Noé, una decepción

COMPARTIR 
Víctor M Tolosa 24/03/2014 00:00
Noé, una decepción

No me siento un crítico de teatro, música, libros o películas, pero sí puedo opinar, hablar, comentar o criticar cualquier material, tal y como lo hiciera cualquier mortal. El cine y el teatro son dos de mis grandes pasiones y, en lo personal, creo que he visto y disfrutado de muchas buenas cintas y puestas en escena, pero la que acabo de ver el viernes es una “reverenda porquería”. Para mi punto de vista, la cinta Noé es un churrazo más de Hollywood; muchos de los que llenamos la sala nos desilusionamos tanto de la forma en cómo es contado el pasaje bíblico del Arca, que hasta provocó que, a la mitad de la película, muchas de las personas abandonaran la sala con caras de “fraude” y “decepción”. Y es que nos dejamos llevar, primero, por los promocionales, que se veían bastante buenos y, segundo, por el cuadro de actores que forman el filme: Russell Crowe, Jennifer Connelly, Emma Watson y Anthony Hopkins, entre otros, que no entiendo cómo aceptaron hacer esto, porque no creo que estén muy necesitados de dinero. Tenía muchas ganas de ver esta cinta, porque pocas veces se ha abordado este tema en la pantalla grande y esperaba una buena producción, jamás esperas que lo que verás en la pantalla sea una “reverenda porquería”. La aberración que hicieron con este pasaje bíblico es indignante. Casi voy con los productores a pedirles que me regresen el dinero de mi boleto. No es la primera vez que vemos una cosa así de Hollywood, ya van varias, pero nunca me imaginé que una historia de la Biblia fuera transformada de esa manera. Me sigo quedando con El crimen del cácaro Gumaro.

Cosas buenas las que vienen en el espectáculo mexicano, ya que la obra musical Amar y querer, con la cual se festejarán los 50 años de trayectoria artística de José José, va tomando más forma. El príncipe de la canción está tan interesado e involucrado en la obra, que será el narrador de la misma, la cual tiene fecha de estreno el próximo 2 de mayo, en el Teatro Blanquita.

Parece increíble, pero cierto, el terror que ha causado durante 20 años en el teatro la obra La Dama de Negro. Tuve la oportunidad  de ver esta historia en la pantalla grande, pero no me llenó tanto como la versión mexicana en teatro que inició en 1994. En aquellos años, no faltó la persona que dijera que la obra no duraría mucho en México, pues al público no le gustaba ese tipo de montajes, y mira lo que es ahora: todo un clásico del teatro mexicano. La idea de montar esta obra fue de Rafael Perrín, Carlos Bracho y Antonio Calvo, quienes invirtieron hasta el pellejo, ya que sabían que la obra sería un éxito en cartelera. Hoy hay personas que la han visto más de cinco veces. Uno de los pilares de esta obra fue don Germán Robles. El actor le supo dar a la obra ese toque siniestro, macabro y aterrador que esperábamos todos. La maravilla y el amor al teatro de los buenos actores que han desfilado por esta obra la han hecho llegar a las cinco mil representaciones y los 20 años de estar en la cartelera y no sólo en el Distrito Federal, sino también en gran parte de la República Mexicana. ¡Muchas felicidades por este éxito!

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red