PISA 2012 y la confianza

Los resultados que se dieron a conocer el martes 3 de diciembre, no sorprendieron en realidad a nadie.

COMPARTIR 
Manuel Gómez Granados 07/12/2013 01:21
PISA 2012 y la confianza

Como cada tres años, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos hizo públicos, el 3 de diciembre, los resultados de la prueba PISA. A diferencia de ENLACE y otros exámenes estandarizados que se aplican en México, PISA es una prueba muestral, es decir, no la presentan todos los jóvenes, sólo un número suficiente para medir su desempeño, y el de los sistemas educativos de los países o regiones administrativas que participan de este estudio.

Los resultados publicados recientemente corresponden a la prueba presentada a principios del año pasado, que estuvo centrada en la sección de PISA, que mide la capacidad de los jóvenes para razonar matemáticamente. PISA cuenta, además, con otras dos pruebas: una que mide la capacidad de los jóvenes para leer y comprender textos y otra más que mide su capacidad para aplicar los conocimientos científicos que adquieren en el aula a problemas prácticos, concretos.

Los resultados que se dieron a conocer el martes 3 de diciembre, no sorprendieron en realidad a nadie. En los primeros lugares se encuentran varios países asiáticos y regiones administrativas de China, como Hong Kong, que ya desde hace varios años tienen muy buenos desempeños en PISA y otras pruebas. En América, Canadá es quien se lleva las palmas. En Europa son Finlandia, Dinamarca, Holanda y Alemania, quienes marcan la pauta, junto con las muy notables historias de éxito de Polonia y Lituania.

Entre los fracasos están países como Estados Unidos, y —lamentablemente— México, además de otros países de América Latina como Argentina y Uruguay, que han perdido las ventajas que conquistaron a finales del siglo, cuando fueron los primeros países de América Latina en erradicar el analfabetismo. Esta prueba evidencia los resultados de inequidades en la educación, por ejemplo, los buenos resultados de Finlandia, Austria, Alemania, Noruega y el Reino Unido están relacionados con la menor desigualdad que los distingue.

Otro dato que nos ofrece PISA 2012 es que en el caso de la prueba de matemáticas, los estudiantes de familias marginadas tienen mayores problemas de desempeño en esa área de conocimiento. Esto es algo que la OCDE relaciona con problemas de confianza de los jóvenes en ellos mismos al señalar que “los resultados de la prueba PISA también indican que el interés, la motivación y la confianza en sí mismos son esenciales para que los estudiantes logren hacer realidad sus capacidades”. El resumen ejecutivo se puede consultar en http://www.oecd.org/pisa/keyfindings/pisa-2012-results-overview.pdf.

Dado el muy mal resultado en PISA matemáticas 2012, pues apenas se lograron 413 puntos, cuando el promedio de los países participantes fue de 494, sería bueno preguntarnos qué tanto facilitamos que los jóvenes mexicanos tengan suficiente confianza en sí mismos al enfrentar los retos que se les plantean como parte de su educación y revisar en serio y a fondo las protestas y demandas del magisterio, así como las recientes declaraciones del gobierno federal para avanzar en una reforma educativa estructural. El problema de la educación también es una cuestión de asignación de recursos, pues aunque se destinen grandes partidas para la capacitación de docentes, se sabe que estos recursos se dispersan en el camino entre cúpulas sindicales y magisteriales. Cualquier cambio en la educación tendría que reflejarse en mejores resultados en el aprendizaje de niños y jóvenes, lo demás es prosa.

                *Analista

                manuelggranados@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios