Fallece a los 83 años el escritor Juan Gelman

Distinguido con galardones literarios de la relevancia del Cervantes, del Reina Sofía, del López Velarde, del Pablo Neruda y del Juan Rulfo, el poeta que decidió residir en nuestro país hasta el final de sus días y que padeció los rigores de la dictadura argentina, cubrió de luto ayer a las letras hispanas

COMPARTIR 
14/01/2014 23:57 Virginia Bautista / Foto: Archivo
Juan Gelman ganó el Premio Cervantes en 2007
Juan Gelman ganó el Premio Cervantes en 2007

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero.- El poeta argentino Juan Gelman (1930-2014) decía que quería morir en México y ayer este deseo se cumplió. En su casa de la colonia Condesa, el Premio Cervantes 2007 falleció ayer a los 83 años de edad a causa de una preleucemia, hacia las 16:30 horas.

“Él tenía lo mejor de los mexicanos y lo mejor de los argentinos. Hoy es un día de gran tristeza para las letras hispanas”, afirmó el poeta Marco Antonio Campos, a quien Gelman reiteradamente le externó su deseo de morir en el país azteca.

“El próximo domingo cumpliría 25 años de haberse establecido entre nosotros. Íbamos a celebrar con una reunión entre amigos, en su casa, y ya no fue posible”, lamentó. “Tuve el honor de que me privilegiara durante 20 años con el trato de hermano”, agregó conmovido.

Otro de sus amigos cercanos, el poeta Eduardo Lizalde, quien también fue convocado a la comida en casa de Gelman, lo definió como “un hombre valiente y generoso y un escritor notable”, que era muy querido en México, España y Argentina.

“Era un poeta original que vivió un exilio obligado por el asesinato de su hijo y su nuera.

Tuvo una vida durísima. Se dedicó a buscar a los delincuentes que desaparecieron a su hijo, pero no  los encontró. En México halló su gran refugio”, añadió.

Detalló que recién le había hecho llegar su libro Hoy, que acababa de publicar en Seix Barral y que acababa de terminar su poemario Mara, Mara, dedicado a su esposa. “Me encargaré de promover estas obras, muestra de su gran talento poético”.

Gelman externó sus sentimientos sobre México durante la entrega de la Medalla Bellas Artes en 2012, cuando confesó que no se iría de esta nación, porque aquí encontró una familia.

“El primer día que pisé este país en 1961 me quedé absolutamente fascinado. Fue como un estallido dulce. Y hace 24 años decidí establecerme en México, sostenido por este gran amor al país, y sostenido por el amor a una mujer, mi mujer”.

La poeta Dolores Castro también lamentó la muerte del autor de una treintena de obras, entre las que destacan Mundar y El emperrado corazón amora. “Siento mucho la muerte de este gran poeta. Su poesía expresa lo que muchos argentinos, y muchos seres humanos, sentimos ante la pérdida de vidas por la violencia.

Su poesía recreaba su lucha dolorosa, su amor y defensa de la vida, la lucha para encontrar a su nieta. Nos deja un legado de justa rebeldía, y sobre todo el legado de sensibilidad en el sueño de lo que debería ser, de lo que podría ser más humano y mejor. Su poesía corresponde absolutamente a sus sueños y a sus actos”.

Y el poeta chileno Hernán Lavín Cerda, también exiliado como Gelman, revalora la trayectoria de quien fue merecedor de los premios iberoamericanos de poesía Ramón López Velarde (2003), Pablo Neruda (2004) y Reina Sofía (2005); quien hasta el final de su vida, comentó a Excélsior, se sentía feliz “al seguir intentando atrapar a esa señora tan evasiva que es la poesía”.

“Era un hombre muy culto, preparado, un gran lector. Conocía muy bien las distintas tradiciones de la poesía. Él surge con el posmodernismo, cuando hay un desprendimiento de la poesía de salón, elegante. Él baja del Olimpo y se atreve a meterse en todos los ambientes. Su lenguaje es coloquial, cotidiano, citadino.

El tango es fundamental en su obra, se mete en los ambientes callejeros, no santos, con los personajes del diario vivir”, señaló.

Lavín Cerda dijo que nunca se encontró con él en Sudamérica, sino que lo conoció personalmente en México, a donde él llegó en 1973, y Gelman tres años después.

“Le guardo mucho cariño, porque siempre me enviaba sus libros, desde los primeros, que eran ediciones modestas. Nos veíamos de vez en cuando en encuentros de poetas y recitales.

Su obra es muy bien recibida por los jóvenes. Era uno de los poetas mayores de nuestra lengua”, concluye.

El propio Gelman comentó sobre sus últimas obras: “Siempre estoy buscando expresar lo que me obsede. No me detengo mucho a pensar en lo que hago, porque eso puede ser paralizante para mí” (Excélsior, 29/11/2011).

Juan Gelman será velado hoy en la funeraria García López, a partir de las 9:00 horas.

Víctima de la dictadura

Gelman partió al exilio entre 1975 y 1988, viviendo de manera alternativa en España, Italia, Nicaragua, Francia,  EU y al final en México.

Gracias a diversas investigaciones, Gelman pudo establecer que el 26 de agosto de 1976 fueron raptados sus hijos Nora Eva (19 años) y Marcelo Ariel (20), junto a su nuera María Claudia Iruretagoyena (19), quien estaba embarazada de siete meses.

Su hijo y su nuera desaparecieron, junto a su nieta nacida en cautiverio. Dos años después se supo que Iruretagoyena había dado a luz, pero no pudo precisar dónde ni el sexo.

El 7 de enero de 1990 fueron identificados los restos de su hijo, encontrados en un río de Buenos Aires, dentro de un tambor de grasa lleno de cemento. Se determinó también que había sido asesinado de un tiro en la nuca.

En el año 2000, la nieta de Gelman fue hallada y Gelman pudo reunirse con ella. Luego de verificar su identidad, la joven decidió tomar los apellidos de sus verdaderos padres, para llamarse María Macarena Gelman García.

El 1 de abril de 2011 los asesinos del hijo de Gelman fueron sentenciados por el homicidio de Marcelo Ariel, en 1976, después de 30 años de exigir justicia.

Algo de su poesía

  •  Violín y otras cuestiones (1956)
  •  El juego en que andamos (1959)
  •  Gotán (1962)
  •  Cólera buey (1964)
  •  Si dulcemente (1980)
  •  Hacia el Sur (1982)
  •  Interrupciones I (1986)
  •  Interrupciones II (1988)
  •  Incompletamente (1997)
  •  Valer la pena (2001)
  •  Mundar (2007)
  •  Bajo la lluvia ajena (2009)
  •  El emperrado corazón amora (2011)
  •  Hoy (2013)

Sepelio

Los restos del poeta Juan Gelman serán velados hoy a partir de las nueve de la mañana en la agencia funeraria García López (General Prim  57, colonia Juárez, delegación Cuauhtémoc, Distrito Federal).

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios