Desploman al PRI en el Distrito Federal

La guerra intestina que vivieron Beatriz Paredes y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre por el poder en el tricolor detonó la crisis que vive ahora ese partido

COMPARTIR 
13/04/2014 08:01 Gerardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de abril.- Todo comenzó como en las grandes guerras. La crisis política que vive el PRI del Distrito Federal se remite a una disputa entre Los Rojos y Los Verdes, a lo que se suma la pérdida del poder en 1997, cuando más de 60 por ciento de su estructura y bases se incorporaron al nuevo gobierno capitalino del PRD.

Luego de que Cuauhtémoc Cárdenas, expriista de cepa, ganara la jefatura de Gobierno con la bandera del sol azteca, el Revolucionario Institucional aún no logra levantarse. Es ahí cuando dos grupos antagónicos, Los Rojos, que lideraba Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, y Los Verdes, afines a Beatriz Paredes Rangel, actual embajadora de México en Brasil, disputan una lucha política y violenta por quedarse al frente del tricolor en el Distrito Federal.

Ante ese resultado se da una lucha intestina, que en lugar de ser por ideales o por posicionamientos en forma política, fue violenta, a través de chantajes, de extorsiones a la dirigencia nacional y a través de la dirigencia del PRI-DF”, dice a manera de recuento Armando Barajas Ruiz, consejero político nacional y con 30 años de militancia en el PRI.

En entrevista con Excélsior, Barajas Ruiz detalla que esta guerra entre los grupos de Gutiérrez de la Torre y Paredes Rangel tenía como fin principal quedarse con las prerrogativas del PRI-DF, que no eran pocas, como tampoco lo son ahora. Casi cinco millones de pesos al mes recibe este partido político.

El consejero político también sostiene que la militancia priista en la ciudad migró al PRD por dos razones: no eran militantes verdaderos, sino más bien estaban acostumbrados a que se les diera dádivas por su participación dentro del partido y la otra es que aprovecharon el momento para ascender en la política.

Fue ahí, asegura Barajas Ruiz, cuando se comienzan a dar los manejos y manipulaciones de los consejos políticos, y surgen los desacuerdos con
Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, y él comienza a apoderarse  de espacios a través de la ley del miedo e intimidación contra los representantes del partido.

“Como muestra tenemos lo que sucedió en la FETSE, en 2004, cuando rompen las puertas y se mete Cuauhtémoc con todos los actuales dirigentes en el DF: Israel Betanzos, Tonatiuh González, Víctor Carrillo y decenas de simpatizantes”, recuerda el consejero político.

Desde aquel tiempo iniciaron los procedimientos estatutarios y legales para expulsar y proceder contra Gutiérrez de la Torre a través de órganos colegiados como el Tribunal Electoral del DF y denuncias interpuestas en la Procuraduría General de Justicia capitalina.

“A partir de ahí, ellos (Los Verdes) en lugar de  saber que podrían ser sujetos a una sanción, de seguir con ese tipo de actitudes, continuaban con sus actividades porriles.

“Por poner un ejemplo, iban a la casa, en ese entonces, de María de los Ángeles a pintarrajearle la fachada; saliendo de sus eventos estaban con cacerolas, era una cuestión insoportable para ella, siendo dirigente del PRI en el DF, era una de las cuestiones por la que los militantes tradicionales no querían ser sujetos de este tipo de acciones por parte de
este grupo”.

Dentro del historial de Cuauhtémoc se le responsabiliza de apoderarse de los tres sectores pilares para el PRI: el popular, el obrero y el campesino.

“Los sectores del partido existen como tal, están controlados por Cuauhtémoc Gutiérrez y lo que dejó de existir es una consecución de un trabajo político diario, de un trabajo político contundente, que conjuntamente con la dirigencia del partido pueda tener objetivos comunes y resultados confiables, eso no existe actualmente en el partido”, argumenta Juan Carlos Vázquez, secretario de elecciones del PRI-DF.

Y así lo afirmó Gutiérrez de la Torre en una entrevista, días antes de que detonara la investigación que revela una presunta red de prostitución a su servicio.

Tras hacer una defensa del exlíder del CEN, Humberto Moreira, advertía que ni la dirigencia nacional, ni el gobierno federal lo podían rebasar “por la izquierda o por la derecha” para arrebatarle el control del tricolor local porque tiene a su favor 95 por ciento de los órganos de dirección del partido en el DF.

Para conocer su postura sobre estas acusaciones, este diario buscó en repetidas ocasiones una entrevista con Gutiérrez de la Torre, pero no hubo respuesta.

Historia de expulsiones

En octubre de 1999, un juez penal absolvió a Cuauhtémoc Gutiérrez al no existir pruebas en su contra que lo responsabilizaran del delito de despojo agravado que se le imputó, pues era señalado como promotor de la invasión de un predio en la delegación Iztapalapa.

Después de que se ha retrasado la convocatoria para elegir a la nueva dirigencia del PRI en el DF, al ser diputado local Gutiérrez de la Torre afirma que María de los Ángeles Moreno y Jorge Schiaffino encabezan dos fracciones de priistas que pretenden apoderarse de este partido y que tratarían de usar los recursos del tricolor para promover candidatos a la elección interna. Sin embargo, las impugnaciones contra Gutiérrez de la Torre han estado presentes en el PRI. En 2012, a través de recursos estatutarios, se impidió la convocatoria para la elección de la dirigencia del PRI-DF.

En aquella época llega como delegado federal con funciones de presidente Jesús Murillo Karam, actual procurador de la República, pero sólo por unos días, pues renuncia; algunas voces priistas señalan que además de no congeniar con Gutiérrez de la Torre, Murillo advertía
irregularidades.

El 16 diciembre 2012, el llamado Príncipe de la Basura es ungido como nuevo dirigente del PRI en el DF. Resulta ganador de acuerdo con la Comisión de Procesos Internos del partido; de los mil 678 votos que se emitieron en la jornada, mil 419 fueron a favor de Gutiérrez de la Torre.

Por control de los daños

Horas después de que se destapó en radio una investigación que señala a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre como el contratante de jóvenes para que ejerzan el sexoservicio en sus oficinas, Juan Carlos Vázquez, secretario de elecciones, ve este conflicto como “una ventana de oportunidad” para llevar un control de daños.

“Dentro del partido se está generando un programa de control de daños enfocado hacia cómo generar simpatía en el electorado con base en un contenido temático, de oferta política, como ya lo habíamos venido trabajando desde meses atrás,  y en un fortalecimiento  de la estructura territorial.

“Lo que nos acaba de ocurrir nos da pie para hacer un alto, una reflexión y que sea un parangón para una nueva etapa del tricolor en el DF, que a poco más de un año de la próxima elección de 2015 lo que se prevé, aun con lo que acaba de pasar, es que podamos recuperar varias posiciones de autoridad de representación popular, evidentemente pensando en una alianza con partidos de oposición”, analiza Vázquez.

A pesar de los negativos que deja Gutiérrez con este conflicto, asegura que las alianzas se comienzan a trabajar con el PAN, Verde Ecologista y Nueva Alianza. “Vamos a evaluar qué tanto afectó la imagen pública del parido con lo que acaba de ocurrir, pero sería un error no tratar de conseguir alianzas electorales rumbo a 2015, porque el PRD va en una franca disminución de votos  y se va  dividir con Morena”, argumenta Vázquez.

–¿Sí van a poder conformar alianzas?, se le inquiere.

“Hasta ahorita estamos buscando que eso suceda”, puntualiza.

 —Gerardo Jiménez

 

Reparten las culpas

A Beatriz Paredes y a María de los Ángeles Moreno también se les reparten culpas sobre la crisis del PRI-DF

“Las pugnas entre Los Verdes y Los Rojos es el verdadero problema, y es lo que nos lleva como priistas a ser inactivos desde 2000 hasta la fecha”, reflexiona Armando Barajas Ruiz.

Mientras, el secretario de elecciones, Juan Carlos Vázquez, no duda en acusar a las dos exdirigentes de privilegiar sus intereses personales antes que valorar que el DF es la segunda entidad de la República, después del Estado de México, en el número de votos para atraer.

“Con ellas, el PRI en el DF se volvió un partido administrado en sus recursos económicos y políticos, eso dista mucho de ser  un partido político de oposición en busca del poder político. Nosotros no estamos para permanecer todo el tiempo en el PRI, estamos para formar parte de los esquemas de autoridad de representación popular”, advierte Vázquez.

En la Asamblea Legislativa se buscó a Moreno, pero se negó a la entrevista con el argumento de que la legisladora prefería no hablar de este tema.

 

Recaba PGJ 15 declaraciones

En la investigación que se sigue contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, líder del PRI-DF con licencia, por manejar presuntamente una red de prostitución dentro de las instalaciones del partido en la colonia Tabacalera, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) ya cuenta con la declaración de al menos 15 empleados del tricolor.

El procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, informó ayer que la Fiscalía de Asuntos Especiales, donde está radicada la averiguación previa por este caso de prostitución dentro del PRI local, “ya ha realizado inspecciones oculares  en las oficinas del tricolor y se ha tomado declaraciones a 15 empleados”.

El funcionario fue abordado sobre el tema durante su participación en la jornada de limpieza sabatina del GDF denominada Tu Ciudad
Te-Requiere.

La PGJDF informó el viernes que Gutiérrez de la Torre no se ha presentado ante las autoridades de esta dependencia a ratificar su denuncia de hechos que él mismo interpuso ante la acusación que enfrenta por contratar a mujeres jóvenes para que ejercieran el sexoservicio y del que él mismo se aprovechara, como se dio a conocer en una investigación periodística.

Inician auditoría en el tricolor

Laura Arellano, líder del PRI-DF, dijo que trasla separación del cargo del de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, como dirigente local, ha solicitado   aplicar una auditoria completa de los recursos del partido en la capital del país, misma que ha comenzado. Esto como parte del compromiso de transparencia dentro del partido.

Arellano asistió ayer al concurso de oratoria, fase de preparación de los nuevos cuadros partidistas de la capital del país, que se llevó a cabo entre militantes en el auditorio de la sede del PRI-DF, de acuerdo con un comunicado del Revolucionario Institucional y donde se comprometió a “escuchar todas las exigencias de sus militantes”.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red