Usan uniforme del INEGI para asaltar en el DF

Excélsior tuvo acceso a expedientes en los que se describe el modus operandi; reportan casos en Benito Juárez e Iztapalapa

COMPARTIR 
13/05/2014 05:58 Redacción
Para identificar a encuestadores del INGEI, éste incorporó a los gafetes un holograma, además del nombre del censor, su RFC y clave del empleado para evitar “sorpresas”.
Para identificar a encuestadores del INGEI, éste incorporó a los gafetes un holograma, además del nombre del censor, su RFC y clave del empleado para evitar “sorpresas”.

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de mayo.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) investiga a una banda que se disfraza de encuestadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para engañar y asaltar las casas de sus víctimas.

En los expedientes FBJ/BJ-5/T1/417/14-04 y FIZP/IZP-1/T3/653/14-04 se da cuenta de dos hechos reportados el 29 y 30 de abril en las delegaciones Iztapalapa y Benito Juárez.

De acuerdo con los reportes, en ambos casos una mujer o un hombre vestidos con uniforme, gorra y un gafete del INEGI tocaron a la puerta, se identificaron como encuestadores y al lograr el engaño amagaron con armas de fuego a sus víctimas para saquear los domicilios.

El INEGI reconoció la existencia de esos delitos y dio a conocer que reforzó las medidas de seguridad para evitar que sus gafetes sean falsificables.

Recordó que desde el 4 de febrero pasado se realiza el Censo Económico 2014 y pidió a la población llamar al 01 800 111 4634 para verificar la autenticidad del encuestador que toca la puerta.

Dicen laborar en INEGI y asaltan

Llevan uniformes, gorras y hasta gafetes que los identifican como trabajadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Dicen que van a realizar encuestas y piden permiso para entrar a casa... Sin embargo, todo es parte de un disfraz para cometer su engaño: se trata de ladrones que en una semana ya asaltaron dos residencias con el mismo modo de operar.

 La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) detectó en días pasados los atracos en las delegaciones Benito Juárez e Iztapalapa.

 En uno de ellos, los delincuentes obtuvieron un botín de alrededor de 4 millones de pesos, mientras que en el otro se llevaron objetos valuados en medio millón de pesos y un automóvil.

 Así quedó asentado dentro de los expedientes FBJ/BJ-5/T1/417/14-04 y FIZP/IZP-1/T3/653/14-04, en ese orden.

El primer caso fue registrado por la PGJDF el pasado 29 de abril en el domicilio ubicado en calle Cascada número 13, colonia Banjidal, en Iztapalapa.

Cerca de las  13:30 horas, una mujer vestida con el uniforme, gorra y un gafete del INEGI tocó la puerta.  Un hombre abrió y entonces lo atacaron.

 “En ese momento llega un masculino quien lo amaga con un arma de fuego y lo amarra”, dice el reporte de la Policía de Investigación.

 Mientras estaba atado, los delincuentes se dedicaron a saquear la casa. Se llevaron aparatos electrónicos, alhajas y un automóvil Honda Accord placas 469-XRL. El botín superó el medio millón de pesos.

 Las autoridades apenas comenzaban a indagar el caso cuando de nueva cuenta registraron un robo similar. El asalto se perpetró el 30 de abril a las 11:30 horas en el número 44 de la calle Hamburgo, colonia Albert, de la delegación Benito Juárez.

 Según el reporte oficial,  se trata de una trabajadora doméstica que realizaba sus labores diarias cuando tocaron el timbre de la vivienda.

La mujer se asomó por el balcón y vio a dos hombres con chalecos del INEGI y sus credenciales al pecho.

 Al abrirles la puerta, “éstos la amagan con armas de fuego, la atan de pies y manos en la sala”, detalla el reporte.

De la casa, los hampones se llevaron alhajas, euros y dólares, todo por un monto aproximado de cuatro millones de pesos

Hasta ahora, las autoridades cuentan con algunas huellas dactilares y la descripción de los ladrones. Sin embargo, no han podido ubicarlos.

Refuerzan seguridad

Desde el pasado 4 de febrero se realiza el Censo Económico 2014, en el que trabajadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se dan cita en todas las unidades económicas de México para conocer su  situación.

No obstante, se han presentado casos en los que trabajadores apócrifos ingresan a locales y negocios sólo para robar.

Por ello, el INEGI reforzó las medidas de seguridad que deben tomar los mexicanos antes dejar pasar a los censores al hogar o negocio.

“Lo primero que debe hacer un trabajador del INEGI, ya sea censor o encuestador, es identificarse y portar su uniforme”, señaló Verónica Medina, de la línea de orientación del instituto.

 El uniforme consta de un chaleco, una gorra o sombrero y una mochila, cada uno con el logo del INEGI. Más importante aún es la identificación que el instituto da a sus trabajadores. A partir de este año, incorporó a los gafetes un holograma, además del nombre del encuestador o censor, su RFC y clave del empleado.

Para tener mayor garantía de que no se trata de un delincuente se puede llamar al 01 800 111 4634 para corroborará si se trata o  no de un empleado auténtico.

“A veces, los encuestadores no portan su uniforme o credencial, entonces deben solicitar su nombre completo y llamar a la línea de orientación gratuita, y se les dirá si es trabajador o no del INEGI. La línea está disponible de lunes a domingo de 8:00 a 23:00. El Censo Económico 2014 concluye el 31 de julio. 

Relacionadas

Comentarios