Un siglo de genios literarios 1914- 2014

Este año no sólo se festejan los centenarios de Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas, en el caso de México, o de Julio Cortázar y Nicanor Parra, en el caso de Argentina y Chile respectivamente. Hay, en total, 76 escritores de diversas latitudes que también nacieron hace cien años y que le dejaron al mundo un gran legado creativo

COMPARTIR 
08/01/2014 03:09 Virginia Bautista

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero.- ¿Cómo se les ocurrió nacer en 1914 a por lo menos 76 escritores en todo el mundo? Se pregunta el editor Héctor Anaya, quien no deja de sorprenderse de que un año “convulsionado por guerras y conflictos” haya sido tan pródigo para la literatura universal.

“Hace exactamente cien años nacieron los grandes autores que marcaron el siglo XX. Estoy hablando de Marguerite Duras, Dylan Thomas, Octavio Paz, William Burroughs, Julio Cortázar, Nicanor Parra, Oscar Lewis. Nada menos. Por lo que este 2014 será abundante en celebraciones”, afirma.

“En Europa estaban los prolegómenos de la Primera Guerra Mundial; en Estados Unidos se gestaba ya el colapso económico que estallaría 15 años después; en las costas de Argentina se libraba la batalla de las islas Malvinas, entre Alemania e Inglaterra; y Latinoamérica veía horrorizada cómo se recrudecía la Revolución mexicana. En medio de todo esto, se sembraron semillas literarias”, agrega.

Por esta razón, el investigador mexicano dedicó el Calendario de Escritores 2014, que publica desde hace 11 años para promover la vida y el pensamiento de autores nacionales y extranjeros ante un público nuevo, a los literatos centenarios.

Entre los 76 cumpleañeros que Anaya enlista en su calendario, que este año editó en pequeño formato, para escritorio, destacan cuatro mexicanos: los poetas Octavio Paz (Nobel de Literatura 1990) y Efraín Huerta, y los narradores José Revueltas y María del Carmen Millán, la primera mujer en ingresar como miembro de número a la Academia Mexicana de la Lengua y estudiosa de la poesía mexicana.

Anaya señala que dos escritores argentinos fundamentales vieron la luz en 1914: Julio Cortázar y Adolfo Bioy Casares; sin embargo, el primero se ha robado los reflectores y falta que el gobierno sudamericano dé a conocer el homenaje que se rendirá al segundo.

Frecuentador de las literaturas fantástica, policial y de ciencia ficción, Bioy Casares debe, además, parte de su reconocimiento a su gran amistad con otro genio literario, Jorge Luis Borges, con quien colaboró literariamente en varias ocasiones. Éste consideró al Premio Cervantes 1990 como uno de los más notables escritores argentinos contemporáneos.

Otro gran latinoamericano digno de mención es el poeta chileno Nicanor Parra, uno de los pocos centenarios que siguen vivos, junto al francés Jan de Fast, el español Pedro Víctor Debrigode, el colombiano Carlos Delgado Nieto y el cubano Ramiro Gómez Kemp. Considerado el creador de la antipoesía, la propuesta de Parra cimbró durante los años 60 de la pasada centuria la poesía de Latinoamérica.

“Pero hubo más reparto de talento literario para ese 1914. En España nacieron tres escritores: Julián Marías, Julio Caro Baroja y Martín Riquer, y un editor, Manuel de Lara Hernández, creador del sello editorial Planeta. En el caso de Francia, dos escritores nacidos en otras regiones: Marguerite Duras, en Indochina, y Romain Gary, en Lituania. En Estados Unidos está el caso de William Burroughs, Howard Fast y Oscar Lewis. Y en el País de Gales, Dylan Thomas”, detalla Héctor Anaya.

El editor se detiene en la figura del historiador y antropólogo estadunidense Oscar Lewis, quien introdujo el concepto de “la cultura de la pobreza” y su libro Los hijos de Sánchez despertó en los años 60 una fuerte polémica en México, cuyo gobierno lo declaró “calumnioso y obsceno”.

“Con Los hijos Sánchez quedó de manifestó la intolerancia oficial, que espero no se repita, del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz hacia un autor que, según él, denigraba a México con su libro.

“El entonces procurador de la República pronunció un dictamen justo y culto en lugar de fiarse de las acusaciones que se le hacían. Destruyó cada uno de los señalamientos y solicitó a intelectuales reconocidos su opinión sobre lo que se decía del libro. Todos coincidieron en que lo que denigraba a México era la miseria. Él tomó en cuenta todo esto, lo que difícilmente un procurador de hoy haría ante una consigna presidencial. Su ejemplo es digno de recordarse para que no se repita”, indica Anaya.

Pocas mujeres

Entre las 11 mujeres que se incluyen en el listado de los nacidos en 1914 destaca la novelista, guionista y directora de cine francesa Marguerite Duras, quien participó en la Resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial, su grupo cayó tras una emboscada y logró escapar ayudada por François Mitterrand, quien llegó a ser presidente de Francia.

Autora de unas 40 novelas y una docena de piezas de teatro, Duras escribió el guion de la película Hiroshima, mon amour (1958), dirigida por Alain Resnais, y también estuvo al frente de la filmación de varias películas. La destrucción, el amor y la alienación social son palabras clave en la vida de Duras que se detectan en toda su obra.

Por supuesto, está el caso de la poblana María del Carmen Millán, escritora, catedrática e investigadora, cuya labor falta revalorarse, pues fue la primera mujer en ingresar como miembro de número a la Academia Mexicana de la Lengua.

Cursó una maestría en Letras, obteniendo el título correspondiente magna cum laude en 1953. Obtuvo el doctorado en 1962 y sus sinodales fueron Francisco Monterde, Agustín Yáñez, José Rojas Garcidueñas, Ermilo Abreu Gómez y Manuel Alcalá.

Su tesis de posgrado se ha editado 16 veces y sirve como base para el estudio de la literatura mexicana.

Finalmente, destaca la obra de la italiana Liana Millu, quien también se unió a la Resistencia, donde fue detenida por la Gestapo, en marzo de 1944, y fue deportada al campo de exterminio Auschwitz-Birkenau.

Su obra recoge seis relatos sobre las condiciones de vida en los campos de concentración nazis, presentando la historia de seis mujeres diferentes. Es uno de los testimonios literarios del Holocausto desde el punto de vista femenino, que muestra una percepción de lo inhumano con una objetividad desprovista de retórica.

De habla inglesa

El británico Dylan Thomas y el estadunidense William Burroughs fueron dos de los escritores más reconocidos y más polémicos de la pasada centuria, cuya obra, según Anaya, falta promover mejor ante las nuevas generaciones de lectores.

“La poesía debe ser tan orgiástica y orgánica como la cópula, divisoria y unificadora, personal pero no privada”. Así definía Dylan Thomas a la disciplina a la que entregó con pasión su corta vida.

El poeta, cuentista y dramaturgo, famoso por su vida bohemia, por ser un bebedor empedernido y por tener una voz cautivante, murió repentinamente en Nueva York hace 60 años, tras demostrar que “el caos y el exceso fueron su camino a la genialidad”.

Fue uno de los grandes del siglo XX, icono cultural galés y autor de obras como Dieciocho poemas, Retrato del artista cachorro y Muertes y entradas, para algunos su obra maestra, así como de un drama de teatro escrito para la radio, Bajo el bosque lácteo, que se publicó póstumamente.

Thomas murió mientras redactaba el guión de una obra del reconocido músico Igor Stravinski, en el Hospital St. Vincent de Nueva York. Los primeros rumores sobre la causa de su muerte privilegiaron la versión de una hemorragia cerebral, algunos dijeron que se había tratado de un asalto violento y otros sostuvieron que finalmente había logrado beber hasta morir. Sus últimas palabras fueron “he bebido 18 vasos de whisky, creo que es todo un récord”.

Y Burroughs fue un novelista, ensayista y crítico social que renovó el lenguaje narrativo y una de las principales figuras de la llamada Generación Beat. Desde pequeño descubrió sus inclinaciones homosexuales y su pasión por las armas de fuego, que le acompañó toda su vida. Tras un periodo terriblemente autodestructivo durante los años 50, incursionó en la literatura. Terminó sus estudios en la Universidad de Harvard en 1936 y se dedicó a partir de los años 60 a escribir con bastante continuidad.

Su obra tiene una importante carga autobiográfica y en ella se plasma su adicción a diversas sustancias, como la heroína. En una de sus huidas de la justicia americana a México, con su esposa, bajo los efectos de la droga y el alcohol, Burroughs acabó de un disparo con la vida de ella, accidente que marcaría un antes y un después en su obra literaria.
La experimentación, el surrealismo y la sátira constituyen, además, algunos de los elementos más destacados de sus novelas.

Los pensamientos, las frases y la vida de algunos de los autores centenarios se detallan en el Calendario de Escritores 2014, que se puede solicitar al correo abrapalabra@prodigy.net.mx.

Anaya explica que el tamaño del calendario es accesible, de 12 x 14 centímetros, y se presenta en un singular estuche, aunque su tiraje es limitado. “Ya me di cuenta que la cultura es elitista. Entonces trabajaré para los pocos que somos, pero espero que poco a poco aumente este tipo de público”, dice.

76 escritores del mundo cuyo centenario de nacimiento se conmemorará este año

  • Robert Aickman (inglés)
  • Cyril Aldred (inglés)
  • Philippe Ariès (francés)
  • Béatrix Beck (suiza)
  • Charles Berlitz (estadunidense)
  • Adolfo Bioy Casares (argentino)
  • Lucien Bodard (francés)
  • Rafael Bolívar Coronado (venezolano)
  • Daniel J. Boorstin (estadunidense)
  • Alan Bullock (inglés)
  • William Burroughs (estadunidense )
  • Julio Caro Baroja (español)
  • José Agustín Catalá (venezolano)
  • Joaquín Chamorro Aguilar (español)
  • Teófilo Cid (chileno)
  • Óscar Conti (argentino)
  • Julio Cortázar (argentino)
  • Jan de Fast (francés)
  • Martín de Riquer (español)
  • Pedro Víctor Debrigode (español)
  • Álvaro del Portillo (español)
  • Carlos Delgado Nieto (colombiano)
  • Taisen Deshimaru (japonés)
  • Marguerite Duras (francesa)
  • Howard Fast (estadunidense)
  • Samuel Feijoo (cubano)
  • Celia Fremlin (inglesa)
  • José García Nieto (español)
  • Martin Gardner (estadunidense)
  • Romain Gary (francés)
  • Ramiro Gómez Kemp (cubano)
  • Nicomedes Guzmán (chileno)
  • Hans Hellmut Kirst (alemán)
  • John Hersey (estadunidense)
  • Thor Heyerdahl (noruego)
  • Etty Hillesum (holandesa)
  • Bohumil Hrabal (checo)
  • Efraín Huerta (mexicano)
  • Tove Jansson (finlandesa)
  • Jan Karski (polaco)
  • R.A. (Raphael Aloysius) Lafferty (estadunidense)
  • Maria Lang (sueca)
  • Laurie Lee (inglés)
  • Oscar Lewis (estadunidense)
  • Mario Luzi (italiano)
  • Colin MacInnes (inglés)
  • Bernard Malamud (estadunidense)
  • Julián Marías (español)
  • María del Carmen Millán (mexicana)
  • Liana Millu (italiana)
  • Enrique Miret (español)
  • Patrick O’Brian (irlandés)
  • Anna María Ortese (italiana)
  • Nicanor Parra (chileno)
  • Octavio Paz (mexicano)
  • Ferran Planes I Vilella (español)
  • James Purdy (estadunidense)
  • José Revueltas (mexicano)
  • Arno Schmidt (alemán)
  • Budd Schulberg (estadunidense)
  • Annemarie Selinko (austriaca)
  • José Silva (estadunidense)
  • Albert Soboul (francés)
  • Jess Stearn (estadunidense)
  • John Symonds (inglés)
  • George Tabori (húngaro)
  • Dylan Thomas (inglés)
  • Hugh Trevor-Roper (inglés)
  • Wilson Tucker (estadunidense)
  • Jean-Pierre Vernant (francés)
  • Joan Vinyoli (español)
  • Bernd Freytag von Loringhoven (alemán)
  • Gregor von Rezzori (austriaco)
  • Herbert Wendt (alemán)
  • Ted Willis (inglés) 
  • Concha Zardoya (española)

 

Comentarios

Lo que pasa en la red