidad artística y expertos en la rama.

 

Piden se resuelvan pendientes añejos

Mientras Rafael Tovar y de Teresa ha descartado gestionar la creación de una secretaría de cultura, algunas voces de la comunidad cultural siguen pensando que darle una figura jurídica al organismo sigue siendo el gran pendiente.

“El gran pendiente sigue siendo el marco jurídico (…), no solamente el marco jurídico, sino que me encantaría ver algún día que fuera una Secretaría de Estado. No se ha concretado porque hay muchas opiniones que intervienen, obviamente primero tiene que ser una decisión presidencial, debe intervenir también la Secretaría de Educación, obviamente el Congreso, no se ha logrado desafortunadamente, México sí merece una Secretaría de Cultura”, estimó Sari Bermúdez, ex presidenta del organismo.

Después de la ceremonia realizada en el Museo Nacional de Antropología la ex funcionaria refirió que cuando encabezó el organismo los ministros de cultura de otras naciones se sorprendían de que México no contara con un funcionario cultural de su misma jerarquía. “Nos preguntaban cuál era el nivel de la autoridad más alta en México, decíamos que era un consejo; dudaban un poco sobre esa cita, porque normalmente se ven entre homólogos y si no es un ministro de cultura, entonces que lo vea el viceministro.”

A lo largo de los más de 11 minutos que duró su discurso, Tovar jamás se refirió al tema. Una vez terminado el acto, afirmó que “se da por hecho que hay que revisar el marco jurídico, que a 25 años de la creación del Conaculta se necesita un fortalecimiento de la propia institución a través de reglas más claras que establezcan su propia relación y la relación de todo el sector”.

La presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Margarita Saldaña, también consideró que el tema ausente en el aniversario del Consejo fue la definición de una figura jurídica para el organismo. “Me parece que debemos ampliarnos, ya han pasado 25 años de algo que en su momento era lo que se necesitaba, creo que ahora sí hay que dar el gran paso a una secretaría”, señaló.

La diputada aseguró que en el periodo de sesiones que comenzará en febrero próximo, presentará una iniciativa que propondrá la creación de una Secretaría de Cultura. “Es algo que tenemos que empezar a mencionar constantemente; yo me acerqué al Presidente y le dije que me gustaría que platicáramos del marco jurídico para tener una gran reforma también en el tema cultural, quedamos en reunirnos”.

La crítica de arte Teresa del Conde dijo que “el Conaculta no tiene un marco jurídico, es el pendiente”. Y respecto a los ejes de la estrategia cultural dijo: “Es una propuesta vamos a ver las realidades”.

 

 

Comentarios

Lo que pasa en la red