Defraudan 'piratas' con tarjetas TDF; transporte público capitalino

Venden en 350 pesos micas cargadas con 500 pesos para el Metro; ofrecen que es multimodal

COMPARTIR 
29/08/2014 10:28 Filiberto Cruz Monroy

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de agosto.- Vendedores ambulantes apostados en la zona centro de la Ciudad de México ofrecen por 350 pesos tarjetas cargadas con 500 pesos para poder usar el transporte público.

Excélsior comprobó que los comerciantes del Eje Central que principalmente ofrecen programas pirata para computadoras también venden la Tarjeta del Distrito Federal o TDF para ingresar al Metro, Metrobús y Tren Ligero.

En un recorrido realizado por este diario por las plazas Meave y de la Computación se encontró a varios comerciantes que aceptaron que venden la mica y quienes garantizaron que ésta tenía 500 pesos y que sirve para todos los transportes.

Sin embargo, una de las tarjetas adquiridas para la realización de esta investigación periodística no contenía 500 pesos, sino 489 pesos y sólo funcionó en el Metro; no en el Tren Ligero ni en el Metrobús.

La TDF que se compra y recarga habitualmente es utilizada para ingresar a los transportes citados y funciona, además, para Ecobici y el servicio Carrot, una modalidad de renta de vehículos por periodos cortos. Durante el año pasado la mica fue utilizada por 55 por ciento de los usuarios del Metro.

Piratas ofrecen la tarjeta multimodal

Por $350, ambulantes del Eje Central dan un plástico con  $500 de saldo.

En las aceras del Eje Central Lázaro Cárdenas se consigue la Tarjeta del Distrito Federal (TDF), sin tener que formarse en un establecimiento gubernamental. Los vendedores que ofrecen distintos tipos de software pirata para computadora también venden el plástico a un precio de 350 pesos y afirman que tiene 500 pesos de saldo.

“Mira carnal, yo te la consigo en 350 pesos pero tu tarjeta va a traer 500 pesos cargados, garantizados, y la puedes usar en el Metro o en el Metrobús o donde quieras”, aseguró un vendedor ambulante ubicado exactamente afuera de la famosa churrería El Moro.

Se trata de la nueva TDF color verde que se vende en estaciones del Metro y Metrobús. Supuestamente cumple con estándares ISO y es una modalidad que se utiliza en otros sistemas de transporte de Europa y Asia. En 2012, las autoridades capitalinas aseguraron que la tarjeta era imposible de clonar.

Excélsior realizó un recorrido por Plaza Meave y la Plaza de la Computación para poder comprar la tarjeta multimodal.

Cuatro jóvenes de aproximadamente 25 años de edad, vestidos con una playera con la leyenda “Willie”, venden software pirata sobre una banqueta del Eje Central, afuera de una tienda de mochilas ubicada al lado de El Moro. Uno de ellos dice que una mujer pasa diario y vende las tarjetas para entrar al Metro y Metrobús, pero asegura que no ha pasado.

“No ha pasado la doña, pero si de verdad te interesa aguántame tantito y la consigo”, afirmó el sujeto.

Minutos después, regresó y dijo que el precio del plástico era de 350 pesos y la tarjeta tendría 500 pesos de saldo.

Después de regatear, el vendedor se negó a rebajar el precio, pero se ofreció a acompañar al comprador a la estación del Metro más cercana, San Juan de Letrán, en la Línea 8, para garantizar que la tarjeta tenía el saldo prometido.

Ya dentro de la estación, el lector del torniquete marcó 484 pesos después de cobrar un viaje, lo que significa que la tarjeta tenía 489 pesos presuntamente listos para utilizarse en los distintos servicios de transporte de la capital.

“Mira, las tarjetas no se cargan al cien, pero tienen entre 470 y 490 pesos”, afirmó el vendedor.

A pesar de ser cuestionado sobre la procedencia de las tarjetas, el sujeto se negó a proporcionar cualquier tipo de información y comenzó a ponerse
nervioso.

“No sé bien de donde las traen, pero son buenas. Ya verás que no se te bloquea ni nada, son buenas”, repetía.

“Cuando quieras puedes regresar y ahí me vas a encontrar, puedes pedirme las que quieras, puedes pedirme 50 tarjetas, pero te pido que vengas un día antes y me digas cuántas quieres y yo me comprometo a tenerlas al día siguiente”, dijo.

La TDF comprada legalmente abre las puertas de la mayor parte del transporte público de la Ciudad de México, ya que se usa para ingresar al Sistema de Transporte Colectivo Metro, al Metrobús, Tren Ligero, Ecobici y hasta al servicio Carrot, una modalidad de renta de vehículos por periodos cortos de tiempo.

Sin embargo, Excélsior comprobó que la tarjeta pirata sólo sirve en el  Metro, pues no fue reconocida en los lectores del Tren Ligero y  del Metrobús.

En este último sistema, la tarjeta fue denegada en las estaciones Hidalgo, Juárez y Balderas de la Línea 3 y en la terminal móvil de la estación Donato Guerra, de la Línea 4.

Las máquinas de recaudo y recarga mostraron la leyenda “Tarjeta al límite de saldo” cuando se solicitó una consulta.

Aunque no sirvió para otros sistemas, la TDF comprada en Eje Central quedó, al momento de esta investigación, con 459 pesos para usarse en el Metro.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red