FORTALEZA, 17 de junio.- Con un Guillermo Ochoa en plan de héroe, la selección de México hizo historia al sacarle el empate sin goles a Brasil, en partido correspondiente a la segunda fecha del Grupo A de la Copa del Mundo Brasil 2014, disputado en el estadio Castelao.

Con este resultado, ambas escuadras sumaron cuatro unidades, pero la “verdeamarela” se ubica en el primer sitio por su mejor diferencia de goles, en tanto los mexicanos son segundos.

Cuatro años tuvieron que pasar para que Ochoa dejara en claro que es el mejor portero de México y así lo confirmó esta noche al ser valuarte total para que México sacara un empate a Brasil y así alimentar su sueño mundialista.

El técnico Miguel Herrera había dicho que el “Tri” iba a salir a proponer el juego y así lo hizo, dentro de sus posibilidades, en busca de tener el balón lo más lejos de su portería, algo que consiguió a medias porque es indudable que Guillermo Ochoa fue factor indiscutible para que se fueran al descanso con la paridad.

México entendió que, además de futbol, había que poner corazón, garra y deseos de trascender, y ésa fue su principal arma, la cual le ayudó en algunos momentos a equilibrar las acciones de este duelo, en el que los de casa no tuvieron el dominio abrumador que se podría esperar, pero sí las más claras.

La mediacancha fue una batalla de “toma y daca”, donde José Juan Vázquez fue ayudado por Rafael Márquez, quien como tercer central se desprendía de la zaga, para, inclusive, de ahí iniciar los ataques del equipo.

Los momentos más apremiantes para el combinado “azteca” llegaron en balones aéreos; el primero, un centro por derecha de Dani Alves que Neymar conectó en gran forma, pegado al poste derecho, hasta donde llegó Ochoa para salvar su meta con un impresionante y prodigioso manotazo, al minuto 25.

Y antes del descanso, una mala coordinación en la salida de la defensa le permitió a Paulinho fusilar a Ochoa, quien ya había achicado para, una vez más, mantener el cero en su meta.

Del lado mexicano, la más importante fue un disparo de media distancia por parte de Héctor Herrera, que obligó a Julio César a estirarse cuan largo es para enviar a tiro de esquina, que, por cierto, el silbante no vio.

Luego de sacudirse una presión inicial en el complemento, el cuadro que dirige el “Piojo” Herrera vivió sus mejores momentos, con más tiempo el balón en los pies y disparos de media distancia por parte de Herrera y José Juan Vázquez, que pasaron apenas por encima del travesaño.

Brasil reaccionó y durante más de diez minutos acosó con gran fuerza a la zaga tricolor, que parecía se desplomaba en cualquier momento, pero logró soportar estos embates para tomar un segundo aire y enfrentar la recta final en un juego de ida y vuelta, sin importarle que el cuadro que estaba enfrente era el pentacampeón.

A escasos minutos del final, Ochoa nuevamente se puso la de héroe al rechazar con un manotazo una “fusilata” con la cabeza por parte de Thiago Silva. La respuesta llegó en un zurdazo de Andrés Guardado, que se fue “besando” el travesaño.

Ambos cuadros buscaron el gol, pero ya no hubo tiempo en este partido, que es una victoria moral para el “Tri”, que por primera vez en un Mundial no perdió ante Brasil, al que le sacó el empate y en su casa, con lo que está cerca de avanzar a la siguiente fase, lo cual definirá el siguiente lunes ante Croacia en Recife.

... y en el reto de Twitter, la seleçao  quedó en la lona

México empató sin goles ante Brasil en el Estadio Castelao, pero en las redes sociales el Tri se llevó la victoria.

México se impuso en el reto lanzando por la cuenta de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF). El desafío consistía en competir en Twitter y  el triunfador sería el representativo que llegara con más seguidores antes del partido.

La cuenta de la selección mexicana ganó al reportar un millón 830 mil seguidores, mientras que Brasil se quedó en un millón 680 mil.

“Felicitaciones por lo de ayer. ¿Qué tal una broma acá en twitter? ¿Quién llega hasta el partido con más seguidores?”, publicó la confederación brasileña en su cuenta @CBF_Futebol un día después del triunfo de México ante Camerún por 1-0.

Y la respuesta llegó. El seleccionador de México Miguel Herrera tomó el guante en su cuenta de Twitter: “Se armó la apuesta contra Brasil en Twitter a ver quién llega al martes con más seguidores. Sigan @miseleccionmx con todo hasta ahí ganamos”.

La recompensa consistía en que la selección con más seguidores ganaría una camiseta del rival firmada para ser subastada y donar el dinero obtenido a una causa benéfica.

“Hace tiempo me pasaron el dato de que no somos los más fuertes en Twitter, sino que nos supera México, por eso hicimos esa apuesta”, confesó Rodrigo Paiva, jefe de prensa del equipo de Brasil.

Así, en el duelo de los 140 caracteres, México venció a Brasil.