Anunciarán protocolo para accionar ante casos de bullying

La estrategia creada por el GDF busca detectar, prevenir y atender la violencia escolar a través de diversas herramientas

COMPARTIR 
02/09/2014 04:46 María Fernanda Navarro / Foto: Archivo
La Ciudad de México se convertirá en la primera entidad en trabajar de manera coordinada para la atención del bullying.
La Ciudad de México se convertirá en la primera entidad en trabajar de manera coordinada para la atención del bullying.

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de septiembre.- La Secretaría de Educación (Sedu) del Distrito Federal dará a conocer esta semana un protocolo que establecerá acciones específicas para que autoridades escolares, padres de familia y alumnos atiendan casos de acoso escolar.

De acuerdo con Mara Robles, titular de la Sedu, la estrategia busca detectar, prevenir y atender la violencia escolar a través de diversas herramientas, una de ellas, un curso que promoverá la cultura de la resolución de conflictos escolares a través del diálogo, y que estará a disposición de todas las escuelas del DF a partir de este mes.

Robles adelantó que en la puesta en marcha del protocolo se involucrarán diversas dependencias del DF y la Secretaría de Educación Pública federal, lo que convertiría a la ciudad en la primera entidad en trabajar de manera coordinada para la atención del bullying.

La necesidad de un marco de actuación por violencia escolar se puso de manifiesto hace tres semanas luego de que padres de familia y directivos de la escuela José María Mata, organizaron una protesta para que un estudiante de 9 años, acusado de agredir físicamente a sus compañeros y profesores, fuera trasladado a otro plantel.

Antes de estos hechos, el menor y su madre recibieron atención sicológica en la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) además de que el caso fue atraído por el DIF del DF cuando la Procuraduría capitalina recibió una denuncia en contra del menor por el delito de lesiones. Sin embargo cuando autoridades del DIF acudieron al domicilio señalado en la averiguación previa, el menor y su familia ya no vivían ahí por lo que no pudieron brindarles atención.

Las autoridades también instrumentaron un protocolo de respuesta especial para este caso integrado por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred), el DIF DF, las secretarías de Salud y Educación quienes ofrecieron acompañamiento a la comunidad escolar afectada y al menor acusado.

Cabe destacar que el Consejo Ciudadano señala que 54 por ciento de los reportes de acoso escolar se hacen en la primaria.

Pese a que las autoridades capitalinas prometen generar mecanismos que promuevan la resolución de estos conflictos de forma pacífica y respetando los derechos de los estudiantes de educación básica, es la Administración Federal de Servicios Educativos del Distrito Federal (AFSEDF) quien se encarga de establecer los lineamientos a los que la comunidad escolar debe apegarse para solucionar las faltas que se comentan en las escuelas.

En opinión de Luis Ignacio Sánchez Gómez, administrador de la AFSE, en el evento ocurrido el 20 de agosto en la escuela José María Mata, no se siguió bien el protocolo de actuación dispuesto por esa dependencia.

“Existe un código de actuación en todas las escuelas que llamamos el Marco para la Convivencia Escolar en el que están tipificadas todas las conductas y cuál es la manera de trabajarlas, en ese caso se desbordaron las cosas. A mí me preocupó mucho que tanto la directora como los padres de familia encabezaran una manifestación para impedir que un niño de nueve años entrara al salón de clases, aunque puedo entender el hartazgo.”

El Marco para la Convivencia Escolar en las Escuelas de Educación Básica del DF contiene los lineamientos generales que sirven de referencia a directivos y docentes para establecer medidas disciplinarias en caso de no respetar normas escolares.

El documento establece, desde 2011, que durante los primeros días de arranque de cada ciclo escolar se reparta a alumnos y padres de familia de cada nivel la Carta de Derechos y Deberes de las Alumnas y Alumnos.

En la Carta se enlistas las faltas y las medidas disciplinarias que se aplicarán al alumno que las cometa. Éstas pueden ser desde llegar tarde a la escuela, utilizar lenguaje o gestos obscenos, intimidar, cometer agresiones físicas contra otro miembro de la comunidad escolar, participar en peleas o riñas, hasta incurrir en agresión sexual física u obligar a otros a tener actividad sexual.

Ante cada una de las faltas enlistadas los docentes tienen que proceder con un exhorto verbal para el alumno, al tiempo que se van agregando medidas disciplinarias de acuerdo a la gravedad de las ofensas.

Para las faltas más graves, como poseer o usar un arma de fuego, incitar o participar en un incidente violento, llevar a cabo bullying cibernético, o infligir mediante el uso de la fuerza una lesión seria a alumnos o personal de la escuela, se invita a los padres del infractor que lo lleven a una institución externa especializada para su atención y el USAER se encargará de dar seguimiento. Sólo ante casos en los que el estudiante viole la ley se avisará a las autoridades correspondientes.

De acuerdo con Trixia Valle, escritora y conferencista de bullying, los maestros gozan de muy poca autoridad frente a la comunidad escolar.

“No puedes ni agarrar del brazo a un niño para separarlo en caso de que se esté peleando, porque te pueden acusar de abuso
infantil.”

Valle explicó que no es la falta de protocolos lo que crea un entorno agresivo en escuelas sino la falta de sentido común entre los padres de familia, directivos y autoridades educativas.

“Los niños que acosan a sus compañeros a veces son justificados por sus padres; por eso año con año los bullies permanecen en la misma escuela y cuando hay un niño bully que violenta ese derecho eso ya no se cumple para 500 o 50 alumnos.”

Comentarios

Lo que pasa en la red