SOCHI, 24 de febrero.- Rusia despidió los Juegos Olímpicos de Sochi con una nueva exhibición de orgullo nacional reflejada en un espectáculo por momentos casi marcial y seguido atentamente por el presidente Vladimir Putin.

Las compañías de ballet Bolshoi y Mariinsky pusieron la danza; Kazimir Malevich y Vasili Kandinsky colorearon el estadio Fisht; Fiodor Dostoyevski, Leon Tolstoi y Alexander Pushkin figuraron con sus obras, y el circo clásico puso la magia y animó todavía más a un enloquecido público, mientras el jefe de Estado ruso contemplaba desde el palco la culminación de su magno proyecto.

Los Juegos de Sochi ya son historia, tal como anunció en medio del estadio el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach: “Declaro cerrados los XXII Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi y, como marca la tradición, llamo a la juventud del mundo a reunirse dentro de cuatro años en Pyeongchang”.

Minutos después, un gigante oso polar de peluche sopló con todas sus fuerzas para extinguir la llama olímpica que iluminó el Parque Olímpico los últimos 17 días, poco más de dos semanas de emoción que culminaron como soñaba toda Rusia, con la bandera blanca, azul y roja en lo más alto del medallero.

“Reflejos de Rusia”, espectáculo dirigido por Konstantin Ernst y Daniele Finzi, mostró el espíritu, la cultura y la herencia del país más grande del mundo. Con una gala de clausura impecable, los organizadores se burlaron incluso de sí mismos al recuperar el recuerdo del único error de la ceremonia de inauguración, cuando uno de los copos de nieve que debía transformarse en uno de los cinco aros olímpicos no se abrió.

Tras el desfile de los atletas las luces se apagaron y la temperatura descendió unos cuantos grados en apenas segundos. Del techo caía nieve y de los altavoces salían acordes de violín y de piano interpretados en directo por figuras de la música rusa.

Una majestuosa lámpara de más de siete metros de altura apareció como de la nada para presidir el baile de las compañías Bolshoi y Mariinsky, dos de las más reconocidas y antiguas del mundo, pero como Rusia no sólo es música y danza, sino también letra, unos enormes paneles se erigieron desde el suelo para proyectar rostros de los principales poetas, dramaturgos y novelistas de la historia rusa.

Los superlativos Juegos de Sochi, en los que participaron casi tres mil atletas de 88 Comités Olímpicos Nacionales, terminaron con una nube de fuegos artificiales que inundaron el cielo de la ciudad a orillas del Mar Negro. Adiós Sochi 2014. Hola Pyeongchang 2018.

Bach llena de elogios a los juegos

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, alabó la labor del presidente Vladimir Putin para las competencias de Sochi. Foto: AP

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, estimó que los Juegos Olímpicos de Sochi permitieron a todos “ver la cara de la nueva Rusia”, que “cumplió todas sus promesas” para asegurar el éxito del evento.

“Esta noche podemos decir: Rusia cumplió todas sus promesas. Lo que ha tomado décadas en otras partes del mundo fue realizado en siete años”, declaró el alemán en su discurso de clausura de los Juegos.

A través de miles de voluntarios que participaron en el evento, “todos los que tuvieron un espíritu abierto pudieron ver la cara de la nueva Rusia, eficaz y amistosa, patriótica y abierta al mundo”, añadió Bach.

El presidente del COI dio gracias al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, “por su implicación personal en el éxito de los Juegos”.

“No hay mejor cumplido que decir en el nombre de todos los participantes: estos fueron los juegos de los deportistas”, insistió el medallista de oro de florete por equipos de los Juegos de Montreal de 1976.

El dirigente, para quien estas justas fueron las primeras como presidente del COI, no quiso añadir adjetivo a esta edición, como hacían sus predecesores.

El español Juan Antonio Saramanch había puesto a Sydney el título de “mejores de la historia” en la ceremonia de clausura en 2000.

Su sucesor Jacques Rogge prefería fórmulas menos definitivas hablado de “juegos inolvidables”, en Atenas en 2004, o “juegos excelentes y amistosos”, en Vancouver en 2010.

 

 

Canadá ratifica su poder en el hockey

Los canadienses festejan la última medalla dorada que se entregó en las justas de Sochi con una clara victoria sobre Suecia. Foto: AP

Canadá se llevó el oro en hockey sobre hielo varonil al derrotar 3-0 a Suecia, victoria con la que finalizaron las competencias del programa de los Juegos Olímpicos de Sochi.

Los tantos de Jonathan Toews, de los Blackhawks de Chicago, Sidney Crosby y Chris Kunitz, ambos de los Pingüinos de Pittsburgh, dieron un merecido triunfo a los canadienses, que dominaron el partido con 36 disparos a puerta frente a 24.

El Team Canadá también se llevó el título femenil en Sochi, por lo que repitió el doblete que obtuvo cuatro años antes en los Juegos de Vancouver 2010.

Con este logro, el país de la hoja de maple conquistó su novena presea áurea en esta disciplina, confirmando su dominio al dejar atrás a Rusia, y antes la Unión Soviética, que tenía ocho títulos.

Además de los nueve oros, Canadá suma cuatro platas y dos bronces, 18 títulos mundiales y 11 subcampeonatos confirmando ser la potencia de la disciplina.

Suecia no pudo sumar su tercer oro, después de los conseguidos en Lillehammer 1994 y Turín 2006. Finlandia se adjudicó el sábado el bronce al derrotar 5-0 a Estados Unidos, que quedó fuera de las medallas.

 Los estadunidenses perdieron ante el Team Canadá por 1-0 en semifinales.

Rusia, que esperaba quedarse con el oro en casa, no convenció  en el hielo y fue eliminado en cuartos de final tras perder 3-1 ante Finlandia.

Suecos niegan dopaje

El sueco Nicklar Backstrom no disputó la final tras ser acusado de dopaje por seudoefedrina, que contiene un medicamento contra la alergia.

“Iba a jugar el partido más importante de mi carrera y me lo tomé dos horas y media antes. No es justo”, aseguró el jugador

El seleccionador sueco, Par Marts, aseguró que la muestra de su jugador fue tomada 36 horas antes y que fueron informados del positivo antes de que iniciara el juego.

 

Los locales se coronaron con el equipo de Bobsled

El triunfo de los cuatro integrantes rusos de Bobsled fue el segundo título en la disciplina para los locales en las justas. Foto: AP

Rusia se consagró en el bobsled al ganar su segundo oro en la prueba varonil, ahora en la categoría por equipos de cuatro.

Alexander Zubkov y Alexei Voevoda sumaron con esta victoria su segunda presea áurea en el boblsed tras ganar la prueba de parejas. Ayer lo hicieron en conjunto con Alexei Negodaylo y Dmitri Trunenkov, que en la prueba por parejas quedaron en cuarto sitio. El equipo se llevó el triunfo en la penúltima prueba de Sochi con un tiempo combinado de 3:40.69 minutos.

Bajo la mirada del primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, los anfitriones celebraron su última victoria en los Juegos, cuando el país ya tenía asegurada la primera posición en el medallero tras el triunfo horas antes, de Alexander Legkov en los 50 kilómetros del esquí de fondo.

El cuarteto letón se ubicó en la segunda posición sólo nueve centésimas por detrás de los locales y celebró su primera medalla olímpica en esta especialidad.

El bronce fue para Estados Unidos, liderado por el campeón olímpico en Vancouver 2010 Steve Holcomb, a 0.39 segundos por detrás de los ganadores.

El equipo brasileño, formado por Edson Bindilatti, Odirlei Pessoni, Edson Ricardo Martins y Fabio Goncalves Silva, finalizó con un tiempo de 2:50.71 para quedarse en la posición 29, al no acceder a la tercera y última carrera, en la que únicamente participaron los 20 mejores equipos.

Los únicos representantes de Latinoamérica en la prueba sólo superaron al tercer equipo canadiense.

 

Festejan en casa ser los mejores

Legkov fue el mejor en campo traviesa de 50 kilómetros. Foto AP

Rusia conquistó el primer lugar del  medallero en los Olímpicos de Sochi al sumar 13 oros, dos más que Noruega. La representación local retomó el camino en casa, cuatro años después de una actuación que se catalogó como humillante, pues en Vancouver sólo consiguieron 3 metales áureos.

La victoria temprana de Alexander Legkov en la carrera de esquí de fondo sobre 50 kilómetros sentenció el título tanto en preseas de oro como en el total de medallas (33).

A primera hora Legkov lideró una tripleta rusa en el podio junto a Maxim Vylegzhanin e Ilia Chernousov, lo que encendió los ánimos de los locales en el último día de competencia.

“Esto no tiene precio, esto lo supera todo”, dijo Legkov.

El conteo para Rusia no terminó ahí, pues horas después el equipo de boblsed conquistó otro oro, en la prueba por equipos, para sumar 13 preseas áureas totales.

Rusia superó su mejor actuación en los Olímpicos de Invierno de Lillehammer 1994, donde también quedaron en el primer lugar del medallero con 11 oros, ocho platas y cuatro bronces, para un total de 23 preseas.

 

Establecen dominios

Yulia Lipnitskaya fue parte del grupo que mantuvo a Rusia como la principal potencia en el patinaje artístico con su oro por equipos. Foto: AP

En los Juegos Olímpicos invernales es marcado el dominio de algunos países o regiones en algunas disciplinas, ya sea por razones culturales, de infraestructura o tradición. Así se muestra en los primeros lugares del medallero de Sochi 2014.

Rusia terminó en el primer lugar con 13 oros y 33 medallas, siendo el patinaje artístico (tres de cinco títulos disputados) y la pista corta (tres oros) en las que cosechó la mayor parte de sus éxitos.

En el patinaje artístico el país local ganó el primer lugar en la prueba de conjunto, en la que sorprendió con la actuación de la quinceañera Yulia Lipnitskaya y de su estrella Evgeny Plushenko. También ganó la prueba de parejas y la individual femenil, para ratificar un dominio histórico de 25 medallas de oro, considerando los títulos de los años en que compitieron como Unión Soviética.

El patinaje de pista corta es tradicionalmente un bastión de los países asiáticos, pero ahora Rusia ganó, con tres oros, porque en 2011 naturalizó al asiático Victor Ahn. Él compitió para su natal Corea del Sur en Turín 2006 y ganó tres oros, pero desde hace tres años es ruso y en Sochi incidió en el éxito local con los títulos en 500m, 1000m y el relevo de 5 mil metros, además fue bronce en 1500 metros. China y Corea del Sur ganaron dos oros.

Otra hegemonía en las justas fue la del patinaje de velocidad en pista larga, en la que Holanda ganó ocho de 12 oros y 23 medallas totales, una nueva marca para este país, que domina la disciplina porque es el lugar donde surgió gracias a que buena parte del año sus lagos están congelados y es un deporte muy popular entre sus ciudadanos.

Alemania sobresalió en luge, pues ganó las cuatro medallas de oro que se repartieron y en el individual femenil se llevó también la plata para totalizar cinco preseas. Los germanos tienen dos pistas de luge y eso los ha convertido en maestros de la disciplina.

Noruega, segundo lugar en el cuadro de preseas, basó sus logros en las pruebas de fondo y resistencia que han sido históricamente dominadas por los países nórdicos, donde se comenzaron a practicar.

Los noruegos ganaron cinco oros, de 12, en campo traviesa, tres primeros lugares más en el biatlón, competencia en la que Ole Einar Bjoerndalen, de 40 años de edad, alcanzó un sitio único en la historia  al llegar a 13 preseas en su trayectoria y dos oros más en el combinado nórdico.