Este proyecto llega a la Condesa: ¿tienes algún café pendiente?

Con base en la confianza, nació este movimiento en Italia en el año 2008 de ahí paso a otras ciudades del mundo para finalmente llegar a nuestro país

COMPARTIR 
27/12/2013 12:23 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de diciembre.-

Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa.

Luego entran dos personas:

- Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres pendientes.

Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van.

Pregunto:

– ¿Cuáles son esos “Cafés pendientes”?

Me dicen:

– Espera y verás.

Luego vienen otras personas.

Dos chicas piden dos cafés y pagan normalmente.

Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:

– Tres son para nosotros, y cuatro pendientes.

Pagan por siete, se toman los tres y se marchan.

Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos.

Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja:

- ¿Tienen algún “café pendiente”?

 

Este diálogo pertenece a un cuento del escritor italiano, Tonino Guerra. Donde relata la parte esencial de esta nueva forma de compartir alimentos con quien los necesita: Café Pendiente.

 

¿Qué es Café Pendiente?

Café Pendiente es una iniciativa que nació en Italia en el año 2008 bajo el nombre de “Caffe Sospenso” y ahora está en México. Busca dar un poco de confort a todas esas personas en situación de calle que no tienen nada que llevarse a la boca.

 

¿Cómo dejo mi Café Pendiente?

En la página www.cafependiente.org.mx detallan que los establecimientos identificados con el logotipo de Café Pendiente, que consiste en una tasa sobre un plato en color rosa mexicano, pueden recibir el pago de un café o una comida para que sea entregada a quien lo necesite. “La finalidad del proyecto no solamente es poder acercar una bebida caliente y/o comida a una persona en situación de calle o pobreza extrema, ya que consideramos que el mayor problema de estas personas no es el ECONÓMICO, sino el SOCIAL.” Aseguran en su página web.

Cada vez que entres a un lugar identificado con el logotipo, puedes consumir su café o platillo y dejar pagado otro para quien lo necesite y no lo pueda pagar. Luego, el local puede entregarlo a personas que se acerquen o incluso llevarlo a albergues o instituciones de ayuda a los desfavorecidos.

 

¿Dónde puedo encontrar un establecimiento para donar?

En la Ciudad de México, al menos se contabilizan 70 establecimientos que se sumaron a esta noble causa, donde el comensal pide un café y deja otro pagado para una persona que lo necesite.

Algunos de los establecimientos pueden ubicarlos en:

  • BBKFE, Tlaxcala 69 Col. Roma
  • Las Soupremes, Chilpancingo 35 Col. Hipódromo condesa
  • Passion, Querétaro 90, Col. Roma Norte
  • Pineapple, Av. México 10, Col. Condesa
  • El Faraón, Oaxaca 92, Col. Roma

Una de las garantías que tiene el cliente que deja un Café Pendiente, es que todo el alimento es anotado en un pizarrón, donde dan a conocer la cantidad de cafés que tienen pendientes por entregar, así como los ya entregados.

Es hora de confiar          

La base de esta nueva forma de ayuda se basa en la confianza, entre el empresario y el cliente. “Es hora de retomar la confianza en el otro, es un proceso largo, pero México está listo para cambiar”. Dice la iniciativa Café Pendiente en su página web.

Los establecimientos y personas que quieran sumarse a esta propuesta pueden entrar a: www.cafependiente.org.mx, donde podrán leer los requisitos que se necesitan o saber en dónde se encuentran ubicados los lugares que reparten el Café Pendiente.

 

Los organizadores de esta iniciativa aseguran que no sólo se trata de dar un café, sino que se puede expandir a tacos, tortas, pizzas, cualquier cosa que sea comestible que la gente en situación de calle pueda ingerir.

Así mismo los organizadores piden que “se respete la simpleza del proyecto. No trabajamos con donaciones y queremos que se mantenga como un proyecto de índole social y no político”.

Parte importante de su éxito viene de las redes sociales donde a través de su cuenta de Facebook y Twitter suben algunas imágenes de los alimentos que dan a la gente que los pide.

Ahora que sabes donde puedes ir a dejar tu Café Pendiente y ayudar a quienes realmente lo necesitan… ¿A cuál de ellos acudirías?

 

mef

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios