Ebrard tiró 119 mdp en certificar Línea 12; la alerta final vino del Metro de Bruselas

Pagan millones a consorcio alemán que entregó retrasado

COMPARTIR 
14/03/2014 08:55 Francisco Pazos

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de marzo.- El Gobierno del Distrito Federal bajo el mando de Marcelo Ebrard pagó 119 millones de pesos a un consorcio alemán por el certificado que garantizó la seguridad en el funcionamiento de la Línea 12 del Metro.

De acuerdo con el contrato 9.07CD03.004, esta evaluación debió estar lista en julio de 2012, pero el documento fue entregado el 30 de octubre de ese año, horas antes de la inauguración.

Diez meses después de recibir ese aval, se anunció un nuevo proceso de revisión que se concentró en la zona de vías del tramo elevado, problema que derivó en la suspensión de 11 estaciones desde el pasado martes.

Consultada recientemente, la operadora del Metro de Bruselas, Bélgica, recomendó cerrar operaciones en el tramo afectado tras confirmar las fallas.

Metro de Bruselas paró L12

La opinión internacional señaló que los desperfectos que afectaban al tramo elevado comprometían la seguridad.

Previo al cierre de 11 de las 20 estaciones de la Linea 12 del Metro declarado el martes pasado, la Sociedad de Transportes Intercomunales de Bruselas (STIB , por sus siglas en frances) emitió una recomendación que confirmo la existencia de fallas estructurales.

La opinion de la STIB senala que los desperfectos que afectaban al tramo elevado de la Linea Dorada comprometian los estandares internacionales de seguridad, por lo que las operaciones en las secciones afectadas debian suspenderse.

Fuentes del Gobierno del Distrito Federal confirmaron a Excélsior que la recomendacion emitida por la empresa responsable del Metro de Bruselas alerto sobre la agudizacion de las fallas estructurales que afectan principalmente las zonas de curvas ubicadas en el tramo elevado.

Esas fallas, senaladas por la STIB , apuntan a desgastes diferenciados y ondulaciones en los rieles que han provocado deformaciones en las ruedas de los trenes y golpeteos que generan vibraciones y afectaciones al sistema de catenarias aereas, tal como informo el Sistema de Transporte Colectivo (ST C) durante el anuncio del cierre.

El documento en el que se describen los desgastes y deformaciones de las estructuras en vias y material rodante tambien senalo una aceleracion en los procesos que afectan a la linea.

La opinion fue solicitada por el ST C Metro a la STIB con base en la experiencia de esta empresa de transportes con una situacion similar que afecto una de las cinco lineas que conforman la red belga de Metro, hace una decada.

La recomendacion que recibio el ST C formo parte de los elementos que considero el organismo de transporte para determinar, con base en otros estudios y opiniones, el cierre de 11 estaciones correspondientes al tramo elevado de la Linea 12.

El ST C inicio un proceso de diagnostico de las fallas que afectan el tramo Culhuacan-Tlahuac, mismo que esta a cargo de las empresas TCO y ETF . Con los resultados de los estudios determinara el plan de trabajo para corregir los vicios que han generado y agudizado desnivel de las vias, danos a las ruedas, fracturas de durmientes y desprendimiento de grapas de anclaje.

La certificación de 119 mdp requirió dos más

Mientras los resultados del primer estudio aprobaron la operación de la línea, el otro solicitó una renivelación; el dictamen llegó tarde.

En poco más de 16 meses, la Línea 12 del Metro ha contratado al menos dos certificaciones de seguridad sobre sus operaciones y espera un tercero que le será entregado en las próximas semanas. El primero costó 119 millones de pesos y del segundo se desconoce aún su monto.

Los resultados de esos estudios fueron contrarios: mientras el primero garantizó la correcta y segura operación de la Línea Dorada, el segundo dio paso a un proceso de renivelación y realineación de rieles.

El 30 de octubre de 2012, apenas horas antes de que el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, inaugurara la Línea 12, el consorcio conformado por las empresas DB International Gmbh, ILF Berantende Ingenieure A.G., Tüv Süd Rail Gmbh y Hamburg Consult Gmbh entregó un documento en el que garantizaba la seguridad de
operaciones.

Ese procedimiento, bajo el contrato 9.07 CD03.004, requirió un desembolso inicial de 119 millones 312 mil pesos que erogó el Gobierno del Distrito Federal (GDF) para que el día de la inauguración la Línea 12 operara bajo el amparo de una certificación internacional.

En el documento, el consorcio dictaminó y certificó los sistemas de señalización, pilotaje automático, mando centralizado, energía eléctrica de alta tensión, subestación eléctrica de alta tensión y subestaciones de rectificación, distribución, tracción y catenaria, así como vías funcionaban “correctamente en seguridad y que la Línea 12 de Tláhuac a Mixcoac puede ponerse en servicio con pasajeros”.

Diez meses después de que la Línea 12 recibió esa certificación internacional de seguridad, Joel Ortega, director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), anunció un segundo proceso de revisión que se concentraría en la zona de vías correspondiente al tramo elevado.

El plan de trabajo contemplaba el cierre nocturno durante los fines de semana de las estaciones Culhuacán, San Andrés Tomatlán, Lomas Estrella y Calle 11, debido a que en esa sección fueron detectados movimientos de hasta tres milímetros en los rieles de ambas vías.

Fue entonces que Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF), reconoció por primera vez que si bien los movimientos en las vías no comprometían la seguridad de los 435 mil usuarios diarios de la Línea Dorada, las fallas ya no cumplían con los parámetros que se establecieron en la certificación.

En ese momenro fue cuando el STC contrató el segundo procedimiento de revisión a partir del cual se determinarían los trabajos de reparación y mitigación necesarios para renivelar y realinear las vías, compactación del balastro y anclaje de mil 500 durmientes.

La segunda revisión al comportamiento de los aparatos de vía fue encargado por el STC a la empresa alemana Tüv Süd Rail Gmbh, que fue una de las integrantes del consorcio certificador que garantizó la correcta operación de la Línea 12 el 30 de octubre de 2012.

Ortega informó que después de una primera visita de tres especialistas en sistemas férreos, como la Línea 12, se detectó que los trenes se comportaban de forma distinta durante su paso en la zona de curvas menores a 300 metros, en comparación con los tramos rectos.

Este diario solicitó al STC el costo de este segundo proceso de revisión, sin embargo, al cierre de esta edición su monto no se había dado a conocer.

Retraso en la entrega

Al igual que el resto de los elementos del proyecto de la Línea 12, como la obra civil y el parque de trenes, el certificado de operación también se retrasó.

En 2009, el GDF, a través del PMDF, adjudicó el contrato 9.07 CD03.004 al grupo de empresas certificadoras para que sometiera a prueba los elementos de operación de la Línea 12.

Para diciembre de 2011, el director del PMDF detalló que aún se esperaba la entrega de la certificación que llevaban a cabo 27 especialistas y que, de acuerdo con el contrato licitado, debió entregarse en junio de 2012, antes de la puesta en operación de la línea.

Horcasitas se deslinda

 “La Línea 12 fue construida bajo los estándares de calidad y seguridad conforme a los criterios de diseño, ingeniería básica y especificaciones establecidas por el Sistema de Transporte Colectivo”, argumentó ayer Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro del Distrito Federal (PMDF), en un comunicado.

El responsable del organismo, ahora en proceso de extinción, señaló que en los procesos de supervisión de los trabajos de construcción participaron las empresas Consultoría Integral en Ingeniería (CONIISA), Lumbreras y Túneles (LYTSA), Integración de Procesos de Ingeniería (IPISA) e Ingeniería y Asesoría y Consultoría (IACASA).

Además de instituciones académicas como el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional.

Horcasitas destacó que el consorcio certificador de la Línea 12, integrado por las empresas DB International Gmbh, ILF Berantende Ingenieure A.G., Tüv Süd Rail Gmbh y Hamburg Consult Gmbh, revisó el diseño del sistema de vías y determinó que cumplía con las especificaciones y la normatividad aplicable.

El director del PMDF agregó que fue solicitado al consorcio constructor, integrado por ICA, Carso y Alstom que se atiendan los señalamientos hechos por el STC que se fije un programa de trabajo que permita retomar la operación regular de la  Línea Dorada.

En caso de que el consorcio no responda al requerimiento, el organismo descentralizado exigirá el cumplimiento de las fianzas correspondientes, mismas que cuentan con vigencias al 8 de julio de 2015.

Proponen crear dos comisiones

En el Senado de la República se integrará una comisión para investigar las presuntas irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, señaló ayer la integrante de ese órgano parlamentario Mariana Gómez del Campo.

La legisladora por el Partido Acción Nacional indicó que con tal objeto se solicitará la intervención de diferentes autoridades federales, para que investiguen y aporten la información necesaria.

“Por esto estamos acudiendo hoy ante la PGR, estamos también solicitando a través del punto de acuerdo que se involucre en este tema la Función Pública, que se involucre la Auditoría Superior de la Federación.

“Porque pareciera que en estos días va a ser una guerra de dimes y diretes que quién tiene la razón y quién no tiene la razón”, afirmó.

La legisladora, acompañada de su compañera de bancada Pilar Ortega, acudió ayer a la Procuraduría General de la República (PGR) para entregar una carta en la que solicitan la intervención de la dependencia para investigar las fallas en la construcción de la Línea 12, lo que llevó a la suspensión del servicio durante los próximos seis meses en 11 de las 20
estaciones.

“Que se inicie una investigación respecto a la licitación, elaboración, y ejecución del proyecto de la Línea 12 del Metro, así como las pesquisas necesarias que lleven a determinar a los servidores públicos responsables del Gobierno del Distrito Federal que incurrieron en la comisión de los probables delitos de uso indebido de atribuciones y facultades, ejercicio abusivo de funciones y ejercicio indebido de servicio público, todos contenidos en el Código Penal Federal”, dijo.

Replican idea

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) acordó ayer crear una comisión especial, conformada por diputados de todas las bancadas, para investigar las fallas en la Línea Dorada.

Así lo informó en rueda de prensa el presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados, quien adelantó que la instancia acordada también podrá citar a comparecer a los funcionarios del gobierno local que crea conveniente.

El perredista indicó que la comisión especial será aprobada en la sesión del próximo sábado, el martes 18 del mismo mes será instalada, y de manera inmediata se pedirá a las autoridades correspondientes información sobre las causas técnicas que originaron la suspensión parcial.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red