CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo.- El entrenador polaco y naturalizado mexicano, Jerzy Hausleber, falleció el día de hoy a los 82 años. Se le recordará por el gran legado que deja a nuestro país, debido a que revolucionó la caminata mexicana.

Hausleber nació en Vilno-Gdansk, Polonia, y se naturalizó mexicano en 1993. Dedicó más de 40 años a la enseñanza de la caminata en México.

A los 14 años de edad formó parte de las Fuerzas Armadas de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial.

A los 36 años llegó a México, en 1966, como parte de un convenio deportivo entre los gobiernos de nuestro país y Polonia, con el objetivo de buscar entrenadores que desarrollaran las habilidades de los deportistas nacionales rumbo a los Juegos Olímpicos de 1968. Debido al éxito alcanzado, el convenio deportivo se extendió para los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.

Contribuyó a la conquista de nueve medallas olímpicas, tres de oros, cuatro de plata y dos bronces. Además de 118 preseas en competencias internacionales ganadas por marchistas mexicanos.

José Pedraza, Daniel Bautista, Ernesto Canto, Raúl González, Carlos Mercenario, Bernardo Segura, Joel Sánchez y Noé Hernández, fueron los medallistas olímpicos que forjó su camino.

En 1993 recibió el Águila Azteca, la más alta condecoración que entrega el Senado a los extranjeros distinguidos.

En 1995 y 2011 ganó el Premio Nacional de Deportes.

Podios olímpicos:

José Pedraza (plata) México 68
Daniel Bautista (oro) Montreal 76
Ernesto Canto (oro) Los Ángeles 84
Raúl González (oro y plata) Los Ángeles 84
Carlos Mercenario (plata) Barcelona 92

También forjó las carreras de Bernardo Segura (bronce) en Atlanta 96, a través de su pupilo Adrián Navarro, así como a Joel Sánchez (bronce) y Noé Hernández (plata) en Sidney 2000, también por conducto de sus alumnos, el fallecido Víctor Sánchez y Pedro Aroche, respectivamente.

ald