BELO HORIZONTE, Brasil, 9 de julio.- Alemania hizo trizas en media hora con cinco goles la ilusión de 200 millones de brasileños de llegar a la final de la Copa del Mundo 2014, al vapulearlo 1-7 para llegar por octava vez en su historia a una serie por el título.

En la primera semifinal de Brasil 2014, con el Estadio Mineirao como escenario, Thomas Muller inició la fiesta a los 11 minutos, seguido por Miroslav Klose en el 21, su histórico tanto 16, Toni Kroos con un par (24 y 26), mientras Sami Khedira (29) hizo el quinto del primer lapso y Andre Schurrle otro par (70 y 79); Oscar marcó el de la honra, al 90.

Los alemanes consiguieron así su primer triunfo histórico sobre el pentacampeón, que lo había derrotado 2-0 en la final de la Copa del Mundo Corea del Sur-Japón 2002 y en la Copa Confederaciones 1999 y 2005. Fue su segunda victoria en las cuatro semifinales consecutivas que ha alcanzado en el presente siglo.

Apoyado por miles de aficionados en las gradas con máscaras de su astro Neymar Jr, ausente por la fractura de la tercera vértebra lumbar tras la entrada del colombiano Camilo Zúñiga, Brasil tuvo la pelota en los primeros minutos, pero sin inquietar, y en los siguientes se notó la ausencia de Neymar y del capitán Thiago Silva.

En un tiro de esquina por derecha, los brasileños se fueron todos a primer poste con el movimiento de los atacantes y dejaron solo frente al arco al goleador Thomas Muller, quien con pierna derecha batió a Julio Cesar para el 0-1 a los 11 minutos, su quinto en la presente edición, para colocarse como sublíder, debajo del colombiano James Rodríguez (seis).

Miroslav Klose entró a la historia a los 21 minutos, al contrarrematar hacia la izquierda dentro del área un balón que Julio Cesar le había tapado previamente. Fue su gol 16 en Copas del Mundo para convertirse en el máximo goleador de la historia.

Toni Kroos marcó el 0-3 en el 24 con un zurdazo dentro del área, tras servicio de Mezut Ozil, y el 0-4 lo firmó tras serie de combinaciones con Sami Khedira. Éste volante de contención se encargó del quinto a los 29, tras pase de Ozil.

Brasil trató de responder, pero lo poco que generó al ataque no representó peligro para el guardameta Manuel Neuer, quien estuvo seguro en su arco.

Luiz Felipe Scolari trató de hacer menos vergonzoso el resultado en el segundo lapso con los ingresos de Ramires y Paulinho, quienes propiciaron una leve reacción de los anfitriones, que no valió siquiera para hacer más honrosa la derrota ante miles de aficionados que se mantuvieron hasta el final.

Ramires recibió de Fred dentro del área por derecha a los 51, su tiro centro fue tapado por Neuer, mientras que al 52 el propio Ramires quedó frente al arco pero su tiro fue desviado por el arquero, que volvió a evitar daño en doble intervención a disparos de Paulinho, el primero tapado con el pecho y el segundo desviado a la izquierda.

Tras las fallas de los amazónicos, la zaga alemana recuperó el orden y en par de descolgadas llegaron dos tantos más, obra en ambos casos de Andre Schurrle, a los 70 minutos en remate dentro del área, y al 79 tras zurdazo que ingresó por el ángulo derecho.

Oscar se encargó de marcar el solitario gol brasileño a los 90, tras eludir a Jerome Boateng en el área y fusilar a Manuel Neuer.

El arbitraje del mexicano Marco Antonio Rodríguez Moreno fue bueno, sin complicaciones. Aunque los brasileños trataron de engañarlo en tres ocasiones al tirarse dentro del área, no decretó pena máxima en ninguna. Sólo amonestó al brasileño Dante.

FOTOGALERÍA: La feria de goles de Alemania