Alertan por fraudes en venta de autos usados; PGJDF registra cuatro casos al día

Criminales simulan depósitos bancarios que por días se reflejan en la cuenta del vendedor

COMPARTIR 
03/07/2014 06:53 Filiberto Cruz Monroy
Es importante que las personas que compraron un automóvil y no están seguras de su procedencia acudan, de manera voluntaria, al Módulo de Compra Segura, para evitar ser detenidos y acusados ante el Ministerio Público.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de julio.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) alertó sobre la modalidad de fraude en la venta y compra de automóviles usados, en la cual los delincuentes aprovechan una laguna del sistema bancario nacional para realizar depósitos “salvo buen cobro”.

Penélope Rojas Rodríguez, fiscal para la Atención del Delito de Robo de Vehículo y Transporte, de la PGJDF, explicó que los criminales ubican un auto en venta, se comunican con el vendedor, le dicen que les urge el vehículo y citan a la víctima en un banco o centro comercial.

Cuando ocurre el encuentro, el delincuente procura estar con el depósito ya realizado. “Ese depósito puede ser apócrifo (...) porque el cheque que te depositen va a ser uno sin fondos”, explicó la fiscal.

De acuerdo con la funcionaria, se trata de depósitos con letras chiquitas que dicen “salvo buen cobro”; es decir, la cuenta bancaria del vendedor registra la cantidad de dinero pactada que presuntamente fue depositada. Sin embargo, después de dos o tres días —ya entregada la factura del auto—, como no tiene recursos, los fondos no aparecen, porque el banco sólo  entrega la cantidad si se pudo cobrar el cheque o el depósito.

Un segundo delito en el mismo caso, llamado “encubrimiento por receptación”, se comete cuando un tercero adquiere a un bajo precio y en efectivo la unidad que el delincuente acaba de “comprar”.

Durante 2014 se han iniciado 762 averiguaciones previas vinculadas con ese tipo de fraude; es decir, en promedio cuatro al día.

Detectan fraudes en la compra de autos

Depósitos ficticios permiten que los delincuentes timen a sus víctimas.

Los delincuentes no necesitan amenazar y mucho menos utilizar un arma de fuego para robar un vehículo. Existen fraudes que son imperceptibles en un primer momento y que pueden mermar el patrimonio.

Los malechores han detectado una grieta en el sistema bancario nacional. El modo de operar consiste en ubicar un automóvil en venta en el periódico o a través de los portales en internet dedicados a la compra-venta de vehículos.

Cuando detectan el auto hablan a la víctima y ofrecen comprarlo. Le preguntan si todo está en orden y le dicen que les urge. La citan en un banco, en un centro comercial o inclusive acuden al domicilio de la persona que vende el auto.

“Cuando (el delicuente) llega a la cita va, a procurar hacerlo con el depósito ya realizado, ese depósito o ese cheque pueden ser apócrifos, porque van a falsificar el baucher o porque el cheque va a ser uno sin fondos”, explicó Penélope Rojas Rodríguez, Fiscal para la Atención del delito de Robo de Vehículo y Transporte de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

“Nunca leemos las letras chiquitas de estos depósitos bancarios  y la mayoría de las veces dice ‘salvo buen cobro’. Si se coteja el estado de cuenta en el cajero,  se verá que sí depositaron la cantidad que están pagando por el vehículo, pero es en apariencia, ficticio, aunque se va a ver reflejado en el estado de cuenta, porque en letras chiquitas dice ‘salvo buen cobro’”.

Días después, cuando la víctima intenta sacar el dinero de su cuenta, éste simplemente ya no está. Las autoridades explican que ese dinero realmente nunca estuvo ya que el banco, aunque sí lo refleja en el estado bancario, sólo entrega la cantidad si pudo cobrar el cheque o el depósito realizado.

Es cuando la víctima se entera que entregó su vehículo, “a lo mejor con los papeles, la carta responsiva cediendo los derechos pero no recibió el pago: esa transacción que hicieron fue ficticia, por eso hablamos de un fraude”, puntualizó Rojas.

Sin embargo el fraude opera en dos niveles y puede llevar a la tercera  víctima a la cárcel, ya que el delincuente adquiere el auto pero al mismo tiempo ya tiene un comprador a quien se lo vende barato y en efectivo.

 Al comprarlo, ese ciudadano incurre en el delito tipificado como encubrimiento por receptación que significa que adquirió el auto aun cuando éste tiene problemas legales.

“En una primera instancia el delincuente compra un auto con dinero inexistente y posteriormente lo vende a una segunda víctima quien lo adquiere de buena fe.

“Hablamos de dos delitos: se comete el de fraude en agravio de un ciudadano y ese ciudadano, al no tomar las precauciones necesarias respecto a la procedencia del vehículo comete el delito de encubrimiento por receptación”, señala la fiscal.

Prevenir el fraude es sencillo.

Es importante que las personas que compraron un automóvil y no están seguras de su procedencia acudan, de manera voluntaria,  al Módulo de Compra Segura que instaló  el año pasado la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal,  ubicado en Doctor Vértiz número 59 esquina con Doctor Río de la Loza.

La consulta es totalmente gratuita y los ciudadanos pueden hacer una cita por internet en la página de la Procuraduría capitalina o acudir sin previo aviso.

La Fiscal para la Atención de Robo de Vehículos explicó que si los posibles afectados lo hacen,  evitarán ser detenidos y acusados ante el Ministerio Público.

“Si se presentan voluntariamente, si llevan el vehículo voluntariamente, que es el caso de algunas personas que ya adquirieron un vehículo así y no saben que hacer con él porque piensan que los van a detener, ésa es una garantía que les estamos dando por parte de la Procuraduría de que no quedarían privados de su libertad, al poner  a disposición de la Procuraduría el vehículo”, aseveró la funcionaria.

De 2010 a la fecha la Procuraduría capitalina ha registrado cuatro mil 426 averiguaciones previas relacionadas a vehículos vinculados con fraudes, extorsiones
o secuestros. Tan sólo en lo que va de 2014 se han iniciado 762 averiguaciones previas vinculadas con el modus operandi de extorsión, lo que equivale en promedio a cuatro fraudes por día.

Por su parte la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que si la operación de compra-venta se realiza con un cheque se verifique con el banco emisor que éste tenga fondos antes de dar los documentos del vehículo.

Es prioritario revisar que hayan quedado en “firme” los recursos antes de entregar la documentación del vehículo y para este tipo de operación se recomienda pedir que el comprador realice una transferencia de fondos a su cuenta vía Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) ya que es más seguro y se acreditan de forma inmediata.

Precaución

Con el objetivo  de evitar que sea víctima de un fraude, la Condusef recomienda lo siguiente:

  • Si la operación de compra-venta la realiza con un cheque verifique antes de dar los documentos del vehículo que tenga fondos, situación que puede confirmar con el otro banco.
  • Revise que ya hayan quedado en forma los recursos antes de entregar la documentación del vehículo.
  • Para este tipo de operación es preferible pedir que el comprador realice una transferencia de fondos a su cuenta vía Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), es más seguro y se acreditan de forma inmediata.
  • En caso de haber sido víctima de un posible fraude, acuda a presentar la denuncia penal ante la agencia del Ministerio Público. 
  • Realice las transacciones en lugares públicos y con vigilancia que garanticen su seguridad, no se arriesgue.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red