BELO HORIZONTE, 6 de julio.- Brasil, que asume un nuevo reto en su camino hacia el éxito en el Mundial 2014, afronta el penúltimo obstáculo en su empeño en Belo Horizonte contra Alemania, a la que siempre logró derrotar  en partidos oficiales.

Habiendo algo en juego, el equipo brasileño ha salido airoso de sus enfrentamientos ante el combinado germano, con el que sólo coincidió en una ocasión en un Mundial, en la final del 2002 de Corea-Japón, y en otras dos más, en Copas Confederaciones.

Sin embargo, el choque más reciente, el disputado en Stuttgart en el 2011, con varios de los protagonistas que coincidirán el martes en Belo Horizonte, terminó del lado alemán, que ganó un partido a Brasil después de dieciocho años.

Brasil logró su quinto título mundial en el 2002 liderado por Ronaldo Luiz Nazario da Lima, que anotó los dos goles de su equipo para proclamarse campeón en el estadio Yokohama un 30 de junio.

Los otros dos partidos oficiales también terminaron con el éxito del equipo sudamericano.

Fue en la edición del 2005, en Nuremberg, en semifinales de la Copa Confederaciones de aquel año, donde Brasil ganó por 3-2 y, previamente, en el mismo torneo de 1999, en Guadalajara, cuando el combinado amarillo goleó a su adversario por 4-0 en un partido de la fase de grupos.

El reencuentro de Brasil y Alemania en Belo Horizonte será la vigésima segunda a lo largo de la historia. El equipo europeo solo fue capaz de imponerse en cuatro de esas citas. Brasil, sin embargo, ganó doce de los partidos. Cinco terminaron con empate.

Al margen de esos tres duelos oficiales, midieron fuerzas en dieciocho partidos amistosos. También en este apartado sale airoso Brasil, que ganó nueve y empató cinco.

La última vez que jugaron en partido oficial fue en la Copa Confederaciones del 2005 con la victoria brasileña. Sin embargo, el enfrentamiento más reciente fue en Stuttgart, el 10 de agosto del 2011, con resultado para el equipo dirigido por Joachim Low, que se impuso por 3-2.

Alemania logró imponer su estilo, basado ante todo el juego colectivo, para lograr la primera victoria sobre Brasil desde 1993. En el campo se dieron cita muchos de los jugadores que estarán en el Estadio Mineirao el martes próximo.

El equipo alemán formó con Manuel Neuer, Holger Badstuber, Mats Hummels, Bastian Schweinsteiger, Philipp Lahm, Christian Träsch, Toni Kroos, Mario Götze, Lukas Podolski, Thomas Müller y Mario Gomez.

Brasil puso de inicio a Júlio César, Thiago Silva, Lucio, André Santos, Dani Alves, Ramires, Ralf, Robinho, Fernandinho, Pato y Neymar.

Bastian Schweinsteiger, de penalti, Mario Gotze y Andre Schurrle hicieron los goles germanos. Robinho, de penalti, y Neymar los de Brasil.

cmb