La Cumbre Borlaug: la búsqueda de soluciones para la seguridad alimentaria global

A Norman Borlaug se le atribuye haber salvado la vida de más de mil millones de personas alrededor del mundo.

COMPARTIR 
Tim George 25/03/2014 00:00
La Cumbre Borlaug: la búsqueda de soluciones para la seguridad alimentaria global

En 2009, Megan Clark, presidenta ejecutiva de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO) de Australia, declaró que “en los próximos 50 años necesitaremos producir un volumen de alimentos equivalente a lo que se ha consumido durante toda la historia de la humanidad”. Esta estadística es sorprendente.

Significa no sólo incrementar a más del doble el volumen de alimentos que producimos actualmente, sino también encarar un sinnúmero de otros desafíos que enfrentamos hoy en día: las repercusiones del cambio climático; desnutrición severa en países en desarrollo; una mayor demanda de agua, energía y tierra cultivable; un incremento en la erosión de los suelos; altos niveles de desperdicio de alimentos, y, además de todo lo anterior, el incremento sostenido de la población mundial, que está contemplado alcance los nueve mil 600 millones de personas para 2050.

El desafío parece casi incomprensible cuando es presentado en términos tan contundentes; no obstante, afortunadamente hay diversas personas inteligentes que están trabajando arduamente en pensar en soluciones globales.

En este sentido, el Dr. Norman Borlaug fue todo un ejemplo a seguir. Pionero del movimiento de la seguridad alimentaria global, el Dr. Borlaug fue un biólogo estadunidense a quien se le atribuye haber salvado la vida de más de mil millones de personas alrededor del mundo en las décadas de 1960 y 1970 gracias a su trabajo en el mejoramiento de variedades, rendimiento y técnicas de cultivo de trigo.

Considerado como el “padre de la revolución verde”, la labor del Dr. Borlaug lo hizo merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1970 y sembró las semillas de lo que hoy en día es conocido como CIMMYT: Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo.

Ubicado en El Batán, en el Estado de México, CIMMYT es el centro mundial por excelencia para la investigación, el desarrollo, la capacitación y sistemas de cultivo para maíz y trigo. También es un sobresaliente ejemplo de colaboración australiana en México y otras partes del mundo. Australia ha colaborado con CIMMYT desde el inicio de la década de 1970 y es uno de los mayores donantes al Centro (en 2014 el gobierno de Australia aportó más de 18 millones de dólares al CIMMYT), y a la vez mi país se ha beneficiado enormemente de la labor del Centro.

Más de 90% de todo el trigo cultivado en Australia deriva de variedades desarrolladas por el CIMMYT, y muchos científicos agrícolas australianos han pasado temporadas en el CIMMYT en algún punto de sus trayectorias profesionales. Siendo uno de los productos de exportación más importantes de Australia y una fuente clave de proteína para más de cuatro mil millones de personas en todo el mundo, el trigo es un cultivo de gran importancia y un vínculo más que adecuado entre Australia y México.

Es debido a lo antes expuesto que me complace sobremanera asistir a la Cumbre Borlaug sobre Trigo para la Seguridad Alimentaria, a realizarse esta semana en Ciudad Obregón, Sonora. La Cumbre reunirá a algunos de los científicos más destacados del mundo, así como a políticos, académicos, funcionarios gubernamentales y donantes para dialogar acerca de las amenazas y oportunidades que enfrentan los cultivos de trigo alrededor del mundo.

La Cumbre también celebrará los 100 años del natalicio del Dr. Borlaug, un hombre cuya labor ha repercutido positivamente en la mayoría de nuestras vidas.

Durante su discurso de aceptación del Premio Nobel, el Dr. Borlaug enunció que “los alimentos son algo que es dado por sentado por la mayoría de los líderes del mundo, a pesar del hecho de que más de la mitad de la población del mundo padece hambre. La humanidad parece insistir en ignorar las lecciones que la historia nos brinda.” La Cumbre, que tendrá lugar esta semana, debería brindarnos a todos una oportunidad para reflexionar acerca del pasado y desarrollar soluciones coordinadas para un futuro mejor y más sostenible.

Espero sus comentarios en downunder.mexico@dfat.gov.au o en facebook.com/ausembmex.

Embajador de Australia en México.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red