Nueva era en la relación México-Portugal

Democracia, Estado de derecho, respeto y protección de los derechos humanos y promoción del desarme son algunos de los temas que favorecen el entendimiento luso-mexicano...

COMPARTIR 
México Global 02/06/2014 01:24
Nueva era en la relación México-Portugal

Benito Andión*

El presidente Enrique Peña Nieto realizará una visita de Estado a Portugal el 5 y 6 de junio, atendiendo la invitación del presidente Aníbal Cavaco Silva, visita que será la primera de un mandatario mexicano a dicho país en 16 años. Con este antecedente, es natural que surja la pregunta sobre cuál es la importancia y significado de la presencia del Presidente de México en este país.

En primer lugar, esta visita es parte del proceso de reactivación y fortalecimiento del diálogo político entre México y Portugal, relanzado en enero de 2013, y que produjo ya la visita del primer ministro Pedro Passos Coelho a nuestro país, en octubre pasado, así como visitas recíprocas de los cancilleres. La base de esta aproximación es el reconocimiento de ambos gobiernos y sociedades de que existen el potencial, las afinidades y las complementariedades necesarias para moldear una relación bilateral a la altura de los retos y oportunidades que plantea el siglo XXI.

Sobre el Portugal de hoy, debe reconocerse que, además de las estrictas medidas económicas, el estoicismo histórico del pueblo portugués ha sido el ingrediente esencial en la fórmula para lograr la estabilización de su economía, reemprender el crecimiento y fortalecer su lucha contra el desempleo, fenómenos a los que les llevó la crisis global iniciada en 2008. En ese escenario de salida de la crisis, la estrategia de internacionalización de la economía y las empresas portuguesas, aunada a las reformas estructurales que se instrumentan en México, generan amplias oportunidades para la inversión recíproca y el establecimiento de alianzas de negocios entre empresas de los dos países. Acompañará al presidente Enrique Peña Nieto una importante delegación de empresarios mexicanos que sostendrá encuentros con sus contrapartes portuguesas, en busca de concretar intercambios económicos y comerciales, así como inversiones.

Portugal ha logrado avances significativos en el desarrollo de nuevas tecnologías para la educación, principalmente aplicadas a niveles básicos de enseñanza, área en la que a México le interesa la cooperación bilateral, por lo que el tema será un componente central de las conversaciones con los más altos dirigentes portugueses. La gran competitividad de los dos países en sectores como puertos marítimos y turismo representa también oportunidades de cooperación.

Hay una presencia cada vez mayor de empresas portuguesas en México. Compañías como E-xample, Ascendum, Mota Engil, Martifer Solar, EDP Renovables, Ecochoice, Logoplaste y Banco Espírito Santo han incursionado con éxito en México en los sectores de tecnologías de la educación, maquinaria agrícola, infraestructuras, servicios financieros, energía solar y eólica, y certificación de estándares óptimos de eficiencia energética.

La presencia de empresas mexicanas en Portugal, aun cuando es menos nutrida, tiende al alza rápidamente. A partir de sus matrices en España, empresas como Bimbo, Sigma/Campofrío y ADO/Avanza han encontrado un ambiente propicio en el mercado portugués para desarrollar sus negocios mediante subsidiarias. Kidzania cuenta con una exitosa franquicia en Lisboa. Otras asociaciones de inversión están también por concretarse.

La afinidad de principios que inspiran la actuación internacional de los dos países hace de Portugal un aliado natural de México en los foros internacionales. Democracia, Estado de derecho, respeto y protección de los derechos humanos y promoción del desarme son algunos de los temas que favorecen el entendimiento luso-mexicano en el ámbito multilateral. La Cumbre Iberoamericana y la Alianza del Pacífico (en la que Portugal es observador) son también espacios en los que se produce el diálogo y la colaboración.

Finalmente, es importante subrayar que la visita presidencial tendrá como marco el sesquicentenario de los primeros contactos oficiales entre México y Portugal, lo que le imprime un significado especial, por coincidir con la renovada voluntad de los dos gobiernos para impulsar una nueva etapa de acercamiento en su relación.

                *Embajador de México en Portugal

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red