Operación Margen Protector: concentrada en brindar calma al sur de Israel

La escalada en ataques de cohetes y misiles comenzó antes de descubrir los cadáveres de tres jóvenes secuestrados.

COMPARTIR 
Rodica Radian Gordon 10/07/2014 00:00
Operación Margen Protector: concentrada en brindar calma al sur de Israel

Los trágicos acontecimientos de las últimas semanas —el secuestro y cruel asesinato de los tres jóvenes israelíes, así como el bárbaro asesinato del joven palestino la semana pasada— han alimentado una escalada de violencia. Las autoridades israelíes denunciaron de inmediato y actuaron rápidamente para llegar y arrestar a los criminales involucrados en el asesinato de Muhammad Abu Khdeir y para calmar, al mismo tiempo, los disturbios que sucedieron en diferentes partes de Israel, tensionando las relaciones entre judíos y árabes. Dentro de estos esfuerzos sobresalen la llamada telefónica del premier Netanyahu a los padres de Muhammad y la carta conjunta publicada por el presidente saliente, Peres, y el presidente entrante, Rivlin, destacando la importancia de preservar el Estado de derecho, que no distingue entre sangres, y llamando a las sociedades judía y árabe a derrotar la violencia y mostrar que la respuesta correcta es la convivencia.

Pero la escalada en los ataques de cohetes y misiles lanzados durante el último mes por Hamas y otras agrupaciones de la Franja de Gaza comenzó —y se fortaleció— aun antes de que los cadáveres de los tres jóvenes secuestrados fueran descubiertos. Desde finales de junio el número de misiles lanzados a diario está en ascenso, llegando en estos últimos días a más de cien misiles diarios. Muchos de los misiles están dirigidos al sur de Israel. Además, de manera similar a los acontecimientos en la Operación Pilar Defensivo (2012), también la población concentrada en el centro de Israel (en la ciudad de Tel Aviv y alrededores, que alcanza 1.5 millones más de habitantes) está amenazada por los misiles de Hamas. Esta semana las sirenas también sonaron en Jerusalén, en Hadera y en Haifa, a 140 kilómetros de Gaza. De este modo la estructura de la vida cotidiana de la mitad de la población civil está siendo afectada y perturbada por el creciente alcance de éstos.

Afortunadamente, Israel tiene la capacidad de defenderse, desviando parte de los ataques a través del sistema antimisiles Domo de Hierro, además de contar con la “defensa pasiva”, que incluye medidas tomadas por varias autoridades locales en colaboración con la ciudadanía conforme a las instrucciones de Protección Civil. No obstante, ningún gobierno responsable puede aceptar una realidad de amenazas continuas sobre la estructura de la vida cotidiana de sus ciudadanos. Por ello, la meta principal de la Operación Margen Protector es acabar con dicha amenaza, así como frenar los disparos de todo tipo de misiles y cohetes lanzados desde Gaza.

Cabe destacar que los blancos de la operación israelí son todos militares. Desafortunadamente muchos de los cuarteles e instalaciones de Hamas se ubican dentro de la población civil de Gaza (en violación de los principios más fundamentales de la ley internacional) y a pesar de todos los esfuerzos realizados por el ejército israelí, hay también situaciones en donde lamentablemente ciudadanos se ven severamente afectados. Israel no está interesado en un deterioro de la situación regional. Por el contrario, nuestra aspiración es que al término de este conflicto se establezca el fin de la amenaza misil permitiendo, de ese modo, que ambos lados puedan vivir en condiciones de tranquilidad.
                —Embajadora israelí en México

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red