CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero.- El presidente de la República Mexicana Enrique Peña Nieto tuvo el privilegio de sostener por algunos segundos el trofeo de la Copa del Mundo de la FIFA. Ello en la residencia oficial de los Pinos, última parada de la Copa en territorio mexicano.

Con una gran sonrisa en su rostro, el mandatario manifestó su confianza en que el trofeo puede regresar al país de manos de los seleccionados mexicanos al término de la justa mundialista que se realizará en Brasil.

“Sin duda es un privilegio el poder sostener en las manos esta Copa, hacerlo en nombre de México, con la alegría que representa para los mexicanos, la pasión que tenemos por este deporte y la espera que cada cuatro años hacemos para la llegada de este evento deportivo. Al tener esta Copa en mis manos lo hago con un gran deseo, que ésta regrese a nuestro país en manos de nuestros seleccionados mexicanos”, señaló Peña Nieto.

Durante los cuatro días que estuvo el trofeo en nuestro país, el único que pudo tocarlo fue el Presidente, quién en su discurso aprovechó para mandar un mensaje de total apoyo y admiración al nuevo estratega del Tricolor, Miguel Piojo Herrera.

“Deseo que a nuestro entrenador, el Piojo Herrera, tenga ese talento y esa capacidad que ha demostrado para llevar por buen rumbo a nuestra selección. Aprecio en él una gran actitud, y esa actitud que mostró con el equipo en los últimos partidos para calificar, sin duda nos dejó a todos gratamente sorprendidos”, apuntó.

Ante la presencia del secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet; de Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Futbol; del embajador de Brasil en México, Marcos Leal Raposo y de otros distinguidos personajes, el  jefe del estado mexicano recalcó que nuestra selección debe de tener una gran actuación en el Mundial al realizarse en suelo brasileño.

“Brasil es un país hermano de América Latina, orgullosamente un pueblo Latinoamericano. Y por eso, al llevarse a cabo esta justa deportiva en Brasil, debemos sentirnos también en casa y haremos de Brasil nuestra casa. Jugaremos casi de locales y por eso tenemos gran confianza para que nuestra Selección tenga un gran desempeño.”

Por su parte Jesús Mena, titular de la CONADE, exhortó a los jugadores de la selección a dejar su máximo esfuerzo en la justa mundialista, al señalarlos como los representantes de un pueblo apasionado.

“A nuestra Selección le deseamos éxito en el Mundial. Sólo les pedimos una cosa: que dejen alma y corazón en cada partido que disputen”.

 

LOS OTROS PRESIDENTES QUE CARGARON LA COPA

En la Copa del Mundo de México 70 correspondió a Gustavo Díaz Ordaz entregar la desaparecida Copa Jules Rimet al capitán Brasileño Carlos Alberto.

 

Pasaron 16 años para que MIguel de la Madrid entregara la Copa FIFA al argentino Diego Armando Maradona, en México 86.

 

Felipe Calderón tuvo la oportunidad de tener entre sus manos la Copa FIFA, en una de sus tres visitas que ha realizado a territorio mexicano. Fotos: Archivo Excélsior, Especial y Cuartoscuro