Mi gran oportunidad

COMPARTIR 
Pedro Cárdenas 03/08/2014 04:20
Mi gran oportunidad

Paul Potts es el típico hombre penoso y de baja autoestima que piensa que su vida no es suficiente, lo que lo hace diferente es que en las noches canta ópera. Su sueño de ser cantante se cumple al ganar un concurso de Britain’s Got Talent. Paul alcanza una fama que nunca imaginó posible, comenzando por YouTube hasta tocar los corazones de miles de admiradores.

  El director de esta película basada en hechos reales, es el conocido David Frankel, quien ha hecho películas como Marley and Me, The Big Year y The Devil Wears Prada. David ha creado expectativas difíciles de cumplir gracias a sus trabajos previos, y en este caso, no cumplió completamente con ellas.

El director nos trae una película emotiva la cual tiene como mensaje que todo se puede si se quiere, aún cuando tengas que vencer  miedos y retos y una desconfianza tan difícil de superar, pero la pasión y el talento puede con cada una de éstas. Estos retos son parte de la vida de Paul Potts, quien es protagonizado por James Corden.

El actor crea un sentimiento de empatía y de ternura que hará que el público desee que le vaya bien durante toda la película. James Corden no hace una actuación increíble ni nada por el estilo, pero sí logra conmovernos y también entrar a la vida de alguien que de tener nada lo tuvo todo.

Me parece que esto se logra a través de la forma en la que nos presentan a Paul, un hombre promedio que trabaja en un supermercado y es molestado por sus compañeros, ¿a quién no le conmueve algo así?

Las actuaciones de Julie Walters, Colm Meaney, Mackenzie Crook, Valeria Bilello, Jemima Rooper, Alexandra Roach y Trystan Gavelle hacen que la historia se desenvuelve en un ambiente inocente que mezcla comedia y a su vez drama; sin ser actuaciones que destaquen. Crean una película que llegará a los corazones de cualquiera que la vea.

El soundtrack de esta película es excelente y cuenta con una mezcolanza magnífica, pues incluye canciones desde Taylor Swift hasta Mozart.

Creo que es una película que vale la pena ver con toda la familia, es entretenida y tierna, pero a su vez, deja un mensaje que a todos conmoverá y con suerte hará que te des cuenta lo mucho que vale la pena seguir tus más platónicos sueños.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red