Línea 12: consorcio rechaza vicios ocultos en la obra

Así respondió al documento en el que el Metro pidió un programa de ejecución que resolviera los problemas que afectaban al tramo elevado

COMPARTIR 
28/03/2014 07:10 Francisco Pazos y Luis Pérez
Un día antes de que fuera anunciado el cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea Dorada, el 11 de marzo pasado, el Metro instó mediante otro documento a que el consorcio enviara un programa de ejecución que resolviera los problemas que afectaban al tramo elevado.
Un día antes de que fuera anunciado el cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea Dorada, el 11 de marzo pasado, el Metro instó mediante otro documento a que el consorcio enviara un programa de ejecución que resolviera los problemas que afectaban al tramo elevado.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de marzo.- El consorcio constructor de la Línea 12 (integrado por ICA, Carso y Alstom) negó, en respuesta a autoridades del Distrito Federal, la existencia de vicios ocultos y trabajos faltantes vinculados al proyecto de obra.

Dicha respuesta de las empresas fue entregada un mes y cinco días después de que el Sistema de Transporte Colectivo (STC) le hizo llegar un documento, con fecha del 12 de febrero de 2014, en el que señalaba la existencia de vicios ocultos en la ejecución de la obra.

Un día antes de que fuera anunciado el cierre de 11 de las 20 estaciones de la Línea Dorada, el 12 de marzo pasado, el Metro instó mediante otro documento a que el consorcio enviara un programa de ejecución que resolviera los problemas que afectaban al tramo elevado.

“(...) Este consorcio y cada uno de sus integrantes niegan de forma categórica la existencia de vicio oculto alguno en la obra y que haya trabajos faltantes, material del contrato de obra”, se lee en la respuesta del consorcio, de la que Excélsior posee copia, enviada al entonces director del Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF), Enrique Horcasitas, el 19 de marzo de 2014, la misma fecha en que éste fue cesado del cargo por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El consorcio destaca que la obra y trabajos correspondientes al contrato original del proyecto, del 17 de junio de 2008, fueron entregados a la contratante en su oportunidad, recibidos jurídica y fácticamente, y puestos en funcionamiento conforme a su naturaleza y destino.

Las empresas también expresaron su disponibilidad e interés para examinar y constatar el estado que entonces presentaba la obra en coordinación con el STC y el PMDF; así como de analizar las alternativas de ejecución.

Revisan fallas con notario

En tanto, el contralor general del Gobierno del Distrito Federal, Hiram Almeida, dijo que ayer se realizó una diligencia que comprendió un recorrido en la Línea 12, particularmente en el tramo que presenta diversas irregularidades y que comprende de la estación Tláhuac a Culhuacán,  a fin de revisar y realizar la fijación fotográfica de las fallas, fedatar las mismas, a través de la fe pública del notario número 58 del Distrito Federal, Javier Reinoso de Teresa, así como iniciar el procedimiento de levantamiento de muestras para la realización de pruebas de laboratorio, mismas de las que estará a cargo la empresa SGS.

 “Como parte de las investigaciones que se siguen dentro de los referidos procedimientos, el día de hoy,  jueves 27 de marzo del presente año, desde aproximadamente las 10 horas lo anterior sobre todos aquellos  materiales  y componentes que presentan fallas y que conforman el tramo de línea en suspensión, quedando muestras testigo en poder de la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal, para cualquier efecto legal”, detalló el funcionario.

 Durante la lectura de un documento, durante la cual no permitió preguntas, el funcionario dijo que en el recorrido de inspección y toma de muestras participaron más de 60 especialistas y representantes de la Secretaría de Obras y Servicios, la Consejería Jurídica, la Procuraduría Fiscal, el STC Metro, el PMDF, representantes de las empresas supervisoras de los trabajos realizados con antelación (CONISA, LITSA, IPISA y YACSA), representantes del consorcio certificador (ILF), representantes de ICA, Carso y Alstom, y la empresa CAF de México, arrendataria de los trenes, en cumplimiento a su garantía de audiencia.

Agregó que personal de la Contraloría General, peritos  y personal de la empresa SGS  tomaron muestras y análisis de elementos y componentes que presentan fallas.

 Almeida indicó  que a  la diligencia practicada, así como de los levantamientos, el resultado de las pruebas de laboratorio y el análisis de las constancias se integraran al expediente de investigación con la finalidad de establecer las responsabilidades correspondientes, fundamentar y permitir la realización de las acciones  jurídico-legales que procedan  para garantizar la calidad de los futuros trabajos de rehabilitación de la línea.

Comentarios

Lo que pasa en la red