Línea 12 del Metro tiene falla sistémica: Joel Ortega

Ante legisladores el director del Metro acusó a la constructora de entregar la obra con tres mil 105 faltantes

COMPARTIR 
21/03/2014 21:51 Notimex
Joel Ortega precisó que se informó de estas fallas al consorcio constructor, pero no se han tenido resultados y en algunos problemas no ha presentado diagnóstico ni propuestas. Foto: Cuartoscuro
Joel Ortega precisó que se informó de estas fallas al consorcio constructor, pero no se han tenido resultados y en algunos problemas no ha presentado diagnóstico ni propuestas. Foto: Cuartoscuro
CIUDAD DE MÉXICO.- El director del Metro, Joel Ortega, aseguró ante asambleistas que la problemática en el sistema de vías es estructural y tiene su origen desde la etapa constructiva, antes de la inauguración el 30 de octubre de 2012, y “la falla sistémica está afectando la infraestructura”.
Ortega señaló que se suspendió el servicio debido a problemas en el sistema de vías que podrían haber causado un descarrilamiento, como el desgaste ondulatorio en curvas y aparatos cambio de vías, desgaste en cerrojos y piezas de cruzamiento, y fracturas de durmientes de concreto, entre otros.
 
Afirmó que desde el 8 de septiembre de 2012 se informó de las anomalías en la Línea 12 que obligaron al cierre de 11 estaciones, a pesar de lo cual el consorcio constructor ICA-Carso-Alstom no ha resuelto la problemática y el mantenimiento que da va en descenso "y ya es casi inexistente".
 
Al comparecer durante casi cuatro horas ante la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que investiga dichas fallas, expuso que cuando el Proyecto Metro recibió la Línea 12 la obra no estaba concluida; “la recibimos con tres mil 105 faltantes de obra”, por lo que se hicieron el mismo número de observaciones por incumplimiento.
 
Ante los asambleístas, Ortega Cueva admitió que suspender el servicio en 11 de las 20 estaciones de la Línea 12, que va de Tláhuac a Mixcoac, fue “una decisión difícil y amarga”, pero se tomó pensando en la seguridad de los usuarios pues el proceso de deterioro era constante, además de la falta de respuesta del consorcio.
 
Precisó que se informó de estas fallas al consorcio constructor, pero no se han tenido resultados y en algunos problemas no ha presentado diagnóstico ni propuestas, a pesar de que la falla sistemática afectó la infraestructura y las condiciones en las que debe operar la Línea 12.
 
Sostuvo que el consorcio “no ha resuelto el acelerado deterioro de la vía, lo que incrementa exponencialmente el deterioro del servicio y pone en riesgo la seguridad de los usuarios”, pues la falla es estructural.
 
En su comparecencia, Ortega señaló que se suspendió el servicio debido a problemas en el sistema de vías que podrían haber causado un descarrilamiento, como el desgaste ondulatorio en curvas y aparatos cambio de vías, desgaste en cerrojos y piezas de cruzamiento, y fracturas de durmientes de concreto, entre otros.
 
Ortega insistió en que la problemática en el sistema de vías es estructural y tiene su origen desde la etapa constructiva, antes de la inauguración el 30 de octubre de 2012, y se presenta en toda la línea, aunque se agudiza en el tramo elevado y en las 38 curvas con radio menor de 300 metros.
 
Desde el 8 de septiembre del 2012 se detectaron desgastes ondulatorios en curvas con radio menor a 300 metros, y desde la inauguración de la línea se han detectado durmientes fracturados, y sólo del 23 de mayo de 2013 al 20 de marzo de 2014 se han sustituido cuatro mil 507 piezas, agregó.
 
Ortega señaló que según un dictamen de ILF Consulting Engineer de noviembre de 2013, el desgaste ondulatorio excesivo es motivado por la falta oportuna de mantenimiento preventivo y correctivo, y que se detectaron achatamiento de rudas en algunos trenes, así como golpes en los aparatos de vía.
 
También comentó que, por su parte, la empresa ILF realizó varias recomendaciones que se implementaron en varias curvas, pero a tres meses de haberse corregido sus condiciones han regresado al estado anterior y se han deteriorado aún más.
 
Sin embargo, a pesar de las acciones realizadas, el consorcio no ha resuelto el acelerado deterioro de la vía, lo que incrementa exponencialmente el deterioro del servicio y pone en riesgo la seguridad de los usuarios, pues “la falla sistémica está afectando la infraestructura”, advirtió.
 
En su respuesta al diputado perredista Víctor Hugo Lobo, informó que el Gobierno del Distrito Federal “estudia en estos momentos las acciones que emprenderá", y se dialoga con las empresas del consorcio del cual “esperamos un gesto para arreglar la línea pues son empresas de gran trayectoria”.
 
No buscamos a quien responsabilizar sino cómo lo vamos arreglar, y el GDF analiza, si no hay respuesta del consorcio, si presenta una demanda por vicios ocultos o por incumplimiento de contrato”, adelantó.
 
El funcionario local reveló que el contrato está vigente y que el gobierno, de demandar al consorcio, accedería a los recursos de las garantías y fianzas, repararía la línea y su costo se incluiría en la demanda que se presente.
 
kgb 
 
 

Comentarios

Lo que pasa en la red