2014: Un Constituyente fuerte

COMPARTIR 
Ruth Zavaleta Salgado 03/01/2014 00:00
2014: Un Constituyente fuerte

Afirmar que un gobierno es de izquierda, derecha o centro a partir de su discurso ayuda poco a entender las políticas públicas aplicadas, principalmente en México, donde la reconfiguración de las ideas políticas quedaron relegadas ante el pragmatismo —necesario en estos momentos coyunturales— de los cuatro principales partidos políticos. Desde el inicio del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto era clara una definición de las posibilidades negociadoras que tendría éste para concretar las reformas estructurales.

En el Congreso de la Unión, PRI y PVEM mantuvieron una alianza estratégica derivada de la elección de 2012; en tanto, las coincidencias en lo social con el PRD y en materia económica con el PAN fueron manifiestas. Esas identidades permitieron avanzar para que un conjunto de reformas se hayan concretado.

El 18 de diciembre, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión emitió la declaratoria de constitucionalidad de las reformas en materia energética. Con la aprobación de 27 de los 31 congresos locales, la discutida reforma se concretó. De acuerdo con la fecha de aprobación, los congresos locales que la avalaron fueron: Querétaro, Chiapas, Veracruz, Estado de México, Hidalgo, Baja California Sur y Durango (13 de diciembre); Quintana Roo, Coahuila, Jalisco, Campeche, Sonora y Nayarit (14); Tamaulipas, Puebla y San Luis Potosí (15); Chihuahua, Aguascalientes, Zacatecas, Baja California y Nuevo León (16); Guanajuato, Sinaloa y Oaxaca (17); Colima (18) y Michoacán (19). (Guerrero la desecho el 19 de diciembre).

Tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados, las discusiones y trabajo de análisis fueron arduos. En tanto, en los congresos locales, la energética es quizá una de las reformas constitucionales que se aprobó en menor tiempo. Un recuento formalizado por algunos medios de comunicación dieron cuenta de la velocidad: Los congresos locales aprobaron la reforma en estos tiempos: Nuevo León (3 minutos), Sonora (siete), Querétaro (diez), San Luis Potosí (20), Veracruz (25), Chihuahua (30 minutos), Campeche (40), Yucatán (48), Puebla (60), Aguascalientes (85), Baja California Sur (90), Zacatecas (105), Chiapas (120), Hidalgo (120), Nayarit (160), Coahuila (180), Quintana Roo (180), Durango (180), Tamaulipas (200), Jalisco (240) y Estado de México (300) (www.informador.com.mx). De los primeros 21 estados en los que se aprobó la Reforma Energética, en diez de ellos se celebró en 2013 la renovación de los legislativos y en todos ellos el PRI-PVEM y el PAN ganaron la mayoría. Esta composición, más las mayorías que PRI y PAN ya tenían, agilizaron la aprobación del Constituyente Permanente. Pero, por qué no sucede lo mismo con otras reformas constitucionales que también fueron aprobadas durante el mes de diciembre? Por ejemplo, la política aprobada el 5 de diciembre en Cámara de Diputados, fue remitida a 26 congresos locales y apenas aprobada en cinco de ellos (hasta el 20 de diciembre): Estado de México, Coahuila, Nayarit, Puebla y Zacatecas.

La Reforma Política que, entre sus principales elementos incluye la modificación del IFE para convertirlo en Instituto Nacional Electoral (INE), otorgándole a esta nueva figura facultades de control político sobre el accionar de los institutos electorales locales, camina de forma diferente a la energética sobre todo por su sustancia eminentemente político-coyuntural.

Matizada por las modificaciones de los principales partidos, la Reforma Política es criticada por haber quedado magra frente a las propuestas profundas que tuvo en el inicio. La misma constitución del INE y su relación con los institutos estatales se ve hoy definida más como una modificación de la arena política local que una modificación sustancial en la institución misma. Por ejemplo, el fundamento para modificar la relación IFE (o INE) con los institutos locales fue matizar y limitar el poder que los gobernadores tenían sobre los congresos estatales y, a su vez, para controlar a los institutos. Así, la reforma inicial planteaba que el INE supliera a los institutos locales quedó fuera por el peso de los gobernadores y ha frenado su aprobación en los congresos estatales.

Por estas razones y otras, resulta muy importante revisar qué pasa en cada Congreso local, su relación con los otros poderes y, fundamentalmente, con el Poder Ejecutivo local, por ello, en las siguientes semanas, trataremos de hacer  un análisis del trabajo de cada uno en este mismo espacio.

                *Maestra en derecho constitucional por la UNAM.

                ruthzavaletas@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios