Cine para empezar 2014

COMPARTIR 
Lucero Solórzano 15/01/2014 00:00
Cine para empezar 2014

Ya conocidos los ganadores del Globo de Oro podemos dirigir la atención a lo que serán las películas más esperadas de estas primeras semanas del año. Insisto en que los títulos enunciados a continuación forman parte de lo que es la oferta estadunidense, en la que como siempre repito en este espacio ni son todas las que están, ni están todas las que son.

Las fechas en que suelen entregarse los Globos de Oro de la Prensa Extranjera acreditada en Hollywood (HFPA-Hollywood Foreign Press Association) no permiten que varias de las películas nominadas hayan llegado a México. Ya tendremos oportunidad en las próximas semanas para ir revisando lo que se espera en los futuros estrenos, y sobre todo en la producción nacional que promete algunas sorpresas en el camino.

Entre las que ya pueden verse se lleva las palmas la más reciente película de Martin Scorsese y su quinta colaboración con Leonardo DiCaprio: El lobo de Wall Street, a la que dedicamos este espacio el viernes pasado. La mejor actuación en la carrera del protagonista de Titanic recibió un merecido reconocimiento con el Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia o Musical. Seguramente en las nominaciones al Oscar que se anunciarán este jueves muy temprano, brillará también el nombre del actor, el del propio Scorsese o el de Jonah Hill como actor de reparto. El guión es redondo, la edición es como un cronómetro; gran película en la línea de Goodfellas y sobre todo Casino.

El repunte de El lobo de Wall Street debe moverle el tapete a 12 años de esclavitud, del director británico Steve McQueen. Esta es la tercera cinta en que dirige a Michael Fassbender, que ahora lleva un personaje de reparto, pero desempeñándose con sus altísimos estándares en la interpretación. El protagonista es Chiwetel Ejiofor que ya se veía desfilando por todos los premios, pero se encuentra con el enorme talento de Leonardo DiCaprio puesto al servicio del maestro Scorsese. Por lo pronto, los resultados de la pasada ceremonia de entrega del Globo no permiten hacer muy precisas predicciones de lo que pueda pasar con el premio de la Academia.

Por otro lado, sin sorpresa, pero con un enorme gusto vimos subir al escenario a Alfonso “Ay güey” Cuarón, que fue premiado por la dirección de Gravedad en la que, como he comentado antes, hace una suerte de reivindicación del formato 3D al que lleva más allá de la sorpresa o el impacto de los grandes efectos especiales que minimizan las historias, haciendo que el espectador se conmueva y vibre ante un relato emotivo, bien contado, que es el protagonista de su película en el marco de muy logradas técnicas de fotografía y digitalización de imágenes.

En las nominaciones al Oscar estará de nuevo presente Cuarón, para Mejor Película y Dirección; su hijo Jonás para Mejor Guión, y Emmanuel Lubezki que se llevará el Oscar a la Mejor Fotografía. No hay duda.

En otro tono se desenvuelve el relato de American Hustle (Escándalo americano), escrita por David O. Russell y coescrita por éste y Eric Singer. Ya el año pasado este director y su película El lado bueno de las cosas recibieron ocho nominaciones al Oscar ganándolo Jennifer Lawrence que de nuevo se lleva el Globo de Oro como Actriz de Reparto y se perfila para llevarse el Oscar por su trabajo en Escándalo americano. Esta cinta llega este viernes a las pantallas nacionales.

Considerando que el Oscar no separa el drama de la comedia, las cosas se ponen interesantes cuando se pase el filtro para integrar a todos en una sola categoría.

Jazmín azul, de Woody Allen, está también en los cines de México. No se la pierda para que vea por qué la protagonista Cate Blanchett se llevó el Globo de Oro a la Mejor Actriz y se lo llevará igualmente en el caso del Oscar.

También de lo que viene en camino ha estado muy premiada Dallas Buyers Club, una historia basada en hechos reales sobre la forma en que enfrentó al sistema de salud pública las primeras víctimas del Sida en Estados Unidos. Grandes actuaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto. Sin duda ambos son lo mejor de la película.

Comparte esta entrada

Comentarios