Pasó la energética

COMPARTIR 
Yuriria Sierra 10/12/2013 01:58
Pasó la energética

Ya tenía tiempo que no los veíamos actuar como en sus más emblemáticos tiempos. Los senadores del PRD tomaron la tribuna y al mismo tiempo su presidente nacional Jesús Zambrano junto con sus diputados iniciaron una manifestación que los tendrá 75 horas caminando alrededor del Ángel de la Independencia.

Que la consulta ciudadana se apruebe en la Cámara de Diputados, de lo contrario, no sólo no habrá perredistas en la discusión de la iniciativa de Reforma Energética, sino que además harán lo posible —tal como lo vimos ayer— para que las sesiones no se realicen.

Los partidos de izquierda representados en el Congreso, están dispuestos a impedir que la energética se discuta sin aceptar sus condiciones. Vaya manera de incorporarse al diálogo. Y es que cada uno de esos grupos, están actuando por separado. Van cada uno en favor de su molino. El de la Revolución Democrática, como vimos, usando su más identificable ADN. Movimiento Ciudadano, en lo que pareció un arrebato de desesperación, llamó “a privatizar a la p...ta madre que los parió...”, en voz de Layda Sansores. Y el Morena, también con su cerco, independiente a lo que hagan los otros grupos de izquierda.

Pero al tiempo de estas movilizaciones, al interior del Senado fue aprobada la reforma. Sin ninguna modificación, se dio luz verde a una propuesta que reformaría tres artículos constitucionales —25, 26 y 28— que abrirá a la posibilidad a compañías privadas, para participar en algunas actividades de exploración petrolera.

Según lo dicho ayer por Omar Fayad, senador del PRI, en Hora Capital: “El gobierno tendrá la posibilidad de escoger a las empresas —que invertirían— según las instancias que la propia ley establece. Se dejó muy clara en la reserva, la denominada “ronda cero”, que significa que en una primera instancia, Pemex, según su capacidad y su posibilidad, decide qué es lo que va a explotar. Cuáles serán los yacimientos en los que va a trabajar directamente, y de lo que no escoge Pemex, las autoridades competentes decidirán poder contratar con empresas particulares, ya sean servicios, o sea, pueden hacer un contrato de servicios para extraer. Pueden contratar a través de nuevas figuras como el de responsabilidad o utilidad compartida...”.

Pemex y sus potenciales socios le entrarán a la exploración buscando petróleo. De encontrarlo, las ganancias se compartirían, pero de igual forma, en caso de no tener éxito, también el riesgo sería de ambos.  El petróleo, como ya lo habíamos escrito aquí, jamás dejaría de ser del país. Y en este punto es donde se confunde el discurso, pues el malentendido se ha hecho bandera de aquellos que afuera del Senado se muestran en contra.

Y es que la cosa es muy simple: a Pemex le urge un cambio en su esquema de funcionamiento. De tener los “fierros”, es indudable que ya se habría hecho algo sin necesidad de buscar una reforma. Y esto, tiene que hacerse mientras el petróleo siga valiendo “algo”, pues de seguirnos haciendo mensos o de seguir aferrados a un falso discurso de soberanía, podría pasarle lo que al carbón.

Será cuestión de horas para que las más de 200 reservas con las que se aprobó la reforma, terminen de discutirse en el pleno. Pero así, por lo pronto, la polémica Reforma Energética pasó el primer filtro con pocas posibilidades de dar marcha atrás.

Comparte esta entrada

Comentarios