El tren Toluca-DF, un reto a la conectividad

Especialistas sugieren llevar el proyecto a una zona céntrica de la ciudad para explotarlo más

COMPARTIR 
07/04/2014 05:43 Francisco Pazos

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- La zona de Observatorio fue seleccionada para recibir al tren de mediano alcance que llegará de Toluca a la Ciudad de México, lo que implica un reto a la conectividad que demandarán los usuarios.

Xavier Treviño, director para México del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), dijo que el escenario ideal sería que el tren de mediano alcance atravesara las fronteras de la capital y apuntara a transportar pasajeros en dirección a la zona centro.

En entrevista con Excélsior, Treviño recordó que la estación Buenavista es una terminal histórica de sistemas ferroviarios, que se ubica en una zona céntrica y que conecta con varios sistemas de transporte.

Agregó que al mover el punto de llegada del interurbano se resolvería el problema de saturación de la Línea 1 e incluso de la Línea 3, y en caso de llevar el tren a Buenavista se incrementaría la demanda de viajes para el Tren Suburbano que ya opera.

Treviño reconoció la complejidad de que el tren procedente de Toluca ingrese al centro, reto que se sumaría a su alto costo, calculado en unos 35 mil millones de pesos.

Un punto que es cercano a Observatorio y que podría servir como alternativa sería Tacubaya; no obstante, el paso de las líneas 1, 7 y 9 complicaría la introducción de un cuarto túnel por la zona.

“Tacubaya sí es un punto de conexión, cosa que no tiene Observatorio, en todo caso es un punto de alimentación al sistema de transporte masivo (Metro) que recibe a gente de las colonias aledañas”, dijo el especialista.

El STC Metro reconoció que será necesario poner en marcha un programa de renovación de la Línea 1, que va de Observatorio a Pantitlán, debido a que se ubica ya como la línea con la mayor afluencia: alrededor de un millón de usuarios al día.

Joel Ortega, su director, indicó que bajo los actuales esquemas de operación la llegada del tren de Toluca colapsaría la operatividad en la Línea 1.

De acuerdo con el plan de desarrollo del STC, la Línea 1 será sometida a un proceso de renovación integral en el que participará el Metro de París.

El plan prevé la modernización de las 20 estaciones que conforman la ruta, la ejecución de un proyecto de ampliación en la terminal Observatorio, que permita la llegada del tren y la compra de 45 convoyes nuevos.

En enero pasado, el Metro informó que para que estos proyectos estén operando cuando se ponga en marcha el tren México-Toluca será necesario arrancar este mismo año con al menos dos procesos de licitación.

En tanto, Maite Ramos, presidenta de la Comisión de Movilidad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que los planes de expansión de la infraestructura deberán ejecutarse mediante un programa de integración de los diferentes sistemas de transporte.

“Observatorio se podría hacer un desorden como lo es Pantitlán. Me gustaría ver que ya hubiera trabajos para saber qué vamos a hacer con Observatorio y si es viable o si tenemos que ver otra alternativa como Tacubaya”, advirtió Ramos.

Además, la llegada del tren de mediano alcance desde Toluca a la Ciudad de México no garantiza la solución del problema de movilidad que afecta a la zona poniente y centro de la capital.

Santa Fe y Observatorio fueron áreas seleccionadas como estación de paso y terminal, respectivamente, del proyecto que encabeza el gobierno federal, pero que demanda retos para el Distrito Federal.

“La movilidad Toluca-DF es una movilidad que tiene que ver con la ciudad. No es un proyecto interurbano tradicional, tendría que conceptualizarse como un proyecto megalopolitano. Sería ideal ver esta mesa con opciones y tomando decisiones conjuntas”, señaló Treviño.

La idea de llevar un tren interurbano no es nueva. Prácticamente en la totalidad de las grandes urbes que cuentan con sistemas ferroviarios los servicios de mediana y alta velocidad llegan a zonas aledañas a sus centros.

“En Madrid el tren llega a la frontera del centro, a nada del Museo del Prado, en el Paseo de la Castellana; en Nueva York, el Penn Station está en el corazón de Manhattan, te puedes ir caminando”, señaló el especialista.

El tendido

El proyecto del tren Toluca-México comprende un sistema de vías con 57.7 kilómetros de longitud, de los cuales 38 correrán a través de un viaducto elevado de piezas prefabricadas y el resto del recorrido se repartirá entre un túnel de 4.6 kilómetros y tramos superficiales, ya dentro de la capital.

 

Relacionadas

Comentarios