México, actor responsable

Los participantes analizarán cómo lograr que la cooperación internacional sea más efectiva y permita un mejor uso de los recursos...

COMPARTIR 
México Global 14/04/2014 00:40
México, actor responsable

Juan Manuel Valle Pereña*

 

Una meta central del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto es la de fortalecer a nuestro país como un actor global responsable, con más presencia, compromiso y reconocimiento en el sistema internacional, acorde con el peso de México tanto en términos económicos, como con su historia y tradición diplomática. La cooperación internacional, principio consagrado en nuestra Carta Magna, constituye una herramienta ideal que permite consolidar las relaciones de nuestro país no sólo con las naciones con las que tenemos una relación cercana, sino también con otras con las que aún debemos reforzar nuestros lazos de amistad y colaboración.

En México, estamos convencidos de la importancia de la cooperación como herramienta para enfrentar los retos del desarrollo, que abarcan muy distintos ámbitos, desde la erradicación de la pobreza extrema, hasta la consolidación de modelos de crecimiento sustentable y sostenible, que lleven las oportunidades y la prosperidad a toda la población. Igualmente, estamos convencidos que la cooperación allende nuestras fronteras favorece la estabilidad regional y global, contribuyendo así al propio bienestar de los mexicanos.

Esta convicción es la que explica que seamos anfitriones de la Primera Reunión Ministerial de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo.

Durante dos días (15 y 16 de abril), la Ciudad de México recibirá a más de mil personalidades, entre las que destacan jefes de Gobierno; directivos del más alto nivel de organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Organización Mundial de la Salud o el Banco Interamericano de Desarrollo; más de 100 ministros y secretarios de Estado; y líderes de los sectores empresarial, intelectual, parlamentario, filantrópico y de la sociedad civil, procedentes de todas las regiones del mundo, para construir un diálogo que ayude a la eficacia de los esfuerzos de cooperación.

Con una amplia e intensa agenda de trabajo, que contempla cinco reuniones plenarias y cerca de 40 sesiones especializadas, los participantes analizarán cómo lograr que la cooperación internacional sea más efectiva y permita un mejor uso de los recursos financieros, humanos, tecnológicos y de conocimiento existentes. La discusión partirá de una serie de principios adoptados en 2011 en Busán, Corea, y que hoy son respaldados por 161 países y 54 organismos internacionales. Tales principios persiguen promover una mayor transparencia de las acciones, asegurar que los países en desarrollo tomen iniciativa y centrarse en los resultados, para lograr que todo tipo de cooperación para el desarrollo tenga un impacto real y sostenible en la práctica. México, además de respaldar estos principios, los lleva a la práctica en sus propias políticas de desarrollo, sirviendo como ejemplo para otros países.

La reunión también constituirá una oportunidad para que se reconozca el cada vez más importante papel que juegan los países emergentes en la cooperación internacional, bajo modalidades complementarias y diferenciadas respecto de los donantes tradicionales, así como su contribución al fortalecimiento de un diálogo mucho más constructivo, necesario para crear las condiciones que permitan alcanzar un desarrollo global más incluyente y sostenido.

En el caso específico de México, el papel que juega nuestro país como proveedor de cooperación en su modalidad sur-sur, esto es, con países de igual o menor desarrollo relativo, así como receptor de cooperación, nos pone en una posición privilegiada para comprender las perspectivas y preocupaciones de la gama amplia de actores de la cooperación. Este conocimiento nos permitió impulsar, en el marco de esta reunión, temas clave desde nuestra óptica, como el papel que la cooperación debe y puede tener entre países como México y otros muchos de nuestra región y las posibilidades que un mejor entendimiento de nuestras fortalezas y una mayor transparencia de nuestros procesos abren para el desarrollo de proyectos, en donde se combinan nuestras capacidades con recursos de países más desarrollados, en beneficio de terceros países (cooperación triangular).

La reunión de la Alianza Global debe entenderse como parte cardinal de un proceso más amplio para definir la agenda global para el desarrollo, que guiará la cooperación internacional en los próximos años. En los siguientes meses, en el marco de las Naciones Unidas, estaremos trabajando para acordar la nueva agenda para el desarrollo, más allá del 2015. Los compromisos que adoptemos en la Alianza Global serán una contribución de gran relevancia sobre el cómo alcanzaremos las metas ahí definidas, maximizando el impacto de las diferentes modalidades y tradiciones de cooperación.

Al hospedar esta reunión ministerial de la Alianza Global, México reitera su compromiso y firme convicción en la importancia de fortalecer la cooperación internacional como medio fundamental para alcanzar metas comunes de desarrollo.

*Director ejecutivo de la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red