Abandonan el centro de espectáculos acuáticos, Atlantis

Desde 2000 cerró como centro de atracciones; en los últimos años se utilizaba para delfinoterapia

COMPARTIR 
15/06/2014 03:11 Arturo Páramo
Abrió sus puertas en 1981 y durante casi dos décadas no tuvo par. Cerró debido a la baja afluencia de público. Foto: David Solís
Abrió sus puertas en 1981 y durante casi dos décadas no tuvo par. Cerró debido a la baja afluencia de público. Foto: David Solís

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio.- El que fuera en su momento el mayor centro de espectáculos acuáticos, Atlantis, se encuentra en total abandono.

Se anunciaba como el sitio ideal para los pequeños que gustan de los animales del mar, con una serie de espectáculos con delfines, lobos marinos y aves entrenadas, además de un espectáculo vaquero. Abrió sus puertas en 1981 y durante casi dos décadas no tuvo par. Cerró en 2000 debido a la baja afluencia de público.

La nueva atracción  que permite observar el mundo bajo el oceáno como nunca antes es el nuevo Acuario en Polanco, con cuatro niveles subterráneos, muy lejos en imagen e infraestructura del actual Atlantis.

Por fuera, Atlantis luce descascarado, grafiteado, con paredes demolidas, el estacionamiento semivacío y la hierba creciendo por todos
los rincones. 

 Sus puertas parecen clausuradas, nadie responde a los insistentes llamados que se le hacen,  aunque eso no impidió que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) asegurara de manera precautoria ocho mamíferos marinos que aún vivían ahí.

Los delfines eran utilizados en terapias para personas con discapacidad, llamada “delfinoterapia”; sin embargo, las actividades de la empresa Convimar se encuentran suspendidas temporalmente.

Los animales rescatados gracias al Programa Nacional de Inspección a Delfinarios son cinco lobos marinos y tres delfines. En la revisión de las condiciones en que se encontraban se verificó el estado físico y de salud de nueve lobos marinos y nueve delfines albergados en el lugar, luego de lo cual se determinó el aseguramiento precautorio de ocho.

Se aseguró un lobo marino de la Patagonia, que se encontraba confinado en un estanque que no cumplía con las dimensiones mínimas para la especie, cuatro lobos marinos californianos, y tres delfines nariz de botella, por presentar lesiones cutáneas y oculares.

Además se verificó la procedencia legal de cada animal, la calidad del agua, el manejo de residuos, las bitácoras médicas de los animales y el funcionamiento y condiciones de los estanques y albergues.

El balneario La Ola, ubicado a un costado, se encuentra también abandonado y cubierto por la maleza.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red