Pipas venden de modo indebido 40% de agua completan abasto de agua

Las delegaciones pagan el líquido; con estos tanques se completa el abasto en el DF

COMPARTIR 
09/06/2014 05:53 Arturo Páramo
En Iztapalapa, cuando el abasto por pipas falla, los consumidores deben pagar entre mil y mil 500 pesos por diez mil litros. El precio depende de la distancia de los pozos donde se surten hasta el sitio donde dejan el agua.

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio.- Pocas de las grandes capitales del mundo requieren de pipas para completar su abasto de agua. Es algo que debe padecer la Ciudad de México para distribuirla en zonas altas o en delegaciones con problemas de baja presión, y tiene un costo millonario para el erario.

Cerca de 40 por ciento del agua que se distribuye en el DF a través de pipas se vende de manera ilegal, y de ocho a nueve mil litros que se abastecen a diario en las 27 tomas del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) no llegan a su destino inicial.

La batalla entre comunidades y gobierno por el manejo del agua tuvieron su episodio más intenso el 21 de mayo en San Bartolo Ameyalco, cuando un grupo de operadores y dueños de empresas de pipas chocaron contra la policía capitalina, debido a la construcción de una línea de suministro que permitirá la llegada del líquido a las casas de ese pueblo y terminaría con el negocio de los piperos.

El desabasto de agua en las delegaciones Tlalpan e Iztapalapa es más apremiante que en Álvaro Obregón, donde se ubica San Bartolo Ameyalco.

Ajusco Medio, impenetrable

En Tlalpan, el uso de pipas es, hasta el momento, insustituible, debido a que el terreno no permite excavar debido a su dureza.

La mayor cantidad de pipas se encuentra ahí donde, de acuerdo con la jefatura delegacional, hay diez empresas registradas y 160 pipas prestan el servicio. Las particulares pertenecen en su mayoría a empresas establecidas en La Magdalena Petlacalco, en el Ajusco Medio.

La delegación Tlalpan indicó que las pipas de ese poblado surten a 20 colonias (con un estimado de 90 mil habitantes) y cerca de 200 asentamientos irregulares (donde viven 60 mil personas), beneficiando a un total de 150 mil residentes.

Los piperos deben ir a pagar a la delegación su dotación de agua (conocidas como folios) y con ellos acuden a los pozos para llenar sus autotanques.

“Al ser personas de las propias comunidades las que surten, sólo trabajan de lunes a viernes. Como tienen folios seguros, no les corre prisa. El precio del agua depende de la distancia y el grado de dificultad para ingresar a las poblaciones”, explicó Daniel Salazar, presidente del Consejo Ciudadano de Desarrollo Sustantable y extitular de la Comisión del Agua de la Asamblea Legislativa (ALDF).

Ante la falta de redes de distribución de agua potable y de drenaje, los condominios, escuelas, mercados, casas en la zona alta del Ajusco usan cisternas para almacenar agua y fosas sépticas para los desechos.

Datos brindados por la delegación señalan que paga anualmente 1.28 millones de metros cúbicos de agua que es transportada en las pipas de los habitantes de Magdalena Petlacalco.

La propia demarcación sólo cuenta con nueve pipas, de las cuales  sólo cuatro pueden circular, ya que el resto no cuenta con las placas en regla para poder transitar.

Iztapalapa, baja presión

En Iztapalapa se encuentra el segundo parque de pipas de la ciudad, pero en este caso la totalidad de las unidades es propiedad de la delegación, y los operadores son personal de ésta.

En total, Iztapalapa cuenta con 140 pipas de 10 mil litros y cuatro cisternas de 40 mil litros, que tienen un mercado cautivo de 20 mil personas que se multiplica en la época de estiaje, de corte en el sistema Cutzamala, de fallas en pozos, de fracturas en las redes de distribución o baja presión en tuberías.

En esos días el total de gente sin abasto fluctúa entre 400 mil y 500 mil personas. Llega a ser tan apremiante la escasez de agua que la delegación debe adquirirla en bloque a municipios vecinos del Estado de México y llega en pipas de empresas de esa entidad.

De acuerdo con la delegación Iztapalapa, anualmente se tienen reservados más de 20 millones de pesos para la adquisición de agua en los pozos de la Comisión Nacional del Agua.

Salazar, también ex funcionario de esa demarcación, puntualizó que el pago por metro cúbico es de 78 pesos y, oficialmente, la entrega por parte de la delegación es gratuita.

Cuando el abasto por pipas falla, comentó, los consumidores deben pagar entre mil y mil 500 pesos por pipa de diez mil litros. El precio depende de la distancia de los pozos donde se surten hasta el sitio donde dejan el agua.  La ganancia para un pipero particular es de entre 400 y 500 pesos por viaje, al descontar el salario del operador y la gasolina.

Destacó que el desabasto es de alrededor de un metro cúbico por segundo. En esa demarcación hay tres megatanques desde donde se deja bajar el agua por gravedad hacia las colonias en su extremo oriente.

Iztapalapa cuenta con 78 pozos de los que extraen agua del manto freático más superficial. Cuenta con el primer pozo profundo de la ciudad que está excavado a dos mil metros de profundidad en el barrio de San Lorenzo Tezonco, y cuya agua es de excelente calidad.

Alvaro Obregón, problema menor

De acuerdo con el jefe delegacional en Álvaro Obregón, Leonel Luna, la demarcación cuenta sólo con 13 pipas que son utilizadas para el suministro de las zonas altas de la demarcación.

Durante las etapas de mayor escasez, se tiene el apoyo de pipas del DIFDF para llegar a 23 autotanques que surten las zonas en estiaje. En este caso, el agua se entrega de manera gratuita.

Ante los hechos violentos del 21 de mayo en San Bartolo Ameyalco, el jefe delegacional comentó que el agua sólo es entregada en pipa en las zonas que tienen carencia y quedó anulado el servicio de piperos privados.

Ejército de pipas

Para satisfacer la demanda en zonas donde el agua no llega a través de las redes, la Ciudad de México debe echar mano de pipas. De acuerdo con estimaciones del Sacmex el parque de autotanques alcanza más de 400 unidades aunque ellos sólo tienen 15.

Cuando se reúne el parque vehicular de pipas de Bomberos, del DIF, de la Secretaría de Obras, y de las delegaciones se suman entre 420 y 450 unidades.

La diputada Dione Anguiano, titular de la comisión de Gestión del Agua en la ALDF, estima que en 40 por ciento de los viajes que realizan las pipas propiedad de las delegaciones se cobra el agua indebidamente, pues debe ser entregada gratuitamente, ya que ha sido pagado por las demarcaciones.

Proponen padrón de piperos

La Ley de Agua y Sustentabilidad Hídrica propuesta del Gobierno del Distrito Federal a la Asamblea Legislativa plantea entre otras novedades, la creación de un padrón de piperos en la ciudad.

Esto con el fin de evitar que en episodios como el de San Bartolo Ameyalco, las empresas y sus operadores se confronten con las autoridades capitalinas.

La iniciativa incluye un capítulo sobre la distribución de agua a través de pipas ya que se estima que 40 por ciento de los que distribuyen, cobran propinas indebidamente.

Se establece que el padrón deberá estar a cargo del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y los permisos deberán ser renovados cada año. En caso de que el agua se venda por encima de las tarifas autorizadas, las empresas serán con multas que pueden ir de mil 500 a tres mil días de salario mínimo vigente en la Ciudad de México. Se pretende que en 2025 se alcance la autosuficicencia en el abasto del líquido.

Relacionadas

Comentarios